<
>

Browns vencen a Steelers en juego con final vergonzoso

CLEVELAND (AP) -- Myles Garrett, ala defensiva de los Cleveland Browns, le arrancó el casco a Mason Rudolph, quarterback de los Pittsburgh Steelers, y lo golpeó con éste en la cabeza, durante los últimos segundos del partido del jueves, en que los Browns sorprendieron al imponerse 21-7 sobre los Steelers.

La intensa pelea, en la que se enfrascaron otros jugadores, empañó el encuentro entre estos rivales divisionales.

Es probable que Garrett enfrente una suspensión por sus actos. Podrían surgir también sanciones contra Maurkice Puncey, centro de los Steelers, quien pateó a Garrett en la cabeza, cuando el jugador de Cleveland se encontraba tendido en el césped.

Jugadores de ambos equipos intercambiaron tirones, golpes y empujones durante la contienda, que comenzó después de que Garrett derribó a Rudolph, quien había lanzado el balón en una jugada irrelevante cuando el encuentro estaba ya decidido.

Fueron expulsados Garrett, Pouncey y Larry Ogunjobi, tackle defensivo de los Browns.

Antes del desagradable final, Baker Mayfield lanzó dos pases de touchdown y anotó al zambullirse una yarda hacia la zona prometida. Cleveland supo preservar la delantera para derrotar a los golpeados Steelers apenas por cuarta vez en 10 años.

Los Browns (4-6) han ganado dos compromisos en fila después de perder cuatro consecutivos, una racha que puso en jaque el empleo del entrenador Freddie Kitchens, quien está en su primer año dentro de la liga.