<
>

El Barça no se reserva ni con los deberes hechos

play
Apareció Messi y volvió a brillar Barcelona (1:27)

Los blaugranas consiguieron el triunfo como visitantes con un doblete del crack argentino. (1:27)

BARCELONA -- El Barcelona, clasificado para los octavos de final como líder de grupo por 12º año consecutivo, pone en el escenario este martes apenas la honra y el dinero frente a un Tottenham que se juega su ser o no ser, obligado como está a igualar, por lo menos, el resultado que saque el Inter contra el PSV para superar ronda como segundo.

Un partido sin tensión… Pero sin reservas. Porque Valverde apenas si convocó a Miranda del filial, completando una lista con todos los imprescindibles por más que descubriera que Luis Suárez no jugará y aceptase algunos cambios en el once titular. Y con Dembélé dentro, sin castigo como ocurriera en su anterior espantada.

“Por nosotros el Inter no tiene nada que temer. Queremos ganar porque nos encanta la Champions, por el respeto que tenemos al torneo y porque hay más equipos implicados”, dejó claro Ernesto Valverde, sentenciando que a pesar de haber cumplido el objetivo su equipo encarará el partido frente al conjunto inglés “con el ánimo de ganar” y recordando que el año pasado “llegamos en igual situación contra el Sporting de Portugal… Y cumplimos”.

En una jornada centrada en Dembélé y su nuevo retraso en un entrenamiento que le devolvió al primer plano, el barcelonismo disfruta de la tranquilidad de haber hecho los deberes y, después de haber arrasado al Espanyol en el derbi, contempla el final de 2018 con renovado optimismo, líder en las dos grandes competiciones y afianzado en su moral.

El Tottenham, que visita el Camp Nou por primera vez desde 1982 (cuando perdió por 1-0 en la semifinal de la desaparecida Copa de la UEFA), se enfrenta a un reto descomunal. Necesita imponerse a un Barça que ganó sus últimos cinco duelos como local a rivales ingleses, ante los que no cae desde el 21 de febrero de 2007, cuando el Liverpool le derrotó por 1-2 en los octavos de final del torneo.

Desde entonces, 7 victorias y 3 empates adornan los encuentros entre el Barça y los clubes de la Premier League en un Camp Nou más pendiente de conocer los posibles rivales a encontrar en los octavos de final en febrero que de un partido sin presión… Aunque con interés.

CAMBIOS Y PRUEBAS

“No. Suárez no jugará. Ha estado descansando por unas molestias y no le voy a hacer jugar dos partidos en tres días, no jugará seguro”, concedió Valverde en la sala de prensa, abriendo la puerta a una posible titularidad de Cillessen en lugar de Ter Stegen y dejando en el aire posibles cambios y pruebas pero siempre “con el ánimo de salir a ganar”…

A la hora de la verdad, esperándose que pudiera el entrenador dar minutos a jugadores del filial como ocurrió en la Copa frente a la Cultural Leonesa, su decisión fue llevar hasta las últimas consecuencias el discurso de seriedad que ofreció en la sala de prensa.

Apenas Miranda, considerando que Aleñá ya es jugador del primer equipo aunque su dorsal en Champions no lo indique aún, fue citado del filial y en una lista con 19 nombres del que deberá descartar a un jugador el mismo martes. Pudiera ser Luis Suárez… Pero aún aventurándose una titularidad, que tampoco negó, de Vermaelen y las pruebas que pueda poner en práctica, lo que quedó claro es que concesiones Valverde no dará ninguna.