<
>

Tras 14 temporadas, Jorge de la Rosa podría tener su primera probadita de octubre

play
Un orgullo ser mexicano (2:41)

El relevista nos comparte el significado de entrar a la postemporada en la MLB. (2:41)

Nota del Editor: Puedes ver la versión en inglés de esta historia aquí.

"A mí no me importa pertenecer a cualquier club que quiera tenerme como miembro". -- Groucho Marx

PHOENIX - El relevista de los Diamondbacks de Arizona Jorge de la Rosa y Félix Hernández son miembros de un club al cual preferirían no tener la distinción de pertenecer. El mexicano y el venezolano son los dos únicos lanzadores activos que han jugado 13 temporadas o más en Grandes Ligas sin una sola presentación en playoffs.

La sequía de playoffs más larga para cualquier lanzador activo (de 14 temporadas) le pertenece a De La Rosa. El nativo de Monterrey, México, debutó con los Cerveceros de Milwaukee en 2004 y pasó la mayor parte de su carrera, de 2008 a 2016, con los Rockies de Colorado.

Previo a la llegada de De La Rosa al equipo, los Rockies fueron barridos por los Medias Rojas en la Serie Mundial de 2007. Desde entonces, su única otra aparición en postemporada fue en 2009, cuando ganaron un solo partido en la Serie Divisional contra Filadelfia. De la Rosa no pudo jugar en esa serie debido a una lesión en la ingle izquierda. Colorado no logró regresar a playoffs sino hasta esta campaña.

Hernández, quien debutó en 2005, ha pasado sus 13 años de carrera con los Seattle Mariners. Ellos no han clasificado a playoffs desde 2001, y son en la actualidad el equipo con la sequía de postemporada más larga en Grandes Ligas.

El miembro del Salón de la Fama Ferguson Jenkins, quien jugó para los Cachorros de Chicago, Rangers de Texas, Filis de Filadelfia y Medias Rojas en sus 19 temporadas en las mayores, es ampliamente considerado el mejor lanzador en nunca haber jugado en postemporada, habiendo acumulado 284 victorias en 594 aperturas de por vida.

Ahora con 31 años, Hernández aún está muy por detrás de Jenkins, acumulando 160 victorias en 375 aperturas. El "Rey Félix" ha lanzado 2,502 y un tercio de entradas en su carrera, ninguna en el mes de octubre. Para De La Rosa ese número es actualmente de 1,465 y dos tercios de entrada.

Como punto de comparación, el relevista Hunter Strickland lanzó apenas 7 entradas durante la temporada regular 2014 con los Gigantes de San Francisco antes de debutar en playoffs en el primer partido de la Serie Divisional contra Washington, eventualmente ganando un anillo de Serie Mundial.

Mientras que Hernández tendrá que esperar hasta por lo menos el próximo año para tratar de ponerle punto final a su sequía, la de De la Rosa podría finalizar cuando los Diamondbacks se midan a los Rockies en el partido por el comodín el miércoles.

"Desde que el equipo se metió en la pelea se me metió en la mente, 'Esta va a ser mi oportunidad'. Todavía no pitcheo, pero espero poder pitchar un poco en los playoffs... Creo que es algo que todo el mundo sueña", destacó De La Rosa, quien firmó un contrato de ligas menores con los Diamondbacks antes del inicio de la temporada 2017 tras una pobre campaña con los Rockies el año pasado, donde registró una marca de 8-9 con efectividad de 5.51.

Con Arizona, De La Rosa fue movido al bullpen y tuvo efectividad de 4.21 con record de 3-1 y 17 'holds', y dejó varados 33 de 34 corredores heredados. El lanzador de 36 años hizo 65 apariciones saliendo del bullpen esta temporada, segundo en los D-backs detrás de Andrew Chafin (71 juegos).

Al serle preguntado sobre su fallida oportunidad de lanzar en postemporada en el 2009 y la posibilidad de poder hacerlo en este octubre, De La Rosa fue directo al hablar de lo que significaría para él.

"En el 2009 (los Rockies) llegaron a los playoffs, pero en el último juego que tiré en Los Ángeles me lesioné de la ingle; un tirón. Ya me tenían programado para tirar uno de esos juegos pero no se me dio la oportunidad.

"Este año es algo que estoy esperando con ansias. Yo quiero entrar a los playoffs y quiero tirar un juego. Yo creo que (será) algo inolvidable para mí".

"Siempre vas con la mente que (clasificar a playoffs) va a suceder este año", continuó el mexicano. "Yo estuve en Colorado muchos años y hubo buenos equipos, pero siempre había lesiones y no se nos daba la oportunidad de estar en los playoffs. Este año, ahora con el nuevo rol me he sentido muy bien, y creo que he ayudado al equipo a llegar a donde ha llegado y pues estoy contento con eso".

La presencia veterana de De La Rosa ha sido un pilar en el bullpen de los Diamondbacks esta temporada. Es la primera vez que De La Rosa ha sido relevista a tiempo completo, después de haber pasado toda su carrera con Colorado en la rotación abridora, acumulando un sólido récord de por vida de 86-61, siendo el líder absoluto en victorias en la franquicia.

En cuanto al hecho que su posible primera aparición en postemporada pueda ser precisamente en contra de su exequipo, De La Rosa afirmó sentirse muy contento por sus antiguos compañeros, a quienes considera dignos oponentes.

"Sí es coincidencia, pero yo sé que ellos también tienen un buen equipo. Desde el año pasado se veía que estaban formando un equipo bueno y estoy contento por ellos", destacó. "Tengo muchos amigos que dejé en Colorado y la verdad estoy contento por ellos, pero más contento por mí, por mi equipo".

"Sé que son amigos míos, pero como ellos tratan de darme hit o darme jonrón, yo trato de sacarlos de out; poncharlos. Eso es parte del juego. Creo que como dicen, en el terreno no hay amigos. Solamente hay que competir y tratar de ganar siempre".