<
>

LeBron James: Posibilidades de Playoffs casi nulas, pero cerraremos fuerte

play
La noche del Rey: Luz al final del túnel (0:41)

LeBron James logró 36 puntos y 10 rebotes en 33 minutos, y no mostró señales de haberse dado por vencido con los Lakers, aún con ligeras posibilidades de clasificarse a los playoffs. (0:41)

CHICAGO -- Tan desoladora como ha sido su primera temporada con los Lakers, LeBron James declaró que el capítulo final de su carrera no será tan agitado como su Año 1 en Los Ángeles.

“Obviamente, me encantaría que el equipo estuviera en la Postemporada”, dijo James luego de la victoria por 123-107 sobre los Chicago Bulls el martes. “Ahora, (la Postemporada) no es la carta que me dieron, así que uno juega la mano que tiene hasta que barajan las cartas y te dan otra mano y puedes lograr llegar a Playoffs”.

Los Lakers está atrás del Utah Jazz por 6.4 juegos para el octavo y último lugar en Playoffs en la Conferencia del Oeste con 15 partidos por jugar.

La racha personal de James de 13 apariciones consecutivas en Postemporada y ocho en las Finales de la NBA parecen que llegarán a su fin, pero habiendo firmado un contrato por cuatro años con los Lakers el verano pasado, habrá más manos qué jugar en L.A.

“Definitivamente estaré viendo (los Playoffs) si no estoy en ellos y parece que nuestras posibilidades son casi nulas luego de cada juego y varios equipos en el Oeste están jugando bien, así que uno intenta mejorar, pero esta no será la última vez que estaré en la Postremporada”, señaló James.

La victoria sobre los Bulls puso fin a una racha de cinco derrotas para los Lakers. James tuvo una actuación destacada con 36 puntos al acertar 15 de 23 disparos al aro, incluidos varias clavadas, junto con 10 rebotes, cuatro asistencias y dos robos de balón en 33 minutos.

Pese a que los Lakers planean reducir los minutos de James el resto de la temporada, el coach Luke Walton estaba preparado para meter de regreso a James con tres minutos por jugar en el cuarto periodo y con su equipo arriba por 10, al enviarlo a la mesa del anotador.

Si la ventaja en la pizarra era menos de 10 puntos, James estaba listo para sellar el triunfo y elevar su total de minutos a 36 o más si se necesitaba tiempo extra.

“Iba a volver a la duela. Entendió que, dependiendo de qué sucedía en una o dos canastas mientras estaba en la mesa del anotador, iba a poner fin a ese juego para nosotros, pero, cuando entramos en ritmo, lo regresamos a la banca”, explicó Walton.

James dijo que el partido del martes, relativamente insignificante para unos Bulls que llegaron al duelo 30 juegos debajo de .500, fue un mensaje sobre la actitud con la que encara estos duelos.

“No hablo sobre ser profesional, de eso vivo. Ustedes (la prensa) me preguntan y yo respondo, pero vivo siendo profesional, vivo jugando cada partido como si fuera el último, sin importar qué suceda. Uno termina fuerte. Simplemente, así soy”, afirmó James.

Ante la casi nula posibilidad de ir a Playoffs, James dijo que el equipo puede usar el reto de su actual gira con duelos ante equipos calificados a Postemporada como Toronto, Detroit y Milwaukee como una clase de Playoffs para Lakers.