<
>

Mathieu afirma que no dejó amigos en el Barcelona

play
Top 5 de los mejores goles de la Champions League (1:36)

En ESPN te invitamos a revivir los mejores goles de los cuartos de final del torneo de clubes más importante del mundo; La Champions League. (1:36)

BARCELONA -- Jérémy Mathieu le tiene ganas al Barça. El defensor francés se reencontrará con su antiguo equipo el miércoles en Lisboa y en los días precedentes a la visita del equipo azulgrana al Sporting no ocultó su pesar por cómo le fueron las cosas en el club catalán, sobretodo en sus últimos meses.

Mathieu, en una entrevista al diario Marca, solventó que no dejó amigos en el vestuario del Barcelona porque “amigo es una palabra muy grande. Fue increíble compartir vestuario con algunos futbolistas pero fuera del campo soy una persona familiar que prefiere estar con mi familia”.

Sin embargo, el zaguero francés destacó que en Lisboa ha encontrado en el Sporting, un club “muy familiar, como en Valencia. Estoy muy cómodo desde el primer día”.

Del pasado no mostró ningún arrepentimiento, por su permanencia en el Barça, proclamando que las cosas fueron mejor de lo que algunos quieren mostrar: “Jugué mucho, gané títulos y me duele que se diga que no jugué mucho. En mi primera temporada fue el 58 por ciento de los partidos, marque goles importantes... En la segunda un poco menos, un 53-54 por ciento, que también está bien. Luego fue lo más difícil”.

“Mis dos primeras temporadas en el Barcelona fueron increíbles, pero la última fue algo más complicada” resaltó, negando que se marchase con sabor amargo y recordando especialmente un partido, el de Turín frente a la Juventus, en que fue especialmente señalado por la derrota sufrida.

“He vuelto a ver el partido contra la Juventus y todo el mundo dice que yo fui el problema” expresó Mathieu, admitiendo que “es verdad que en los goles estoy uno contra uno y no me lanzo, reculo”, para recordar la continuación: “Después hacen un pase y podrían decir que qué hacen Mascherano o Piqué, pero no… Es mi opinión”.

El futbolista francés se sintió señalado por Luis Enrique de manera injusta. “Mi tercer año en el Barcelona fue el más difícil tanto por las lesiones como por la falta de confianza del mister”, explicó, recordando que no volvió a jugar más tras la humillación en Italia e insinuando que el entrenador no le trató con el mismo respeto que a otros futbolistas de la plantilla.

Ante el partido del miércoles, Mathieu explicó que espera más ganar que marcar un gol, “eso sería lo mejor”, reconociendo que si marcase ese gol sí “lo celebraría”. “Tengo mucho respeto a mis antiguos compañeros y a la afición, pero lo celebraría por Bartomeu y Robert Fernández, porque creo que no me trataron bien. Resultó muy difícil para mi” resumió el defensa galo, quien en el Sporting ha recuperado las buenas sensaciones que disfrutó en Valencia.