<
>

Price no ganó, pero esta vez aguantó

play
Medias Rojas someten a Astros e igualan la serie (2:08)

La fiesta en Boston fue de los locales y ahora la ALCS se va a Houston, con un triunfo por bando. (2:08)

David Price sigue sin ganar una apertura en postemporadas, pero al menos esta vez aguantó lo suficiente y los Medias Rojas de Boston vencieron 7-5 a los Astros de Houston, para emparejar las acciones a un triunfo por bando en la serie de campeonato de la Liga Americana.

Price trabajó cuatro entradas y dos tercios y dejó a su equipo delante en la pizarra 5-4, aunque le faltó un tercio de inning para poder aspirar a la victoria.

Volvió a dejar muchas dudas, pues toleró cuatro limpias y cinco hits, además de regalar cuatro pasaportes, pero de todos modos, el que no haya salido por la puerta de atrás podría darle un poco de confianza en sí mismo, de cara a próximas actuaciones.

El manager Alex Cora volvió a apelar a su abridor Rick Porcello para prepararle la mesa al cerrador Craig Kimbrel, algo que ya hizo en el primer juego de la serie divisional ante los Yankees de Nueva York y le dio excelente resultado.

Porcello retiró la entrada de 1-2-3, con dos abanicados, en tanto usó 18 envíos y el próximo miércoles deberá tomar la lomita como abridor en el cuarto choque de la serie.

En sentido general, el bullpen de los Medias Rojas se ha comportado mejor de lo que aparenta ser en el papel y curiosamente, el único realmente tambaleante, al punto de empezar a preocupar, es Kimbrel, sacudido en cada salida, aunque ya sume tres rescates a su haber.

Pero hasta ahora, entre lo que va de esta serie de campeonato del joven circuito y la serie divisional ante los Yankees, Kimbrel ha aceptado cuatro carreras limpias en tres y un tercio de actuación, para efectividad de 11.59.

Y cada vez ha sacado el out final con el agua al cuello y la fanaticada al borde del infarto.

Por su parte, el catcher de los Astros, el puertorriqueño Martín Maldonado, tuvo una noche casi tan mala como la del cubano Yasmani Grandal, en el primer juego de la serie de campeonato de la Liga Nacional.

En el séptimo inning, Mookie Betts se embasó por pasaporte, avanzó a segunda con un wild pitch de Lance McCullers Jr. que defendió pésimamente el enmascarado y llegó a tercera y anotó con dos passed balls seguidos.

Boston necesitaba este triunfo a toda costa, luego de caer en el primer encuentro.

Una derrota este domingo que los pusiera en desventaja 0-2 hubiera sido catastrófico, sobre todo ahora que las acciones se moverán por los próximos tres choques hacia el Minute Maid Park de Houston.