<
>

Luego de la temporada baja más larga, finalmente podemos decir: ¡el béisbol está de vuelta!

Los entrenamientos primaverales son un periodo de optimismo, y Mike Trout y los Angelinos se sienten bien con la adición de Shohei Ohtani. AP Photo/Ross D. Franklin

Yo no sé ustedes, pero yo nunca voy a estar más contento que en esta primavera cuando lea historias del tipo de "¡Él está en la mejor forma física de su vida!" a medida que los jugadores comiencen a llegar a los entrenamientos primaverales.

Yo nunca voy a estar más contento de ver ese primer video de jugadores estirándose y haciendo atrapadas.

Voy a estar muy emocionado la primera vez que Aaron Judge y Giancarlo Stanton se paren en la jaula de bateo para encarar pitcheo vivo.


Esta no es la actitud usual de "invierno malo, bueno para el béisbol" que suele permear en esta época del año, especialmente para aquellos de nosotros que vivimos en áreas donde las entradas de los autos están congeladas y las aceras están llenas de nieve. Se trata de hablar de béisbol y no del revolcón de la agencia libre en la temporada baja. Se trata de hablar de grandes jugadas en vez del ritmo de los partidos. Se trata de hablar de quién está en los entrenamientos en vez de quién no está. Se trata de ver a Judge y Stanton romper los parabrisas de los autos y ver si Ronald Acuna puede hacer el roster de los Bravos y cómo Andrew McCutchen y Evan Longoria encajan en sus nuevos equipos.

Los Yankees se reportan a los entrenamientos el martes a medida que los lanzadores y receptores se someten a sus pruebas físicas. Aaron Boone tendrá su primera conferencia de prensa desde que fue presentado como el manager del equipo, y una de las preguntas que se le hará será sobre su alineación de bateo. No puede equivocarse sin importar lo que haga, pero es divertido especular sobre la alineación del Día Inaugural. Todo lo que sé es que una vez Judge y Stanton se presenten, yo quiero ver los números - no solo sus totales proyectados de cuadrangulares, sino también sus porcentajes de grasa corporal.

Por supuesto, el número que va a seguir apareciendo una y otra vez es el número de agentes libres desempleados; un número que ronda los 100 sin firmar. Esa lista incluye a J.D. Martínez, quien tuvo slugging de .690 la pasada temporada con 45 jonrones; el ganador del Cy Young en 2015 Jake Arrieta; Eric Hosmer, quien viene de tener su mejor temporada; y Mike Moustakas y Logan Morrison, quienes conectaron 38 jonrones cada uno.

El béisbol tiene una manera de hacer esto, de golpearse a sí mismo en la cara, de atraer críticas en vez de celebración. Tuvimos una temporada 2017 sobresaliente que incluyó que Stanton y Judge superaran los 50 jonrones, un José Altuve ganando el premio de JMV para demostrar que el béisbol es para cualquier jugador de cualquier tamaño y una emocionante postemporada que culminó con el primer campeonato de los Astros en la historia de la franquicia. El poder estelar, especialmente de las estrellas jóvenes, significa que el futuro del juego está en buenas manos.

En cambio, nos pasamos todo el invierno preguntándonos por qué los billonarios no comparten más dinero con los millonarios. Ya sea que algunos equipos están "perdiendo a propósito" o meramente "reconstruyendo". Sobre el triste estado de los Marlins luego que Derek Jeter saliera mediante cambios de un cuerpo de jardineros Todos Estrellas en Stanton, Marcell Ozuna y Christian Yelich. Sobre los aspectos económicos de un deporte que vio a los Piratas y los Rays salir mediante cambio de las caras más veteranas de sus franquicias.

A lo que señalo: Los Yankees dejaron en libertad a Babe Ruth, los Gigantes salieron de Willie Mays, los Marineros cambiaron a Ken Griffey Jr.

