<
>

Velocidad y explosividad de novatos devuelve relevancia al ataque terrestre

play
¿Quién le puede quitar el invicto a Kansas City? (2:55)

Los expertos analizan quién podrá frenar a los Chiefs en la actual temporada. Pausa de los 2 minutos (2:55)

Quizá no sea la prioridad en la actualidad, pero correr es aún clave en el resultado de los encuentros en la NFL.

El método para atacar por tierra puede variar y equipos como los Kansas City Chiefs, con un ataque vertical y explosivo, o los Jacksonville Jaguars, con un sistema más convencional, así lo demuestran.

Otra prueba de lo eficientes y productivos que son los ataques terrestres de estos equipos es el desempeño que han tenido los novatos Kareem Hunt, de Chiefs, y Leonard Fournette, de Jaguars, quienes son los líderes corredores en la NFL.

Luego de cinco semanas de temporada regular, 23 partidos han tenido al menos un corredor con 100 o más yardas por la vía terrestre y sólo dos de esos equipos han perdido su encuentro.

Es decir, los equipos que tienen un jugador que corre para 100 o más yardas, han sacado el triunfo en el 91.3 por ciento de las ocasiones.

La explosividad ofensiva que han mostrado los Chiefs en 2017 bajo el comando de Alex Smith le ha permitido a Hunt explotar, principalmente, en las segundas mitades de los partidos, cuando las defensivas rivales hicieron ajustes para limitar al pasador.

Por esta razón, Hunt ha sido protagonista de cuatro de esos 23 encuentros con al menos un corredor de 100 o más yardas, desempeño que lo tiene como líder en la NFL con 609 yardas por tierra.

Escapadas de 58 yardas ante Patriots en la Semana 1, de 53 ante Eagles en la Semana 2 y de 69 ante los Chargers en la Semana 3 son pruebas de los espacios que Hunt es capaz de explotar con su arranque y velocidad.

En los últimos dos juegos, las defensivas ya tienen al número 27 de Kansas City como una de sus prioridades, lo que se refleja en los promedios por acarreo de 4.8 y 3.7 yardas ante Redskins y Texans, quienes no pudieron impedir que Hunt rebasara la barrera de las 100 yardas.

En el caso de Fournette, los Jaguars han basado su éxito de una forma distinta, con un ataque que busca establecer el ataque terrestre para así darle tiempo y tranquilidad al quarterback Blake Bortles.

Fournette es segundo en la lista de corredores en la NFL, detrás de Hunt, con 466 yardas, pero su impacto también ha sido clave en el desempeño de los Jaguars, que tienen marca de 3-2 y con dos victorias contundentes en su camino (sobre Pittsburgh y Baltimore).

Si bien la defensiva fue la protagonista de la victoria sobre los Steelers en la Semana 5, el ataque de Jacksonville hizo su parte para finiquitar el duelo.

En ese encuentro, el novato había corrido en 27 ocasiones con el ovoide para 91 yardas antes de tomar el ovoide una vez más y escaparse 90 yardas hasta las diagonales con menos de dos minutos por jugar en el partido.

Si bien los Steelers ya estaban derrotados, la perseverancia de los Jaguars pagó dividendos y le permitió a Fournette engrosar sus números.

La velocidad y explosividad de Hunt y Fournette son ya un motivo de insomnio para los coordinadores defensivos y también ha recordado lo vital que resulta correr con eficiencia en la NFL.