Otro más para la lista

El fichaje del colombiano Luis Amaranto Perea corrobora, una vez más, la vocación latinoamericana del Atlético Madrid

Actualizado el 9 de julio de 2004
 

MADRID (EFE) -- El fichaje del colombiano Luis Amaranto Perea por el Atlético de Madrid corrobora, una vez más, la vocación latinoamericana del club rojiblanco, que siempre ha sabido mirar al otro lado del Atlántico para buscar grandes jugadores con los que engrandecer su centenaria historia.

Desde Vavá a Perea, más de una veintena de grandes futbolistas latinoamericanos han jugado con la camiseta del Atlético en los últimos años.

Alemao, Pereira, Leivinha, Heredia, Hugo Sánchez, Donato, Simeone o "Mono" Burgos son algunas de las figuras sudamericanas que hicieron vibrar a los aficionados de la ribera del Manzanares y que ocupan un lugar preferente en la historia del club.

Los brasileños Donato y Baltazar se incorporaron al club en 1988 y fueron dos grandes aciertos del recientemente fallecido presidente Jesús Gil. En 1992 llegó el mexicano Luis García, como sucesor del goleador Hugo Sánchez y en 1994, bajo la batuta del técnico colombiano Pacho Maturana, llegaron José Adolfo "Tren" Valencia y Diego Simeone.

"El Cholo" hizo historia en el club en apenas tres temporadas, al convertirse en el ídolo de la afición por su carisma y fuerza, mientras que el delantero colombiano se ganó las iras de todos por su escaso rendimiento.

El uruguayo Fernando Correa y el argentino Leonardo Biagini compartieron con Simeone el mayor éxito del club, el famoso 'doblete' (Liga y Copa) de la temporada de 1996.

El delantero argentino Juan Eduardo Esnaider y el brasileño Juninho fueron los siguientes fichajes hasta que en la temporada 1998-99 llegaron los argentinos José Antonio Chamot y Santiago Hernán Solari.

Los paraguayos Carlos Alberto Gamarra y Celso Ayala recrearon en el equipo madrileño la pareja defensiva central que con la selección de su país parecía infranqueable. Sin embargo, el Atleti bajo a segunda y pasó "dos años en el infierno"

En el ascenso de 2001 tuvo una especial implicación el portero argentino Germán "Mono" Burgos y, ya de nuevo en Primera, siguió la aportación latinoamericana con la llegada de los también argentinos Fabricio Coloccini y Juan Gómez y del brasileño Emerson.

Los argentinos Matías Lequi, Ariel Ibagaza y Leonardo Neoren Franco "Leo Franco" son el penúltimo eslabón de una cadena que cierra, por el momento, el colombiano Luis Amaranto Perea.

En el Vicente Calderón siempre gustaron del buen fútbol y la cantera Latinoamericana siempre contribuyó a hacer más grande al Atlético de Madrid.

CONTENIDO PATROCINADO