<
>

Liga de Quito perdió pero igual eliminó al campeón Independiente

BUENOS AIRES (EFE) -- La La Liga de Quito cayó 1-0 en Buenos Aires contra Independiente, actual campeón del torneo, pero se clasificó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana gracias al triunfo 2-0 que cosechó en la ida en Ecuador, hace dos semanas.

Leonel Núñez marcó en el minuto 45 el gol que dio el triunfo al equipo de Avellaneda, que terminó el partido con un hombre menos por la expulsión de Fernando Godoy, por doble amonestación, en el 86.

Con la necesidad de remontar la ventaja, la escuadra de Ramón Díaz salió decidida a hacerse rápidamente de la posesión del balón y jugar en el campo de la Liga de Quito.

Los hombres del argentino Edgardo Bauza, por el contrario, fueron un conjunto conservador en los primeros minutos, con laterales contenidos y una estructura preparada para defender y lanzar a Hernán Barcos, el único delantero neto en el once inicial.

Las buenas noticias para Independiente llegaban por el lado de Matías Defederico y Leonel Núñez, encargados junto con Patricio Rodríguez de la elaboración ofensiva, que lucían movedizos y metidos en el partido.

Fue Núñez quien exigió al extremo a Alexander Domínguez en el minuto 7 con un remate de tiro libre que el arquero ecuatoriano descolgó literalmente del ángulo y un rato después 'Patito' Rodríguez terminó con un tiro débil un maniobra que él mismo fabricó por el sector izquierdo.

El equipo rojo fue perdiendo peso y claridad a medida de que pasaban los minutos y el conjunto quiteño ganaba en seguridad y se recostaba en la falta de ideas de su rival, sin preocuparse demasiado por atacar.

Pero cuando el primer tiempo se diluía, Núñez controló en la puerta del área grande un defectuoso rechazo del argentino 'Equi' González y lanzó una bomba que, tras desviarse levemente en la cabeza de Jorge Guagua, derrotó a Domínguez.

Desde los pies del activo Núñez, la figura de su equipo, Independiente manejó los hilos de los primeros tramos del segundo tiempo, pero no logró traducir su abrumador dominio en situaciones claras de gol.

Sólo contabilizó dos: la primera por medio de Rodríguez, quien no pudo conectar un córner desde buena posición en el minuto 51, y la segunda en el 70, cuando Defederico definió sin convicción al cuerpo de Domínguez.

Salvo un contragolpe que el argentino Lucas Acosta concluyó con un remate anunciado a los 71, el conjunto del 'Patón' Bauza tampoco inquietó a Fabián Assmann, aunque, claro está, su negocio era otro.

Independiente perdió lucidez tras la inexplicable salida de Núñez y el equipo blanco acabó el partido con oficio, aunque peligrosamente cerca de su arco y renunciando al control del balón. Este vez le salió bien.

Este partido de vuelta de los octavos de final se jugó en el estadio Libertadores de América, de Independiente, ante 20.000 personas.