<
>

Sonó el despertador para la Celeste

SAN CRISTÓBAL (EFE) -- La selección de Uruguay, con mayor oficio y una noche inspirada de Diego Forlán, venció a la anfitriona Venezuela por 1-4 y aseguró su pase a las semifinales de la Copa América 2007.

Los celestes, con su tradicional garra, arrollaron a los venezolanos con dos tantos de Forlán, uno de Pablo García y otro de Cristian Rodríguez, haciendo estéril el parcial empate de Juan Arango.

En el primer minuto de juego, Uruguay ya se aproximó con un fuerte remate de Diego Forlán, que exigió al arquero Renny Vega que respondió muy bien.

La presión uruguaya en la salida dio a Forlán (m.4) una nueva ocasión, cuando sorteó a los defensores rivales y transformó en figura a Vega, que evitó con su salida la caída de su arco.

En otra llegada celeste, el nuevo delantero del Atlético de Madrid increíblemente desperdició sólo y con la portería batida una ocasión de gol, al desviar su remate cuando era más fácil introducir el balón en la red que marcar.

Venezuela reaccionó al contragolpe y una buen pase de Maldonado encontró dentro del área a Juan Arango (m.13), evitando el tanto local el arquero Fabián Carini.

Uruguay, que se mostró más asentado en la cancha, volvió a perder una clara ocasión en los pies de Forlán (m.26) y en la réplica, Ricardo David Páez (m.28) intentó sorprender desde media distancia.

El primer gol del partido llegó a los 38 minutos en una desatención de la defensa venezolana tras un pase de Scotti que permitió a Forlán escaparse de la marca y superar la salida de Vega con un remate raso.

Tres minutos después, Venezuela demostró que no estaba fuera del partido, ya que la zurda mágica de Juan Arango en un tiro libre lejano se coló entre la barrera, que se abrió, en una jugada en la que el arquero Carini no pudo impedir que el balón se colara por el palo derecho.

El segundo tiempo dio comienzo con el despertar de Arango, que dio el primer aviso en el inicio del segundo tiempo con una maniobra individual cerca del área, que preocupó a Carini.

Minutos de mucho nervios afloraron en ambos equipos, que tuvieron dos llegadas claras de Arismendi y Cristian Rodríguez respectivamente, que volvieron a subir el voltaje del partido.

Cuando más parejo estaba el duelo, una gran maniobra de Forlán le permitió a Pablo García (m.65) definir con maestría al ángulo superior derecho de Vega. Fue el 1-2, uno de los goles más bellos de la Copa hasta el momento.

Los venezolanos no se entregaron y buscaron el empate por las bandas, donde apareció Héctor González (m.69) en una veloz escapada, exigiendo la intervención del portero celeste.

Uruguay manejó bien los tiempos del partido con la entrada de Ignacio González por un agotado Recoba, para resguardar la victoria hasta el final.

Con la ofensiva local volcada por el empate, llegó el tercer tanto visitante con una maniobra individual de Cristian Rodríguez, con un tiro raso puso el 1-3.

Ya con Venezuela entregada, en el descuento, Forlán marcó su segundo tanto de la noche aprovechando un rebote del meta local.

Uruguay jugará en las semifinales el próximo martes 10 de julio en Maracaibo, mientras Venezuela concluye su participación.