<
>

Dulce presentación

MÉXICO (Notimex) -- Con una gran actuación de Guillermo
Ochoa, América dio una muestra de lo que puede llegar a ser al
derrotar, y de paso abollarle la corona, a Santos Laguna, al que
venció 3-2 en partido de la fecha uno del Torneo Apertura 2008 del
futbol mexicano.

Los goles del triunfo del cuadro americanista fueron obra del
argentino Federico Insúa, al minuto 16, y del paraguayo Salvador
Cabañas (47 y 85).

Por la visita marcaron Juan Pablo Rodríguez (88) y Agustín
Herrera (93), en el duelo disputado en el estadio Azteca y que
registró una entrada de 40 mil aficionados.

Con este resultado, el conjunto azulcrema sumó sus primeros
tres puntos en el Grupo Dos, mientras Santos se quedó en cero en el
primer pelotón.

Santos demostró su calidad de campeón con un futbol rápido y
preciso, pero que sólo pudo mantener durante el primer cuarto de hora
del encuentro, tiempo en el que América tardó en adaptarse y
aprovechar las fallas de su rival en el cuadro bajo.

Guillermo Ochoa como es una costumbre se convirtió en factor a
favor de su equipo al salvarlo del primer tanto del encuentro en un
espectacular lance a una mano para desviar el balón que amenazaba con
colarse en el ángulo superior izquierdo, luego de un tiro libre de
Juan Pablo Rodríguez, al minuto seis.

La presión santista iba en aumento, parecía que en cualquier
momento iniciarían con la debacle americanista que no encontraba la
forma de sacudirse el toque de balón al que era sometido.

El técnico argentino Ramón Angel Díaz respetó en esencia al
cuadro que utilizó en su gira por Estados Unidos, con la diferencia
de que colocó a José Antonio Castro por la banda de la izquierda y
Oscar Rojas en sector contrario, además que debutó en el medio campo
al paraguayo Enrique Vera.

Un error en la salida de los visitantes dio al traste con todo
el futbol que habían desplegado hasta ese momento, acción que los de
casa no desaprovecharon para irse al frente en el marcador y de paso
quitarse el dominio de los de norteños.

Rafael Figueroa perdió un balón que Juan Carlos Medina aprovechó
muy bien para filtrar al argentino Federico Insúa, quien por el
sector de la izquierda definió con disparo abajo para batir a Oswaldo
Sánchez, al minuto 16.

Tras el gol, la paridad de fuerzas fue lo que predominó en el
terreno de juego, Santos ya no fue el mismo equipo y América buscó,
pero pocas fueron las ocasiones en que logró superar a una zaga
visitante que por momentos se vio desubicada.

La ofensiva de América dio una muestra de lo que es capaz de
hacer y que le valió para aumentar su ventaja en el inicio del
segundo tiempo en una gran jugada del argentino Alfredo Moreno que se
quitó a dos hombres para servir por izquierda a Insúa que mandó un
centro a segundo poste donde Cabañas de cabeza superó a Oswaldo para
poner el 2-0, al minuto 47.

Hasta que los Guerreros se dieron cuenta que ya tenían dos en
contra fue cuando reaccionaron y lo hicieron de manera intensa, al
grado que Ochoa tuvo que realizar dos atajadas impresionantes para
mantener intacta su meta.

La primera en un cabezazo de Vuoso que a dos manos rechazó y la
segunda una intervención providencial a mano cambiada luego de un
potente disparo de Francisco Torres.

Tras estos dos sustos, América se paró mejor en el campo y pudo
controlar a unos laguneros que adolecieron mucho de las ausencias del
argentino Daniel Ludueña y del ecuatoriano Christian Benítez.

A cinco minutos del final, Cabañas le puso la "cereza al pastel"
con un gran gol en un disparo en la entrada del área que se coló
pegado al poste izquierdo de la meta de Oswaldo, para poner el 3-0
que parecía definitivo, sin embargo, Santos vino de atrás para hacer
más decoroso el resultado.

Primero, Juan Pablo Rodríguez acortó distancias con un tiro
libre espléndido que dejó sin oportunidad a Ochoa, al minuto 88.

Ya en tiempo de compensación Agustín Herrera marcó el 3-2, que
dejó muy en claro que la defensa es el punto más vulnerable de los de
Coapa, algo en lo que tendrá mucho que trabajar el Pelado Díaz.