<
>

Imponen multa histórica a Arda Turan y podrían correrlo

play
Arda Turan: 'Siento la misma emoción que cuando firmé con el Atlético' (0:19)

El jugador espera triunfar con su nuevo equipo. El club turco Başakşehir y el Barcelona acordaron una cesión por dos temporadas y media, justo cuando finaliza su contrato. (0:19)

Arda Turan, cedido por el FC Barcelona al Istanbul Basaksehir hasta el final de la próxima temporada, podría tener sus días contados en el club turco, que se plantearía la rescisión de su contrato después del último, y grave, incidente que el futbolista protagonizó y que amenaza con una pena de cárcel.

De momento el Basaksehir ha decidido imponerle una multa de 430 mil dólares, la más alta de la historia del club, explicando en un comunicado su decisión: “Nuestra junta directiva se reunió el 15 de octubre a las 19.30 horas en una reunión extraordinaria, siendo el único punto de la agenda nuestro jugador Arda Turan, y tomándose varias decisiones al respecto”.

“Queremos hacer saber que los hechos reflejados en la prensa respecto a la actuación de nuestro futbolista, que estuvo tres días de permiso por los partidos de la selección nacional, no son compatibles en absoluto con la ética y el concepto profesional del club de fútbol Istanbul Basaksehir”, continua, concretando que después de “haberse transferido el asunto a la Justicia, y reservando nuestro derecho de tomar decisiones y medidas adicionales, hacemos saber a la opinión pública que hemos impuesto (al futbolista) una multa de 2,5 millones de liras (unos 430.000 dólares). Hasta que la Justicia dicte sentencia, el jugador continuará con sus responsabilidades profesionales”.

Aunque, de momento, no está planteado ese escenario, si el Basaksehir, amparándose en esos problemas con la justicia de Turan, solventase romper el contrato que tiene firmado hasta junio de 2020, se abriría un escenario impensable, con el Barça como incómodo espectador teniendo en cuenta que, a fin de cuentas, el futbolista es de su propiedad.

Su regreso al Camp Nou se entiende imposible pero podría darse el caso, más allá de su ingreso o no en prisión, que Arda Turan, quien en enero de 2019 cumplirá 32 años, perdiera todos sus derechos contractuales. Y un salario neto acumulado (hasta junio de 2020) que se entiende por encima de los 16 millones de dólares.

La fiscalía turca presentó cargos contra el jugador solicitando una pena de (http://espndeportes.espn.com/futbol/nota/_/id/4869801/arda-turan-podria-ir-a-la-carcel-tras-nuevo-lio) 12 años de cárcel por delitos de lesiones y amenazas a raíz del escándalo que protagonizó en una discoteca, tras lo cual, de acuerdo a informaciones periodísticas del país otomano, estaría seriamente amenazada su continuidad en el Istanbul Basaksehir.

El Barcelona y el club turco firmaron en enero un contrato de cesión que se prolonga hasta junio de 2020 pero el rendimiento deportivo de Arda no ha sido, en absoluto, el esperado por el propietario del Basaksehir, quien apostó personalmente por su incorporación con el sueño de que fuera la clave en el crecimiento de un equipo siempre a la sombra de los grandes del país.

Tal fue la decepción, que después de jugar 11 partidos en la segunda mitad del pasado curso, Turan fue expulsado el 4 de mayo en la recta final del choque frente al Sivasspor por empujar a un juez de línea, tras lo cual fue duramente castigado con 16 partidos de sanción, que sigue cumpliendo.

De hecho, le restan todavía 4 partidos por delante y de acuerdo al calendario estaría en disposición de reaparecer el 26 de noviembre en el partido de Liga frente al Göztepe… Una situación que, sin embargo, ha cambiado a raíz del incidente que protagonizó la última semana.

Apartado de la selección, fuera de forma y caído en desgracia de cara a la opinión pública de Turquía, Goksel Gumusdag, dueño del Basaksehir y que firmó personalmente en Barcelona la cesión en Barcelona en enero, se plantearía rescindir el contrato de Turan, por el que tiene asegurados unos ingresos anuales cercanos a los 9 millones de dólares