El hecho es que hay muchas de esas cosas dentro del béisbol. Es interesante para los fanáticos más recalcitrantes como nosotros. El fanático promedio solo quiere ir al estadio, comer comida que es mala para uno y no sentirse culpable, remojarse en el sol y esperar una victoria de su equipo. En estos días de aislamiento social y divisiones políticas, el estadio sigue uniendo a todo el mundo.

De todos modos, el béisbol está de vuelta, y dada la forma en que se movieron las cosas en este invierno, los entrenamientos primaverales se sentirán menos exigentes que nunca. He aquí algunos campamentos a los que vale la pena prestarles más atención:

Yankees de Nueva York. Pienso que tendremos que deshacernos del apodo de los 'Baby Bombers' para el 2018. Judge es ahora un veterano que cumplirá 26 años en abril. Gary Sánchez es un Todos Estrellas que viene de una temporada de 33 jonrones. Stanton es el actual JMV de la LN y campeón de cuadrangulares en Grandes Ligas. El record de jonrones para un grupo de tres compañeros -- 143, por los Yankees de 1961 que tuvieron a Roger Maris (61), Mickey Mantle (54) y Bill Skowron (28) - podría estar en riesgo, junto con el record de más cuadrangulares para un equipo (264 por los Marineros de 1997).

Bravos de Atlanta. Acuna ha sido catalogado como la siguiente gran estrella del juego, el prospecto No. 1, luego de batear .325 con 21 jonrones y 44 robos de base en tres niveles de las menores. La parte más asombrosa de su temporada: Bateó .287 en Clase A, .326 en Doble-A y entonces .344 en 54 juegos en Triple A. Cumplió 20 años en diciembre. Junto con Acuna, los Bravos tienen un grupo de lanzadores prospectos que deben monitorear - ocho de ellos aparecieron en la lista de los 100 mejores prospectos de Keith Law. El gigantesco zurdo brasileño Luiz Gohara debutó en septiembre pasado, mientras que otros tales como Mike Soroka, Kyle Wright, Kolby Allard, Ian Anderson y Max Fried buscarán ser subidos a mediados de temporada.

Angelinos de Los Angeles. Bienvenido a Estados Unidos, Shohei Ohtani. Su intento de jugar en dos posiciones comienza en Tempe, y los entrenamientos primaverales son la oportunidad perfecta para intentar darle la mayor cantidad de turnos posibles. Al mismo tiempo, la primera prioridad de Mike Scioscia es colocar a Ohtani en su calendario para lanzar en la rotación. Si Ohtani no logra batear bien, ¿tendrá eso algún efecto en sus oportunidades de ser bateador designado en algunos momentos de la temporada regular?

Gigantes de San Francisco. Los Gigantes colapsaron con record de 64-98 - luego de una terrible segunda mitad en 2016 - y tendrán que probar que su roster no es demasiado viejo para competir con la ola de juventud que arropa el deporte hoy en día. Ellos añadieron a Longoria (32 años) y a McCutchen (31) para ayudar a a una ofensiva que llegó en penúltimo puesto en la LN en carreras anotadas, pero la parte trasera de la rotación y el bullpen también tendrán que mejorar.

Mets de Nueva York. Los Mets esperan lanzar al bote de basura todo el drama que fue su pasada temporada y comenzar de nuevo, pero todo el escrutinio se centrará en la salud y producción de Noah Syndergaard, Matt Harvey y Steven Matz. Más allá de la rotación, será interesante ver cómo los jóvenes Amed Rosario y Dominic Smith responden tras su primera probada de juego en las Grandes Ligas.

Cachorros de Chicago. Ya ha sido una primavera bastante interesante para Chicago. Kyle Schwarber va a llegar en buena forma física. Ya pasó la resaca de la Serie Mundial, pero los Cerveceros y los Cardenales deben ser mejores en la Central LN. Los Cachorros ya tienen mucho por lo cual luchar en el 2018 - y ahora Yu Darvish va camino a Chicago.

Así que, sí, es hora de hablar de béisbol.

P.S.: ¿Han escuchado algo nuevo sobre J.D. Martinez?