<
>

River venció a Huracán y llega entonado al Superclásico

BUENOS AIRES (DyN) -- River Plate consiguió un valioso triunfo en el Monumental por 2-0 ante un tibio Huracán que le permite llegar entonado al Superclásico ante Boca Juniors del próximo domingo.

El defensor Ezequiel Filipetto, en contra de su valla, y Gustavo Canales marcaron los tantos del conjunto de Leonardo Astrada, que no desplegó un gran nivel, pero le alcanzó con chispazos para superar a un limitado Huracán que no levanta cabeza.

La primera parte fue pareja, aunque River tuvo momentos de buen juego colectivo y prolijidad que le permitieron irse al descanso con la ventaja de 1-0.

La sociedad entre el paraguayo Rodrigo Rojas y Paulo Ferrari, por la derecha, más el aporte de calidad de Marcelo Gallardo, ilusionaron al público local en el comienzo.

Al minuto de juego, Rojas desbordó por la derecha, tiró el centro al madio y Canales definió al cuerpo de Gastón Monzón. El arquero dio rebote, luego Rogelio Funes Mori volvió a impactar el balón y, tras tocar nuevamente en el guardavalla visitante, el defensor Filipetto se llevó por delante la pelota para que River abriera el marcador.

River tuvo chances para aumentar, sobre todo con un movedizo Funes Mori, pero no estuvo fino en la definición.

Huracán, en tanto, se animó poco a poco y le generó peligro a River con centros y pelotazos cruzados, aunque le faltó peso ofensivo.

La polémica de la tarde se dio a los 28. Patricio Toranzo ejecutó un córner desde la izquierda y, tras una mala salida de Daniel Vega, Nicolás Sánchez tocó la pelota con la mano, que Javier Collado obvió. El árbitro cobró el fuera de juego que existió en la continuidad de la jugada de Gastón Esmerado.

El complemento se caracterizó por la impotencia de Huracán, más allá del ingreso del delantero tucumano Gustavo Balvorín, quien, a los 13, elevó un cabezazo por arriba del travesaño.

River estaba tranquilo con la ventaja y buscaba alguna contra para resolver el partido, pero sus imprecisiones le impedían marcar un tanto más.

Finalmente, a los 30, el uruguayo Juan Manuel Díaz avanzó por la izquierda y tiró un centro perfecto para Canales, quien, de cabeza, aumentó el tanteador.

Justa victoria de River, que lo fue a buscar con más decisión y que le ayuda para llegar más aliviado al Superclásico en La Bombonera.