<
>

Eagles pasaron de equipo desastroso a contendiente en el 2017

play
¿Cuál fue la última victoria de Doug Pederson? (0:26)

Kary Correa nos dice la marca del entrenador de los Eagles, rumbo al Super Bowl LII. (0:26)

MÉXICO -- Los Philadelphia Eagles se convirtieron en una de las grandes historias de la temporada del 2017 luego que en la campaña previa se estancaron al fondo de la NFC Este detrás del mariscal de campo Carson Wentz y una plantilla joven llena de talento.

Tras finalizar el 2016, quedaba una sensación que los Eagles tenían un futuro brillante pero pocos se atrevían a apostar que serían contendientes en su división, de hecho parecían un paso atrás de los Dallas Cowboys, New York Giants y Washington Redskins.

Los equipos de la NFL están en constante renovación y la plantilla de Philadelphia no fue la excepción, comenzando con la posición de mariscal de campo donde se desprendieron del suplente Chase Daniel, quien estaba programado para ganar 5 millones de dólares este año, para confiar en el experimentado Nick Foles, quien recibió 7 millones garantizados.

Además de Foles, Philadelphia también adquirió al corredor LeGarrette Blount, los receptores Alshon Jeffery y Torrey Smith, los linieros defensivos Timmy Jernigan y Chris Long, el esquinero Patrick Robinson, el profundo Corey Graham y el pateador Jake Elliott.

Durante el draft, llegaron el corredor Corey Clement, el ala defensiva Derek Barnett y el esquinero Rasul Douglas y más tarde, en la temporada regular, adquirieron en canje al corredor Jay Ajayi procedente de los Miami Dolphins.

Todos ellos, 13 jugadores en total, encontraron una manera de contribuir al equipo, algunos como titulares para darle una cara completamente nueva a Philadelphia, que en el pasado había confiado como armas ofensivas en el corredor Ryan Mathews y el receptor abierto Jordan Matthews, por mencionar algunos.

En el 2016, Philadelphia tuvo la defensiva N° 13 en yardas permitidas y N° 12 en puntos admitidos, mientras su ataque se ubicó en el puesto N° 22 en yardas producidas y N° 16 en puntos anotados. Un año después, Philadelphia N° 4 de la liga en yardas permitidas y puntos permitidos, en ataque acabaron en el N° 7 en yardas totales y N° 3 en puntos conseguidos.

Sin embargo, el cambio de los Eagles no sólo fue de una temporada a otra, en esta misma campaña perdieron tantos jugadores que son un equipo completamente distinto al de la Semana 1.

La ausencia más notable es la de Wentz, quien se rompió el ligamento cruzado anterior en la Semana 15 contra los Los Angeles Rams y quedó marginado por el resto del año, la lista de lesionados de Philadelphia incluye a jugadores como el tackle izquierdo Jason Peters, el corredor Darren Sproles, el apoyador Jordan Hicks y el pateador Caleb Sturgis.

No obstante, los Eagles se las arreglaron para terminar la temporada regular con marca 13-3, como sembrado N° 1 de la NFC, en comparación a su marca 7-9 del 2016.

Después de una gran renovación de plantilla y superar los obstáculos que representa reemplazar jugadores titulares durante la temporada regular, Philadelphia está a un paso de consagrarse campeón de la NFL, ahora su último obstáculo son los New England Patriots.