<
>

Decepción en el camerino Indio tras la eliminación ante los Yankees

play
Los Indios se mantienen positivos y miran hacía el futuro (2:18)

Francisco Lindor, Edwin Encarnación y Carlos Santana compartieron sus sentimientos tras la derrota ante los Yankees que los dejó eliminados de la postemporada. (2:18)

CLEVELAND - Los Indios de Cleveland tuvieron una histórica temporada 2017, la cual incluyó la conquista de su noveno banderín de la División Central de la Liga Americana, su primera campaña de más de 100 victorias desde 1996 y una histórica racha de 22 partidos ganados de forma consecutiva.

Pero probablemente por lo único que este equipo será recordado es por haber caído ante los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional, a pesar de haber tenido una ventaja de 2-0. Gracias a esto, la temporada 2017 será recordada por siempre como una campaña de potencial no cumplido.

"Me siento orgulloso de nosotros; dimos el cien por ciento en el terreno de juego", dijo el bateador designado Edwin Encarnación. "Tratamos de llegar adonde queríamos llegar, que era la Serie Mundial; no se pudo pero hay que seguir adelante".

"Me siento muy orgulloso del grupo de muchachos que tenemos y lo que duele es que sabemos el talento que tiene este grupo y sabíamos que podíamos llegar más lejos".

La decepción era la orden del día en el camerino de la Tribu tras la inesperada derrota ante los Yankees, un camerino que pasó por muy pocos momentos difíciles en un año repleto de éxitos que sirvió como bálsamo para el fin de la campaña pasada, que finalizó de igual manera, viendo al contrario celebrar en el terreno del Progressive Field.

Y es que los Indios se convirtieron en el primer equipo en la historia de las Grandes Ligas en desperdiciar una ventaja de dos juegos en una serie de playoffs en años consecutivos. Cleveland tuvo una ventaja de 3-1 en la Serie Mundial el año pasado antes de caer ante los Cachorros de Chicago, además de su ventaja de 2-0 sobre los Yankees en esta Serie Divisional.

"Ganamos juntos y perdimos juntos. Fue un honor pasar este año con estos muchachos, y hubo momentos que dolieron, como esta noche", dijo al concluir el partido el dirigente Terry Francona.

"Es decepcionante (pero) nos sentimos bien con nosotros mismos. Finalizamos la campaña jugando muy buen béisbol, (pero) hicimos algunas cosas en esta serie que creo que no son características de nuestro equipo. Cometimos algunos errores... y a veces no logras hacer swing con el bate. Eso es parte de todo. Nos la hicimos más difícil para ganar en algunos casos, especialmente en los dos últimos juegos".

En definitiva, la frustración más grande para los Indios fue su pérdida de identidad. A pesar de ser el mejor equipo defensivo a través de toda la campaña regular, se combinaron para cometer 7 errores en los últimos dos partidos de la serie.

Por otro lado, esa insuficiencia fue aprovechada bien por los Yankees, que formaron su propia identidad al convertirse en el primer equipo en la historia de la franquicia en ganar cuatro juegos de eliminación en una sola postemporada.

"No esperábamos lo que pasó esta noche, pero me siento un ganador", afirmó el primera base Carlos Santana, quien pudo haber jugado en su último partido con el equipo al convertirse en agente libre esta temporada muerta.

"Todo el año fuimos uno de los mejores equipos. En los playoffs es un poco corto ya que la serie es corta y cualquier cosa puede pasar. Y nada, a tratar de mejorar a ver si estoy aquí para el año que viene".

El fin de la mágica temporada de los Indios terminó con un camerino en estado de shock, poco apropiado para un equipo que ganó 102 partidos esta campaña y además ganó sus primeros dos juegos en playoffs, pero no logró obtener esa elusiva victoria en un partido de eliminación.

Tres de los mejores jugadores de la Tribu no lograron replicar su desempeño en la temporada regular, con el campocorto Francisco Lindor bateando para .111 y el segunda base José Ramírez para .100, y quien quizás fue el mejor lanzador en el béisbol este año, Corey Kluber, permitiendo 9 carreras limpias en apenas 6 y 1/3 de entrada en dos aperturas consecutivas por primera vez en su carrera.

No obstante, Lindor, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato el año pasado, afirmó que se despedían de playoffs con la frente en alto.

"Dios nos dio muchas bendiciones este año, muchas cosas bonitas esta temporada, y uno aprende de los errores y sigue para adelante", dijo el puertorriqueño. "Duele, pero pa' lante".