<
>

Syracuse acabó con el invicto del campeón Clemson en casa

play
Los aficionados de Syracuse celebran victoria ¡En el campo de juego! (1:04)

El equipo Dino Babers derrotó sorpresivamente a los rankeados número dos e invictos de Clemson. (1:04)

SYRACUSE -- Eric Dungey terminó el partido con 278 yardas y tres anotaciones, Cole Murphy conectó un gol de campo que rompió el empate en el último cuarto y Syracuse sorprendió a Clemson, N°2 de la nación, 27-24 para poner un freno a las oportunidades de los Tigers de repetir como campeones nacionales.

Clemson (6-1, 4-1 Atlantic Coast Conference) tenía 12 triunfos consecutivos en campo rival, empatando la racha más larga en la historia del programa. También tenían 11 victorias seguidas, el mejor registro hasta el momento en la nación. La última derrota como visitantes fue en 2014 ante Georgia Tech.

El Orange (4-3, 2-1) tiene marca de 3-6 contra el campeón nacional vigente, presumiendo victorias ante Penn State en 1987 y Michigan en 1998.

Los Tigers sufrieron un duro golpe cuando el mariscal de campo Kelly Bryant sufrió una conmoción en el último minuto del segundo cuarto. Sufrió una fuerte tacleada del defensivo Chris Slayton, permaneció en el campo por unos minutos antes de partir al vestidor. Ya llegaba al juego con una molestia en el tobillo tras la victoria la semana anterior ante Wake Forest y terminó el juego con 116 yardas por aire, además de menos 8 por carrera.

Zerrick Cooper tomó el lugar de Bryant en la segunda mitad y guió a los Tigers al gol de campo que les dio el empate momentáneo.

Los Tigers intentaron una jugada sorpresa cuando el tiempo concluía, pero Will Spiers falló el pase.

Syracuse se basó en jugadas grandes para sorprender a los Tigers al registrar seis de 20 yardas o más para superarlos 440-317 en yardas totales, además de limitar a la ofensiva a dos conversiones de tercera oportunidad en 11 intentos.