<
>

Así se comportaron los diez jugadores a seguir de la temporada 2018

play
Giancarlo Stanton pega dos jonrones (0:49)

El jardinero de los Yankees conectó sus cuadrangulares número 36 y 37 de la temporada en la victoria de Nueva York sobre Tampa Bay. (0:49)

Cada año, antes de que abran los campos de entrenamientos primaverales, escogemos diez peloteros que por diferentes razones, serían interesantes de seguir en la temporada.

Acallados los ecos de la Serie Mundial, toca evaluar cómo se comportaron esos diez que elegimos en el 2018.

1.- Giancarlo Stanton (B)
El poderoso toletero pasó de los Marlins de Miami, con los que venía de despachar 59 jonrones y resultar el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2017, a los exigentes Yankees de Nueva York.

Sus números, aunque bastante buenos, se redujeron prácticamente a la mitad de los que consiguió el año anterior, y no pudo soportar la presión de jugar en una postemporada.

Como que le quedó un poco grande el emblemático uniforme de rayas, pues no es lo mismo brillar en las semivacías gradas del Marlins Park que enfrentar la presión de la fanaticada más exigente de todo el béisbol.

2.- Aaron Judge (A-)

El el 2017, el Juez ganó el premio de Novato del Año de la Liga Americana y se convirtió, a fuerza de batazos, en la nueva cara de los Yankees.

Su segundo año, fatídico para muchos que tuvieron estrenos impresionantes.

Sus números iban bien, hasta que una lesión por un pelotazo lo dejó fuera de acción por 50 juegos, pero la presión de la segunda campaña no lo afectó y demostró que cuando está saludable, puede ser un bateador consistente de 30 o más jonrones y un centenar de remolcadas.

3.- Rhys Hoskins (A)

En los 50 partidos en que participó tras debutar el 10 de agosto del 2017, Hoskins parecía salido de un videojuego: 18 jonrones en 170 turnos le dio una frecuencia de un bambinazo por cada 9.4 visitas al plato.

En su primera temporada completa superó los 30 cuadrangulares y se quedó a cuatro impulsadas de las 100.

Además, demostró buen ojo para discriminar pitcheos, al negociar 87 pasaportes, la séptima cifra más alta en el viejo circuito.

4.- Yoan Moncada (F)

La revista Baseball America situaba al cubano de los Medias Blancas de Chicago como el prospecto número uno de todo el juego.

Fracaso total. Números mediocrísimos, excepto sus 217 ponches, líder de ese departamento negativo en todo el béisbol y primer latino en la historia con abanicar más de 200 veces.

Demostró no estar listo para las Grandes Ligas. La pregunta es si algún día lo estará.

5.- Shohei Ohtani (A-)

Al igual que en el caso de Aaron Judge, las lesiones se interpusieron en el camino del llamado Babe Ruth japonés, por esa rara dualidad de batear y lanzar.

Participó en 104 juegos, 94 como bateador y diez como lanzador y lo hizo muy bien, además de generar un gran impacto mediático y de mercadeo.

Podría llevarse incluso el Novato del Año de la Liga Americana, aunque no volverá a lanzar por lo menos hasta el 2020, al someterse a una operación Tommy John.

6.- José Altuve (A-)

El venezolano Altuve tuvo en el 2017 un año redondo, tanto individual, como colectivamente, que coronó con el título en la Serie Mundial con los Astros de Houston y los premios de Jugador Más Valioso de la Liga Americana y de Mejor Deportista Masculino en Estados Unidos.

Pero esta vez la salud lo abandonó y vio detenida en cuatro sy racha de temporadas consecutivas con 200 o más imparables.

En los 137 partidos en que participó, Altuve siguió siendo Altuve, una máquina de batear que no deja de sorprender.

7.- Justin Bour (D)

Justin Bour no pudo cumplir las expectativas que generó en el 2017, cuando cuando en 108 juegos disparó 25 bambinazos y remolcó 83 carreras.

Apodado "El Tiburón Blanco" por Yiky Quintana, la voz en español de los Miami Marlins, se esperaba que Bour fuera el hombre poderoso del equipo, tras la salida de Giancarlo Stanton, Marcell Ozuna y Christian Yelich.

Pero fue tan mediocre su trabajo, que la gerencia lo cambió a los Filis de Filadelfia a mitad de campaña.

8.- Jose Ureña (B)

El dominicano Ureña fue una grata sorpresa en unos Marlins que iniciaron la temporada del 2017 todavía en duelo por la muerte de su astro José Fernández.

Convertido en el primer abridor del equipo, tuvo uno de los más pobres apoyos ofensivos de sus compañeros y terminó con 9-12 y efectividad de 3.98, aunque unas cuantas de esas derrotas fueron inmerecidas.

Después del incidente del pelotazo al novato Ronald Acuña Jr. tuvo un cierre de campaña espectacular, al ganar seis de sus últimas siete aperturas y dejar efectividad de 1.80 en ese lapso.

9.- Miguel Cabrera (F)

play
0:41

Miguel Cabrera se perderá el resto de la temporada

El veterano venezolano mostró dolor en el biceps de su brazo izquierdo, cuando cerraba un swing en la final de la tercera entrada.

El venezolano Cabrera, el mejor bateador en los últimos 15 años en las Grandes Ligas, ha entrado irremediablemente en la curva descendente de su carrera.

La del 2017 había sido la peor campaña de su vida, afectado por lesiones recurrentes en la columna por dos discos herniados.

Todo indica que no se recuperó o que su cuerpo empieza a dar señales de añejamiento generalizado, pues apenas logró participar en 38 juegos, con solamente tres jonrones y otros números igualmente pobres.

10.- Yasiel Puig (B)

El cubano de Dodgers de Los Angeles tuvo en el 2017 un renacer en su carrera, al lograr cifras máximas en jonrones (28), empujadas (74) y bases robadas (15), además de ser presencia casi permanente en los resúmenes diarios de las mejores jugadas a la defensiva.

Y más allá de las pasiones y controversias que levanta, siguió siendo uno de los peloteros más divertidos de ver.

Pero Puig volvió a dejarnos a la espera de ese despegue a un plano superior, acorde con su innegable talento. Sus números fueron ligeramente inferiores a los del 2017, aunque en 27 juegos menos, pues también estuvo lesionado.