<
>

Manchester City se lleva a otro canterano del Barcelona

play
Barcelona, con poco brillo, da un paso al título (1:22)

Con goles de Suárez y Umtiti, los azulgrana mantienen su condición de invictos, aunque el Valencia les complicó al final. (1:22)

BARCELONA -- Adrià Bernabé, centrocampista de 16 años que cumple su primera temporada en el Juvenil B del Barça, abandonará el club azulgrana al acabar el curso para fichar por el Manchester City, cuya propuesta le sedujo mucho más que la ofrecida desde el Camp Nou.

Interior zurdo con una clase exquisita en opinión de quienes siguen de cerca el fútbol base, Bernabé llegó al Barça en edad infantil, en el verano de 2013 y procedente del Espanyol en un trasvase que en su momento provocó una agria polémica entre los dos clubs.

Su crecimiento en las filas azulgranas fue extensamente elogiado por los responsables de la cantera, que se mostraron muy contrariados cuando los agentes del jugador, nada menos que Iván de la Peña y Carles Puyol, comunicaron la existencia de una oferta del Manchester City, que no quiso igualar el Barça y acabó provocando que Bernabé decidiera marcharse.

A la oferta económica, mucho más atractiva que la del Barça, el City le añade un plan deportivo por el cual en un plazo de dos años formará parte del segundo equipo citizen, el mismo trato que firmó hace un año Eric García, compañero de Bernabé en el equipo cadete del Barça y que entonces fichó por el club inglés.

La del joven interior es la segunda, confirmada, marcha dolorosa en el fútbol base del Barça, tras la que protagonizó a finales del mes de enero Sergio Gómez, de 17 años y que tras proclamarse segundo mejor futbolista del Mundial Sub-17 con la selección española fichó por el Borussia Dortmund, que pagó los 3 millones de euros de su cláusula de rescisión.

Gómez, que actúa en el segundo equipo del Borussia, ya debutó en la Bundesliga y su ejemplo habría sido trascendente en la decisión de los asesores de Bernabé, tanto desde un punto de vista económico como deportivo, a la vista del cada vez más limitado protagonismo de la cantera del Barça no ya en el primer equipo, sino también en el Barcelona B, donde 16 futbolistas de su plantilla no han pasado por las categorías inferiores del club azulgrana.

El ‘ascensor’ del Barcelona ha sufrido en los últimos años un parón evidente. Si Sergi Roberto es el último canterano que ha logrado hacerse con un puesto en el primer equipo, los que vienen empujando desde atrás se encuentran sin posibilidades ante la política de fichajes del club, tanto en este primer equipo (20 incorporaciones en las últimas cuatro temporadas) como en el filial, al que en las últimas dos temporadas se han sumado hasta 22 futbolistas que no pasaron por el juvenil del club, llegando de otros clubs.