<
>

El regreso de Mike Trout anima a los Angelinos

play
Trout abandona juego tras lastimarse el pulgar (0:47)

Mike Trout abandonó el juego tras lastimarse el pulgar de la mano izquierda durante un robo (0:47)

Angelinos de Los Ángeles inician la segunda parte de la temporada de Grandes Ligas, este viernes, enfrentando a Tampa Bay Rays, en Anaheim, California, con renovados bríos.

Es que por primera vez en seis semanas, el timonel del equipo aureolado, Mike Scioscia, tendrá a disposición a su pelotero estelar, el jardinero central Mike Trout, el Más Valioso de la Liga Americana en la temporada 2016.

Trout se lastimó los ligamentos de una de sus falanges en su mano izquierda, mientras se deslizaba en la segunda almohadilla, el pasado 28 de mayo, en un encuentro ante los Marlins, en Miami y tuvo que ser sometido a una operación quirúrgica que lo mandó, por primera vez en su carrera, a la lista de lesionados.

Una intervención que impidió a uno de los beisbolistas con más votos de los aficionados para el Juego de Estrellas, acudir a la cita que tuviera lugar esta semana, en Miami, Florida.

Mike estaba todavía realizando trabajos de rehabilitación, que le permitirán regresar en el tiempo previsto a la alineación de un equipo que, después de todo, no lo ha hecho tan mal durante su ausencia.

Los Angelinos, que en más de alguna ocasión han lucido como un equipo extremadamente dependiente del talento de Trout, no solo por su bate, ya que a pesar de haberse perdido casi 40 juegos, el nativo de Nueva Jersey se mantiene como el líder del equipo en cuanto a batazos fuera del parque, con 16 y batea para .337 con 36 carreras remolcadas.

Es que, además del entusiasmo, la agresividad y la velocidad de Trout corriendo las bases, a esas condiciones se suma una enorme capacidad defensiva del actual MVP en la Liga Americana.

A pesar de todo, este equipo de Mike Scioscia se las ha ingeniado para rescatar una marca de 19-20 sin Mike Trout.

Un caudal que le alcanza a la novena del Condado de Orange para mantener sus aspiraciones de alcanzar un lugar en la postemporada.

Tratar de establecer que Scioscia y su flota son contendientes al banderín del Oeste, en su circuito, donde se ubican actualmente en la segunda casilla, por detrás de los Astros de Houston, uno de los dos equipos con mejores números en el béisbol grande, este año, sería algo demasiado pretencioso.

La realidad indica que los Angelinos marchan a 16 y medio juegos de distancia de los texanos.

Es por ello que, de momento, realísticamente, a los de Anaheim les alcanza para discutir uno de los puestos de comodín.

LAS LESIONES

Es que nuevamente las lesiones han sido un dolor de cabeza permanente para Mike Scioscia, particularmente, en lo que se refiere a su elenco de lanzadores, como ha venido sucediendo en las últimas temporadas.

Los abridores llamados a ser los pilares de la rotación, Garrett Richards y Tyler Skaggs, han pasado más tiempo en la enfermería, que en el montículo en las pasadas dos campañas.

A ellos se suma el taponero estelar Huston Street, ausente durante la mayor parte del año, al tiempo que otro relevista, Cam Bedrosian, también ha engrosado la lista de los serpentineros inhabilitados físicamente, junto con el también abridor Matt Shoemaker.

Y dentro de ese panorama, el timonel ha hecho malabares para presentar una rotación que ha dado la pelea, con un interesante trío de lanzadores latinos: el nicaragüense Juan Carlos Ramírez, quien dejó sus funciones como apagafuegos para convertirse en abridor, y es el que más triunfos acumula en lo que va del año, con una marca de 8-7, una efectividad de 4.46, en 20 salidas al montículo, 17 de ellas iniciando las hostilidades.

También han dado la cara, aunque con números menos resplandecientes, los mexicano estadounidenses Jesse Chávez (5-10, efectividad de 4.99), en los 18 juegos que ha iniciado, mientras que el nativo de Corona, California, Ricky Nolasco, en igual número de juegos empezando en la lomita, presenta totales de 4-10, con efectividad de 5.06.

En cuanto al relevo, otro latino el diestro venezolano Yusmeiro Petit, junto con Bud Norris y Blake Parker, han logrado sacar a flote la labor de cerrador, en un trabajo de comité.

A la ofensiva, ante la ausencia de Mike Trout, Scioscia ha visto una más que respetable producción con su bate del torpedero curazaleño Andrelton Simmons, quien se ha apuntado con casi un centenar de imparables, incluyendo 9 batazos de vuelta entera, para una producción de 39 carreras.

El guardabosques izquierdo Kole Calhoun, sigue siendo un elemento consistente en cuanto a su producción ofensiva, con su docena de bambinazos y las 41 carreras que ha remolcado hasta el momento.

El cubano Yunel Escobar, también aparece en los momentos importantes, con su bateo oportuno, ya que ha disparado un total de 79 hits, entre los que se incluyen 6 batazos de cuatro esquinas y 25 empujadas.

Por su parte, el bateador designado Albert Pujols, ha dicho presente en 83 juegos en lo que va de la campaña, convertido en un líder que trata de marcar el camino hacia la pelota de octubre, y que también se mantiene entre los líderes del equipo, en cuanto a bateo, con sus 13 batazos para la calle y las 54 anotaciones que ha generado.

Con todo esto, Mike Scioscia espera regresar con los Angelinos a las fiestas de octubre de la pelota grande, así sea, ingresando por la puerta lateral.