<
>

Boca venció 2-0 a Colón y quedó a tres puntos de la cima

BUENOS AIRES -- A Boca Juniors le alcanzó con una ráfaga de poco más de un minuto, de los 19 a los 20 del primer tiempo, para definir en su cancha el partido ante un frágil Colón de Santa Fe, el cual finalizó con ese tempranero 2-0, resultado que le permite al equipo conducido por Carlos Bianchi ubicarse a tres unidades del puntero del Torneo Inicial, Newell's Old Boys.

Emmanuel Gigliotti prolongó su gran momento con el gol que abrió el marcador y una participación decisiva en el siguiente, y Boca, que nuevamente contó con la presencia de Fernando Gago, se apoyó en una firme defensa con buen trabajo de Daniel Díaz para sostener un encuentro que no se le complicó en ningún momento.

El juego comenzó con monopolio de la pelota por parte del anfitrión, que de todas maneras tardó en encontrar profundidad y recién sobre el minuto 9 incomodó Germán Montoya con un remate de Juan Sánchez Miño desde fuera del área que el arquero rechazó con dificultad.

Con el correr de los minutos el equipo local fue haciéndose más lento en el traslado, y cuando parecía que Colón empezaba a acomodarse mejor en la mitad de la cancha llegó el primer gol, a los 19.

Corrida de Sánchez Miño por izquierda, centro boyando al palo más cercano y gran anticipo ofensivo de Gigliotti para meter el cabezazo y vencer a Montoya.

De inmediato, al cumplirse los 20, Gigliotti llegó al área por izquierda, frenó y tocó hacia el medio, remató Sánchez Miño, rechazó Montoya y el rebote lo capturó Juan Manuel Martínez para establecer el 2-0.

Colón no reaccionó en toda la etapa, no generó ninguna situación de riesgo para Agustín Orion, y Boca dejó transcurrir el tiempo con solamente otras dos llegadas profundas.

A los 35, hubo un gran pase de Juan Román Riquelme para Gigliotti, quien apareció por izquierda y remató forzando la intervención de Montoya, en tanto a los 43 Gigliotti cabeceó un centro de Martínez desde la derecha, saliendo la pelota cerca del palo derecho.

Colón salió al segúndo tiempo con Darío Gandín y con Martín Comachi como delanteros, ganó la pelota y se adelantó en el terreno porque Boca se lo permitió, pero jamás encontró fórmulas ofensivas que le dieran profundidad.

Su única oportunidad clara se produjo en el minuto 16 como consecuencia de una falla de Claudio Pérez, pero Comachi, solo frente a Orion, la terminó con un remate defectuoso y desviado.

Boca nunca aceleró. Llegó en sólo dos oportunidades, a los 24, después de una lúcida de acción de Riquelme, con un centro de Sánchez Miño que Gigliotti cabeceó desviado y, a los 43, con un remate de Sánchez Miño que rechazó Montoya, seguido de un cabezazo de Franco Cángele que fue a parar al techo del arco.

Al partido le faltó nivel de competencia dada la impotencia del equipo santafesino, en tanto Boca produjo apenas lo necesario para ganar sin dificultades y continúa en la pelea por el título del Torneo Inicial.