<
>

Largas filas en el Azteca para la vuelta América contra Pumas

play
Fanáticos Pumas batallan por boletos en el Estadio Azteca (0:38)

Un par de aficionados auriazules se hicieron de entradas pese a las largas filas alrededor del inmueble. (0:38)

MÉXICO -- Las filas para la compra de los boletos para el juego de vuelta entre América y Pumas en el estadio Azteca fueron largas y de mucha espera; sin embargo, conformé avanzó el día, menos aficionados se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula para adquirir entradas para el Clásico Capitalino.

La administración del recinto abrió la zona general, con precio de 250 pesos, para venta a todo el público, misma que se agotó en inmediato en la cabecera sur (porra visitante), así como la zona lateral. Por la tarde, se puso al servicio la cabecera norte (porra local) y tardó más tiempo para que se vendieran todas las entradas.

Como es costumbre, la reventa no dejó pasar la oportunidad de hacer negocio y vendían boletos de mejores zonas gracias a que tuvieron acceso a los mismos por tener abono. En la zona de en medio, los boletos los ofrecen en 350 pesos, mientras que hasta abajo llegan a 700 pesos.

Miembros de la Secretaría de Seguridad Pública custodiaron la taquilla del Azteca y detallaron a ESPN Digital que no hubo conatos de bronca, ni detenidos por la reventa. Aseguraron que el único incidente que calmaron fue la desesperación de algunos aficionados al momento que se abrieron las puertas.

Por su parte, Ernesto, aficionado de Pumas, señaló que no hubo problemas para adquirir las entradas.

“Lo único fue la espera, como de dos horas. Nos costaron 250 pesos y son de cabecera norte”. Y aseguró que las porras, “siempre han sido un problema porque siempre hay broncas y manchan el espectáculo”.

De la misma forma, Carlos, seguidor del América, expresó que no vio a revendedores. “No he visto a la reventa aquí. Lo único que me dijeron es que sólo había de cabecera norte”.

Será cuestión de horas para que la administración del estadio anuncie que se agotaron los boletos, ya que los aficionados de América y Pumas prometen un lleno en el Azteca.