<
>

Fichaje de Arthur, primer pendiente para el Barcelona en verano

play
Valverde, sobre la sanción a Piqué: 'No me voy a pronunciar' (0:16)

El Juez Único ha decidido abrir un expediente a Gerard Piqué por sus palabras en las que se refirió al Espanyol como a un equipo de Cornellà. (0:16)

BARCELONA -- El Barcelona cerró el mercado de invierno convertido en el rey de los fichajes de esta temporada, pero sin perder de vista el futuro inmediato, apuntando al verano y colocando a Arthur en el escenario, para hacerse entonces con él de manera definitiva. Una fuente muy cercana a la negociación confirmó a ESPN que en el Camp Nou se mantiene al volante como “objetivo prioritario”.

Con las tres plazas de extracomunitario ocupadas actualmente en la plantilla por Coutinho, Paulinho y Yerry Mina, algunas voces alertan de la posibilidad de que la permanencia del central colombiano no fuera más allá del fin de la temporada antes de ser cedido a la vez que, por otro lado, se aventura posible acelerar los trámites por adquirir la condición comunitaria de Coutinho.

El Barça, en cualquier caso, quiere tener pleno control sobre Arthur por considerarle un jugador de máximo nivel deportivo y cuya eclosión mediática puede producirse en cualquier momento. Incluso más allá de decidir si empieza, o no, la próxima temporada a las órdenes de Valverde en el Camp Nou.

El Gremio conoce bien las intenciones del club azulgrana y si en diciembre recibió la visita estratégica del secretario técnico Roberto Fernández, ahora ya entró en los primeros tratos con André Cury, representante del Barça en el mercado brasileño y que dio a conocer la primera oferta concreta: 30 millones de euros por acordar el traspaso antes del Mundial de Rusia.

El Tricolor, que mantuvo en los primeros momentos que la salida de Arthur no se produciría por menos de 62.2 millones de dólares, ya rebajó sus pretensiones y estaría en disposición de negociar su venta por 44.8 millones de dólares, aunque exigiendo la permanencia del futbolista en sus filas hasta diciembre de 2018, a imagen y semejanza de lo que ocurrió con Gabriel Jesús y el Manchester City, al que se incorporó desde el Palmeiras el 1 de enero de 2017, cinco meses después de acordar su fichaje.

DECISIÓN
Aunque se hace referencia al fichaje de Vinicius por el Real Madrid para argumentar cierta urgencia en el Barcelona, en el Camp Nou se mantiene que el fichaje de Arthur es un objetivo sólido desde un punto de vista deportivo.

“Es el jugador con mayor referencia a Xavi que se ha visto en los últimos tiempos y esa es la clave para el Barcelona”, explicó esta persona consultada por ESPN y que entiende la estrategia a seguir por el club azulgrana, nada dispuesto a arriesgarse a que en los próximos meses la eclosión de que disfrutó en la parte final de 2017 se convierta en una tendencia alcista definitiva y los clubes que han comenzado a dejarse ver alrededor del Gremio entren a torpedear el trabajo realizado por Roberto Fernández.

Arthur, curiosamente, no tiene aún plaza asegurada en la selección brasileña que acudirá al Mundial de Rusia. Tite, máximo responsable técnico de la Canarinha, le vigilará especialmente en la eliminatoria de Recopa Sudamericana ante el Independiente de Avellaneda, pero el Barça, por si acaso, no quiere correr riesgos y pretende solventar, cuanto antes, su fichaje.