<
>

'Chaco' se lleva las palmas ante Tigres

play
'Chaco' se gana el corazón de la afición (0:24)

El jugador del Cruz Azul demostró porque es un ídolo, al finalizar el partido compartió tiempo con los fans. (0:24)

MÉXICO -- Era el ocaso de la batalla, no había nada para nadie. El empate a cero prevalecía y cualquier mínimo error costaría una derrota.

Christian Giménez lo entendió como pocos y reaccionó con una carrera para quitarle el balón a André-Pierre Gignac, cuando este se marchaba solo para encarar a Corona y definir la batalla frente a Cruz Azul. El '10' celeste fue héroe de nuevo, pero ahora desde una faceta atípica para él al evitar el que probablemente habría sido un tanto en contra.

La afición celebró de inmediato. Ahora no fue un gol o una asistencia. Ni siquiera fue un regate. 'Chaco' regaló una carrera para la anécdota. Fue desde atrás de mediocampo hasta quitar el balón y salir tocando.

Los aplausos fueron inmediatos. La ovación fue general. 'Oe, oe, oe, Chaco, Chaco', cantaron los seguidores de La Máquina, mientras el '10' regresaba a su sitio habitual en el campo, bufando tras el esfuerzo.

"Era un juvenil, solo que se hizo cirugía estética. Es un ejemplo para todos nosotros, para los chicos que vienen de abajo. Es un orgullo y honor ser su entrenador", destacó Paco Jémez tras la labor de Giménez y esa acción que valió casi un gol. Al menos uno en contra, que provocó una ovación general.

"Fue una jugada muy rápida en la que achicaron los defensores y el 'crack', como le digo yo, no me vio, y yo corriendo le saco un poco de ventaja a alguien que está parado. Al no parar de correr tuve la suerte de intervenir en esa jugada", comentó tras el juego Giménez.