<
>

Lanús volvió a ganarle a Santos Laguna y pasó a cuartos de final

MÉXICO (Télam) -- Lanús avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, luego de derrotar como visitante a Santos Laguna, en México, por 2-0, en un encuentro desquite de una de las series de octavos del tradicional certamen continental.

En el estadio Nuevo Corona de la Ciudad Torreón, el conjunto 'granate' exhibió autoridad y contundencia para ratificar el éxito que había alcanzado en Buenos Aires, una semana atrás, por 2-1.

De este modo, el elenco dirigido por el mellizo Guillermo Barros Schelotto ya se metió entre los mejores ocho del campeonato y en la próxima instancia se enfrentará a Bolívar de La Paz, que dejó en el camino a León, otro rival mexicano.

Aun cuando el triunfo en el primer duelo, tal vez, aconsejaba otro planteo táctico, Lanús no se replegó en su campo y salió a disputar el partido en terreno ajeno. Como Santos Laguna tampoco se achicó y apostó a un dibujo 4-2-2-2, el encuentro se hizo un 'flipper': de ida y vuelta.

En ese contexto, el elenco argentino lució siempre más firme, con un arma desequilibrante: el atacante Lautaro Acosta, quien diseñó un surco por la banda izquierda.

El ex Boca Juniors arremetió siempre por su costado y generó zozobras ante una zaga que mostró fisuras. Y en una de las incursiones ofensivas, a los 28m., el conjunto 'granate' festejó la apertura.

Acosta maniobró por izquierda y le cedió el balón a Maximiliano Velázquez, que pasó por detrás y mandó un centro venenoso. La pelota no pudo ser rechazada por Lacerda y apareció el entrerriano Blanco, quien definió ante Oswaldo Sánchez.

La conquista tranquilizó al visitante y desordenó a un Santos Laguna que solamente pudo inquietar mediante un remate de Javier Orozco que atrapó el seguro Agustín Marchesín.

En el segundo período, más allá del cambio implementado por el DT Pedro Caixinha apenas comenzado (entró el argentino Mauro Cejas, enganche, por Figueroa, marcador de punta), el elenco mexicano se suicidó enseguida.

Es que a los 5m., el endiablado Acosta escapó por izquierda y fue tocado en el área por Sergio Ceballos, por lo que el uruguayo Darío Ubriaco sancionó el correspondiente penal. La ejecución, a cargo de Goltz (fuerte y arriba), permitió el 2-0 aliviador para Lanús.

De allí hasta el final, Santos Laguna 'quemó las naves', adelantó masivamente sus hombres y se expuso a las réplicas visitantes. A esa altura, sin el 'Laucha' Acosta (se retiró lesionado tras la jugada del penal), el 'Granate' dosificó esfuerzos pero tuvo chances concretas de marcar un tercer tanto que hubiese supuesto una goleada.

En el desarrollo, la victoria del equipo argentino fue por demás elocuente y contundente. Y la clasificación a cuartos se inscribió como lógica.