<
>

Al bombero Tuca le dan manguera, pero le cierran la llave

play
Te presentamos la convocatoria del Tri para duelos con Argentina (1:28)

Regresan Layún y Ochoa a vestir la verde (1:28)

Ricardo Ferretti quería a Javier Hernández, a Héctor Moreno y a Héctor Herrera. Sus pretensiones se atoraron en los filtros de la FMF. Ellos, los filtros, supongo, deben saber más de futbol que el Tuca.

1.- Javier Hernández, no llega, según los filtros, porque no está al cien por ciento. Pero, ¿Marco Fabián está en mejor ritmo que Chicharito?

Ya hace meses le explicamos la marginación absoluta de Hernández. Es más fácil que un leproso entre a un jacuzzi. Fue el cabecilla con aires de redentor en pleno Mundial de Rusia.

Ojo, insisto: las exigencias de Chicharito y de otros jugadores eran legítimas, coherentes, audaces, pero el momento en que eligieron extorsionar al Tri en el mismísimo Mundial, fue incorrecto.

"Es ya un tipo insoportable... para todos", fue el diagnóstico sobre Javier entregado a Yon de Luisa, de primera mano. "Si regresa contaminará al grupo".

Sabedor de su exilio, Javier Hernández se defiende con un sarcasmo que muere en el intento, a través de sus redes sociales, porque, peor aún, el West Ham lo tiene boletinado en el 911. No aparece en la cancha.

2.- ¿Por qué Miguel Layún sí? Porque su representante le recomendó que no se peleara con la cocinera. Layún sirve a sus patrocinadores vestido de seleccionado mexicano, no en el ostracismo.

Layún abandonó el grupo de choque. Concilió y se olvidó de la faena de defensor de derechos ajenos, para rescatar los propios. ¿Y es legítimo? Las guerras no se ganan sin arrimarse a la trinchera.

3.- Héctor Moreno es un caso parecido. Descartarlo fue fácil. Su carrera ha estado más estancada que un campeonato de ajedrez entre caracoles. Y, lo peor, parece que se acomodó a esa rutina.

4.- Convertido en el eje del Porto, Héctor Herrera decidió, de momento, desinteresarse de quienes se desinteresaron en él.

Su equipo envió un SOS con luces de alerta a la FMF. El jugador dice sentirse fatigado y el equipo lo quiere entero como su caudillo. Además, aún hay situaciones contractuales sin resolver.

Como sea, a Ferretti debe agradecérsele, más allá del generoso bono que recibirá por su labor de rescatista, el que se ha tomado en serio su misión.

Aunque en la FMF le entreguen la manguera, pero le cierren el agua, el bombero Ferretti seguramente aprovechará los dos partidos para su propio disfrute personal, para fortalecer a la generación de futbolistas que emerge y para corroborar que cuando alguna vez dijo que preferiría dedicarse a basurero que dirigir al Tri, no estaba tan equivocado.

Ya se dio cuenta el Tuca Ferretti que en la FMF, al técnico del Tri, le dan un abrazo siempre, pero sin sacar las manos de los bolsillos... de los demás.