<
>

Para Yasser Corona se cierra un ciclo, pero inicia otro

play
'Se cierra un ciclo e inicia otro' (3:19)

No te pierdas esta noche la entrevista especial con Yasser Corona en Futbol Picante. (3:19)

MÉXICO -- El pasado 31 de enero, Yasser Corona cayó al campo conmocionado, imposibilitado para levantarse, con la sexta cervical dañada, que lo ha mantenido lejos de las canchas desde entonces y con un nuevo comenzar.

Sus rehabilitaciones continúan en Tijuana, aunque tiene la incertidumbre de si volverá a jugar o no. De momento no piensa ni se enfoca en eso. Lo primero en lo que se concentra es en estar bien, en mantenerse en recuperación y tomar las cosas como vienen.

“Estoy en un momento de transición, de volver a empezar, un momento, aunque no pueda imaginarse la gente o se sorprenda, estoy bastante feliz, tranquilo con la gente que me rodea. Estoy bastante tranquilo en este proceso de recuperación física. Estoy bastante bien”, expresó el defensor en entrevista con ESPN.

Corona camina con apoyo de un bastón tras el choque que sufrió el pasado mes de enero. La situación la ha encarado con la entereza de que la vida sigue y que queda mucho por delante, no solo el futbol.

“Apenas tengo 30 años, me queda mucha vida por delante, estoy seguro de que si se cierra un ciclo, empieza otro, así que seguiré con esta alegría, con esta buena vibra, intentando ayudar a la gente que me rodea”, señaló.

El zaguero se ha sentido apoyado por el club, por sus compañeros y el entorno del futbol en general.

“Si algo me he sentido, es cobijado. Al contrario, me he acercado muchísimo más a las personas que me rodean. Me he acercado muchísimo más a este club, a esta gente, a los clubes a los que pertenecí. Mis amigos y todos, nunca encontraré palabras de agradecimiento”, expuso.

Acerca de Xolos, a pesar de que este torneo no jugará, fue registrado, además de que su contrato se mantiene intacto. Es un detalle que agradece de la directiva.

“Del contrato ni hablemos, no lo hemos tocado y estamos como si nada hubiera pasado. El claro ejemplo es que me registraron. Han estado conmigo y me han hecho sentir parte de este club. En ningún segundo me he sentido fuera del club. El día que desperté y la gente cantaba mi nombre, desde ese momento me he sentido cobijado y cerca de la gente”, recordó.

La etapa de transición en la que se encuentra en la actualidad igualmente le han dejado algunas enseñanzas como “aprender a vivir otra vez, a verle el lado bueno a las cosas. Creo que algo que me quedó muy grabado, que me dijeron en la rehabilitación, es que siempre hay alguien que quiere aprender de ti, y la energía que transmites, siempre será algo que a alguien más le vendrá bien, y que yo tenía que estar bien para que mi mujer estuviera bien, lo mismo con mi mamá, mi papá, mi hijo”.