<
>

Paco Jémez ha perdido siempre que enfrenta al Barcelona como DT

play
¿Podrá Paco Jémez romper su sequía ante el Barcelona? (0:59)

El técnico de Las Palmas buscará este jueves conseguir su primera victoria ante los Blaugranas (récord de 0-8 como entrenador). (0:59)

BARCELONA -- Paco Jémez fue reclamado de urgencia desde Gran Canaria para intentar sacar a flote a una Unión Deportiva Las Palmas que se desangraba en la cola de la clasificación, que apenas había ganado tres partidos en 17 jornadas y se abocaba sin remedio a un descenso del que pensó Miguel Ángel Ramírez, su presidente, le podría sacar el ex entrenador del Cruz Azul.

Ocho jornadas después el equipo amarillo permanece en puestos de descenso, mejor situado en la tabla (llegó a cuatro puntos de la salvación y ahora está a uno) pero, a decir de quienes siguen la actualidad, con parecidas sensaciones de bordear el desastre final.

Y en estas circunstancias llega la visita del Barcelona, un rival tan temido en la isla (no pierde desde 1986) como diabólico para Jémez, que ha perdido los ocho encuentros disputados (siempre como entrenador del Rayo Vallecano). Atrevido en su apuesta y elogiado en sus esquemas, la figura del canario ha llegado a ser asociada con equipos de mayor potencial en España, especulándose con su fichaje con el Espanyol... Por más que desde algunos focos se le atribuya un fútbol en ocasiones suicida.

Así, desde su llegada a Las Palmas, el equipo amarillo ha ganado dos partidos y perdido cuatro en ocho jornadas, marcando solamente cinco goles y encajando 15, recordándose con especial pesar la media docena que encajó en su segundo encuentro del torneo en Girona (6-1) en lo que fue una auténtica masacre.

Apenas ha marcado un gol, de penalti, en los últimos tres partidos y todavía da gracias a la diana de Halilovic que sirvió para derrotar al Málaga en el último suspiro de una noche casi dramática en Gran Canaria.

Jémez intentará este jueves darle la vuelta, más necesaria que nunca, a la nefasta estadística que acompaña a sus partidos contra el Barça desde el banquillo: cinco goles a favor y 36 en contra marca su historial de ocho derrotas como entrenador que queda un poco mejorado si se va más allá en el tiempo y se recuerda su faceta de futbolista, cuando en 13 enfrentamientos como defensa de Rayo Vallecano, Deportivo y Zaragoza fue capaz, entre 1992 y 2002, de al menos ganarle tres partidos.