<
>

Sólo uno se puede ir satisfecho

SANTIAGO DE CHILE (EFE).-- Colombia obtuvo un punto de oro como visitante, al empatar sin goles en Santiago con un Chile apagado y sin fútbol en el partido de cierre de la octava jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Alemania 2006, que finalizó con cuatro expulsados.

El equipo de Juvenal Olmos pareció no haberse recuperado de su mala actuación en la reciente Copa América de Perú, pese a que contó con sus máximas figuras y defraudó a los 70.000 aficionados que colmaron el Estadio Nacional.

Colombia, por su parte, confirmó la recuperación mostrada en sus últimos partidos y brindó un café amargo a un país que, antes del choque, no dudaba de la victoria.

El primer tiempo fue de poco fútbol y mucha fricción, al punto que al llegar el descanso ya se contabilizaban cuatro amonestaciones y dos expulsiones directas, una por cada equipo.

En el minuto 17, John Viáfara se ganó la tarjeta roja por una fuerte entrada sobre Claudio Maldonado, que buscó el desquite y siguió el mismo camino.

Durante toda la semana el técnico colombiano Reinaldo Rueda insinuó un esquema conservador, con sólo un hombre en punta, pero sorprendió con Castillo y Preciado en punta y con dos centrocampistas de neta vocación ofensiva, Oviedo y Hernández, mientras Vargas se convirtió en patrón de la media cancha.

En ese contexto, el equipo colombiano sorprendió a Chile, al apropiarse del medio terreno y del control del balón, pero diluyéndose en los metros finales, al punto que el arquero local, Nelson Tapia, no vivió ninguna situación de riesgo.

Chile optó por pelotazos largos en busca de Pinilla o Navia, que siempre estuvieron bien marcados y fueron anticipados por la defensa cafetera, en la que sobresalió Córdoba.

El local despertó en los últimos minutos y pudo irse en ventaja pero lo impidió Calero, que en los 42 se lució al desviar un cabezazo de Navia que iba adentro.

Antes, en los 39, Pinilla cayó en el área colombiana, en un cruce con Perea, que dejó dudas, excepto para el árbitro, que no vio falta en la jugada.

Al inicio del segundo tiempo, Preciado avisó con un disparo bajo que dio en la base del poste derecho del arco chileno antes de irse afuera, mientras Chile, con Marcelo Salas en la cancha, adelantó más sus líneas.

En ese contexto el equipo local pudo por fin lograr el control del terreno y combinar mejores avances, tras las incorporaciones de Rodrigo Tello y Rodrigo Valenzuela, mientras Colombia, sin renunciar a su buen juego, se volvió más conservador y se dedicó a buscar por la vía del contragolpe, sin mucha eficacia.

En el minuto 70 ambos equipos se quedaron con nueve; Rodrigo Pérez y Jairo Patiño, que poco antes había reemplazado a Hernández, tuvieron un par de encontronazos y fueron delatados por uno de los líneas, por lo que vieron la tarjeta roja.

Las expulsiones perjudicaron más a Chile que a Colombia, que retomó el control de las acciones, pero esta vez sus hombres optaron por disparar de media distancia, causando algunas inquietudes para la portería de Tapia.

En el 78, Oviedo tiró bombeado y Tapia apenas pudo anticiparse a Murillo que arremetía, mientras en el otro lado, los chilenos no atinaban y pedían cada ocasión frente a la defensa cafetera.

En esa tónica transcurrieron los últimos minutos, con Colombia manejando el ritmo del juego, mientras Chile masticaba su impotencia.

SINTESIS DEL PARTIDO:

CHILE (0): Nelson Tapia; Moisés Villarroel, Luis Fuentes, Rafael Olarra, Rodrigo Pérez; Jorge Acuña, Milovan Mirosevic (m.59, Rodrigo Tello), Claudio Maldonado, David Pizarro (m.59, Rodrigo Valenzuela); Reinaldo Navia (m.46. Marcelo Salas) y Mauricio Pinilla. DT: Juvenal Olmos
COLOMBIA (0): Miguel Calero; Luis Amaranto Perea, Iván Ramiro Córdoba, Mario Yepes, Gerardo Bedoya; Fabián Vargas, John Viáfara, Frankie Oviedo (m.85, Oscar Díaz), Giovanni Hernández (m.55, Jairo Patiño); Jairo Castillo y Leider Preciado (m.64, Elkin Murillo). DT: Reinaldo Rueda

ARBITRO: El brasileño Wilson Souza Mendonca, auxiliado por sus compatriotas Valter Reis y Jorge Paulo Oliveira. Amonestó a Hernández, Pérez, Preciado, Fabián Vargas, Perea y Murillo; expulsó directamente (m.17) a John Viáfara y a Claudio Maldonado, el primero por una fuerte falta y al segundo por desquitarse; a Rodrigo Pérez y Jairo Patiño (m.70), que andaban a los encontronazos.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Alemania 2006. Disputado en el Estadio Nacional, de Santiago de Chile, ante unos 70.000 espectadores y una temperatura de 12 grados. En la tribuna estaba el presidente de Chile, Ricardo Lagos, junto a otras autoridades.