<
>

Jackie Robinson merece mucha más celebración en América Latina

play
El legado de Jackie Robinson, romper la barrera racial en MLB (2:16)

Para los jugadores latinos, lo hecho por el mítico pelotero de Brooklyn Dodgers, no solo abrió las puertas a los afroamericanos. (2:16)

ATLANTA -- El 15 de abril de 1947, Jackie Robinson debutó en Grandes Ligas (MLB), cambiando el béisbol de Estados Unidos para siempre. Pero su legado no se quedó atrapado en las fronteras de la unión americana, sino que se esparció por todo el continente, especialmente en el área del Caribe.

Como cada año desde 1997, la oficina del comisionado y los 30 clubes de la MLB celebran el "Día de Jackie Robinson" para recordar la fecha en que el intermedista de los Brooklyn Dodgers se convirtió en el primer negro que jugaba en las ligas mayores modernas, quebrando una odiosa barrera racial que se remontaba a más de medio siglo.

En el "Día de Jackie Robinson" todos los peloteros visten el número 42, el único que está retirado de todos los clubes, que usó el mítico pelotero durante su carrera de 10 años. Los Dodgers realizan una ceremonia en casa cada año, en la que participan los familiares del jugador, que falleció en 1972 a los 53 años de edad.

Cuando Robinson enfrentó al pitcher derecho Johnny Sain, de los Boston Braves, en el cierre de la primera entrada de un partido diurno en el Ebbest Field de Brooklyn, se puso en movimiento el carro de la historia. Ese acontecimiento, que habilitó a los afroamericanos, también arrastró a los latinoamericanos, en mayor grado, y a otras minorías, en menor, a la gran carpa.

"Jackie significa mucho para nosotros los latinos, ya que él nos abrió la puerta para que podamos venir a jugar el mejor béisbol del mundo", dijo el dominicano Robinson Canó, un ocho veces Todos Estrellas cuyo nombre es un homenaje al hombre que acabó la exclusividad de la raza blanca en la pelota estadounidense.

"Para mí, es un tremendo honor llevar el apellido de Jackie como primer nombre", agregó Canó, quien juega actualmente con los New York Mets en Queens, muy cerca de donde estuvo el parque de los Dodgers desde 1913 hasta su mudanza de Nueva York a California en 1957.

Siete décadas después del debut de Jackie Robinson, el impacto racial en Grandes Ligas es enorme. De acuerdo a un reporte de género dado a conocer el lunes, este año en MLB, el 41% de los jugadores en las listas del día inaugural tenían antecedentes diversos (afroamericanos, afro-canadienses, latinos, asiáticos o de las islas del Pacífico).

Sin embargo, es la población latinoamericana, no la afroamericana, la que más presencia tiene en MLB en estos tiempos. En 2018, los afroamericanos representaron el 8.4% de las nóminas, una cifra lejana de la cifra tope de 18% de 1991.

Los peloteros de República Dominicana representan cerca del 41% de los peloteros extranjeros y cerca del 12% de todos los jugadores que estuvieron en nóminas regulares y listas de lesionados al inicio de la temporada del 2019, informó MLB el 29 de marzo.

En un comunicado, MLB dijo que un total de 251 jugadores representaron a 20 países y territorios diferentes fuera de los 50 estados de Estados Unidos en el día de apertura de la nueva campaña del béisbol mayor. Los extranjeros representaron el 28.5% de los 882 jugadores (749 en rosters activos y 133 en listas de lesionados, suspendidos o restringidos) de la MLB.

El total de nacidos en el extranjero es el tercero más alto en la historia, detrás del 2017 (259) y 2018 (254), y el porcentaje de 28.5 es el quinto más alto en la historia. El total de territorios representados es el segundo total más alto detrás de los 21 países y territorios representados en 2018.

No obstante esos números y lo que significó el debut de Robinson para impulsarlos, asombrosamente en los países que más se beneficiaron, la ruptura de la barrera racial no es celebrado a la altura del acontecimiento. Y los peloteros latinos lo admiten.

"Creo que hemos sido poco agradecidos", dijo el ex receptor venezolano y actual coach de los Atlanta Braves, Eddie Pérez. "Jackie rompió la barrera para los afroamericanos, nosotros somos afroamericanos. Debemos dar gracias a Jackie Robinson y apreciar lo que él hizo por nosotros los latinos", agregó.

"Definitivamente, pienso que nosotros deberíamos rendirle tributo a Jackie Robinson por lo que hizo por el béisbol. Pienso que la barrera que rompió fue grande y eso nos ha servido bastante a los latinos", dijo el dominicano Luis Rojas Alou, el nuevo coach de control de calidad de los Mets. "En Latinoamérica, deberíamos rendirle tributo", el hijo del legendario Felipe Rojas Alou.

"Para mí sería un honor que en Latinoamérica tuviéramos alguna celebración por lo que hizo por nosotros, la gente de color, los latinos. Gracias a él estamos aquí", dijo el infielder panameño de Atlanta, Johan Camargo.

Antes de 1947, 47 latinos de raza blanca jugaron en las Grandes Ligas, incluyendo 39 cubanos. El colombiano Luis Castro fue el primero cuando debutó con los Atléticos de Filadelfia el 23 de abril de 1902.

Hispanos blancos como el cubano Adolfo Luque, quien ganó 27 juegos con los Cincinnati Reds en 1923 y 194 en una carrera de 20 años, dejaron una profunda huella inicial. Pero fue la admisión del hombre negro que realmente impactó a todas las américas, creando una fuente de nuevas oportunidades para un gran segmento de la población.

"El 90, el 95 por ciento de nosotros viene de familias bastante pobres. Ahora podemos tener la oportunidad de venir a trabajar, haciendo lo que nos gusta, y poder mantener nuestras familias", dijo Canó. "Especialmente en República Dominicana, el segundo mayor productor de peloteros de Grandes Ligas, deberíamos rendir homenaje a Jackie Robinson", agregó.

Años atrás, Canó, en conjunto con la embajada de Estados Unidos en República Dominicana, organizó una actividad para honrar a Robinson, en la que varios peloteros estelares ofrecían clínicas a ncientos de niños y luego jugaban un partido de softbol. Pero eso murió temprano.

"Pienso que deberíamos tener un día para Jackie, no necesariamente el 15 de abril porque estamos en medio de la temporada, pero sí en alguna parte del año. Es lo menos que deberíamos hacer", dijo Canó.

"Nosotros deberíamos celebrar a Jackie Robinson de la misma manera que lo aprecian en Estados Unidos. Algo parecido a como aprecian a Hank Aaaron aquí en Atlanta", dijo el talentoso jardinero venezolano de los Braves, Ronald Acuña Jr..