<
>

River pisó fuerte en Victoria: 3-2 a Tigre

BUENOS AIRES -- River Plate este domingo fue contundente, mostró progresos en su juego colectivo y le ganó 3-2 en Victoria un partido entretenido a un Tigre que luchó hasta el final.

Por la tercera fecha del Torneo Inicial, los goles del Millonario los convirtieron Daniel Villalva, el uruguayo Carlos Sánchez y Manuel Lanzini. Para Tigre, que se mantuvo íntegro hasta el epílogo, anotaron Lucas Orban y Diego Ftacla.

El equipo de Matías Almeyda de este modo quedó a un punto de la cima que ocupan Racing Club, Godoy Cruz y Colón de Santa Fe, por lo que se va reacomodando pronto en su regreso a la máxima categoría del fútbol argentino.

En cuanto al conjunto que conduce Rodolfo Arruabarrena, sigue sin unidades en esta competencia doméstica, tal vez porque se halla en una etapa de transición, ya que en el receso se quedó sin varias de sus principales figuras, como los creativos Diego Morales y Román Martínez, al igual que el artillero Carlos Luna, quien precisamente en la ocasión apareció transformado en un refuerzo de los riverplatenses.

Eso sí, el Matador superó a Argentinos Juniors en el partido de ida por la segunda fase de la Copa Sudamericana.

En el balance River se impuso por su buena producción en el área del adversario y porque se notó una mejoría en su capacidad para manejar los tiempos del juego, más allá de que por momentos Tigre lo apretó demasiado cerca de la posición de Marcelo Barovero.

Está claro que es en el sector defensivo donde River sigue teniendo los problemas que requieren mayor atención.

En el primer tiempo hubo un claro dominio de River en cuanto a la posesión de la pelota y un rendimiento importante de sus atacantes le sirvió para ganar la etapa, aunque cometió errores en la retaguardia que mantuvieron a Tigre con la expectativa encendida para afrontar el segundo período.

En ese primer segmento el marcador se abrió rápido por un pase profundo de Leonardo Ponzio para Villalva, quien se escapó de sus marcadores y definió favorecido por una respuesta técnica inadecuada del arquero Javier García.

El segundo tanto se produjo a los 15 porque hubo un centro desde la izquierda de Rogelio Funes Mori al segundo palo para Sánchez, quien definió de cabeza.

Fue un primer capítulo vertiginoso, de ida y vuelta, en el que River se valió de su volumen de juego para abrir a un oponente preparado para el contraataque.

Tigre en cada réplica buscaba la espalda de Lanzini y explotó constantes errores del lado izquierdo de la última línea de River.

Por ese camino encontró el descuento a los 19, tras un centro de Emmanuel Pío que cabeceó Orban para poner el esférico a la izquierda de Barovero.

Tras ese descuento River buscó bajar la intensidad del juego tratando de asegurar el balón en cada pase, pero eso le costó perder penetración.

El local siguió sin asumir mayores riesgos y por eso decreció el nivel de la última parte del primer episodio.

Cuando volvieron a la cancha River metió la quinta de entrada. Rogelio Funes Mori, una de las figuras del cotejo, desbordó por derecha, metió un centro pasado, Ariel Rojas fusiló a García, hubo un rebote en el guardavalla y quien definió fue Lanzini.

Entonces el Millonario intentó tomar el ritmo pausado de la última parte del primer tiempo, pero Arruabarrena introdujo cambios, reclamó presión y terminó por encerrar al elenco visitante.

El cuadro de Almeyda jugó así demasiado cerca de su propio arco y en el primer error Tigre achicó la diferencia. Perdió la pelota Barovero y Ftacla colocó al local a tiro del empate.

Pudo haber asegurado el triunfo River con un bombazo de Luna que pegó en el travesaño, pero también Tigre lo puso en aprietos hasta el desenlace.