<
>

Todavía se permite soñar

BARRANQUILLA (EFE) -- La Selección de Colombia venció por la mínima diferencia a Bolivia en un compromiso de la 11ª jornada de las Eliminatorias sudamericanas, que dejan al equipo de Reinaldo Rueda con 13 puntos y aún con posibilidades de clasificarse para el Mundial de Alemania 2006.

El defensor Mario Yepes, de cabeza, a los 18 minutos, fue el encargado de darle el triunfo a Colombia, que como ya se está volviendo costumbre, jugó un muy buen primer tiempo y bajó el ritmo en el segundo. La etapa inicial del partido mostró en los primeros minutos a dos equipos ansiosos, corriendo mucho, pero sin mayor coordinación.

Sin embargo, Colombia rápidamente se acomodó en el terreno aprovechando su condición de local, para comenzar a manejar a su antojo un compromiso en el que Bolivia se defendía de cualquier manera.

El juego en el área del arquero Leo Fernández fue la característica principal, con jugadores colombianos como Freddy Grisales, Elkin Murillo y Mario Yepes, entre otros, que intentaban por todos los medios abrir el marcador.

Así, tras un tiro de esquina de Elkin Murillo que alcanzó a cabecear Amaranto Perea, Mario Yepes se hizo con el balón y lo envió de cabeza a la red. Colombia siguió manejando el juego y las acciones de riesgo en el área de Bolivia continuaron con remates de Murillo, de Grisales e intentos de Angel y Yepes que pudieron haber ampliado el marcador.

Sin embargo, el primer tiempo terminó con esa mínima diferencia en favor de Colombia que hizo un buen trabajo colectivo, ante una Bolivia que parecía no reaccionar. En la etapa complementaria, los locales frenaron su ritmo, mientras que Bolivia trataba de tener el balón, lo que le dio mayor confianza para intentar buscar al menos el empate.

El bloqueo en el que pareció entrar Colombia llevó al técnico Reinaldo Rueda a hacer los cambios necesarios para volver a retomar el control. Andrés Pérez entró por Frankie Oviedo, David Ferreira por Elkin Murillo y Giovanny Hernández por Víctor Pacheco, siendo éste último cambio el más efectivo para beneficio del equipo local, que sin dudas volvió a darle emociones a los pocos aficionados que llegaron al estadio Metropolitano.

A los 74 minutos, Pacheco tuvo una nueva oportunidad de ampliar el marcador, lo mismo que Grisales a los 81, con remates que finalmente no se concretaron.