<
>

Gurriel se roba el show en Miami al pegar su primer grand slam

play
¡Grand Slam del Yuli Gurriel! (0:35)

El primer jonrón con bases llenas para el cubano en Grandes Ligas, ha sido en Miami. (0:35)

MIAMI -- Ni siquiera la presencia en Miami del equipo más caliente del momento en las Grandes Ligas, los Astros de Houston, ni de la primera visita a la Capital del Sol de Yuli Gurriel, el pelotero cubano más mediático y popular en los últimos años, fueron capaces de convocar a una gran asistencia al Marlins Park.

Ante apenas 16,448 fanáticos, el propio Gurriel se encargó de enterrar a los peces con el primer grand slam de su carrera y los Astros se impusieron 7-2 a los Marlins en el primer compromiso de una serie de tres.

El cubano depositó de línea una recta a 94 millas por hora del otro lado de la cerca del jardín izquierdo, lanzada por el relevista japonés Junichi Tazawa, para darle la vuelta al marcador en el sexto inning, que se encontraba en ese momento 1-0 favorable a los dueños de casa, por sencillo impulsador de Christian Yelich en el cierre del quinto.

''No sé qué pasa en Miami, no entiendo bien cómo funcionan las cosas aquí. Sé que sólo el difunto Fernandez (José) era capaz de atraer público al estadio, pero yo estoy feliz de esta primera visita porque mi familia y más de 50 amigos sí vinieron a apoyarme'', dijo Gurriel a ESPNDeportes Digital.

''Siempre cuando uno batea un grand slam se siente bien y si es para decidir el juego, pues doblemente mejor. Lo importante es que el equipo está muy bien, todos los días hay un héroe diferente, no dependemos de uno o dos jugadores solamente y como hablamos en el entrenamiento primaveral, este equipo está para grandes cosas este año'', añadió el pelotero, que además del jonrón disparó un doblete en cuatro turnos.

Houston estuvo silenciado por el derecho Dan Straily, abridor de Miami, quien no permitió hits en los primeros cuatro episodios y sólo admitió uno en el quinto.

Pero Evan Gattis sonó un lineazo por el montículo que golpeó en el antebrazo derecho a Straily, quien abandonó el partido tras completar la quinta entrada, cuando apenas llevaba 67 pitcheos.

''No siento mucho dolor y estoy seguro de que estaré en la lomita en mi próximo turno dentro de cinco días. Es desafortunado lo que pasó con ese pelotazo, pues me sentía fuerte esta noche, pero eso es parte del juego. Tenemos que seguir enfocados, porque en este negocio las cosas que hoy van mal mañana pueden cambiar para bien si mantenemos una mentalidad positiva'', dijo Straily, quien lucía un moretón en el antebrazo.

Vino entonces Tazawa y con él los fuegos artificiales para la artillería visitante, para que nuevamente el bullpen echara por tierra una buena actuación de un abridor.

Josh Reddick bateó doble después de un out, el venezolano José Altuve falló para el segundo en elevado al derecho, el boricua Carlos Correa recibió boleto y Gattis fue golpeado para llenar las bases.

Fue entonces que Gurriel, en cuenta de dos bolas y un strike, le botó la pelota.

Una entrada más tarde siguió la fiesta ante Brad Ziegler, tercer lanzador utilizado por el manager Don Mattingly.

El japonés Norichika Aoki abrió con sencillo por segunda y el venezolano Marwin González, de emergente por el pitcher Joe Musgrove, disparó cañonazo al derecho.

George Springer cedió el primer out, pero Reddick fue transferido para llenar las almohadillas y Altuve, con metrallazo al izquierdo, remolcó dos más.

Los Marlins descontaron en el octavo por bambinazo solitario de Justin Bour, quien fue colocado cuarto en la tanda y se fue de 4-3, pero en el principio del noveno, Altuve la botó para completar la cosecha y Brad Peacock sacó los tres outs del noveno para asegurar el triunfo de su equipo.

''Le di bien a una recta en la zona alta y desde que salió sabía que iba lejos'', dijo el pequeño venezolano, que terminó con tres remolcadas en la noche.

''El batazo de Yuli fue clave y yo solamente aporté un poco más de tranquilidad en la pizarra para apoyar el buen trabajo de Joe (Musgrove). Lo más importante de la victoria es que la conseguimos a pesar del cansancio, pues el domingo jugamos doble juego contra los Yankees y llegamos esta madrugada, con pocas horas de sueño'', agregó Altuve.

La serie continúa el martes con el duelo entre el zurdo Dallas Keuchel (6-0, 1.69) y el derecho Tom Koehler (1-1, 5.60).