<
>

El Yankee Stadium le quedó inmenso a los Astros

play
Gary Sánchez y Didi Gregorius sacaron a Keuchel del juego (0:42)

Astros de Houston vs. Yankees de Nueva York (ALCS Game 5) (0:42)

En la campaña regular, los Astros de Houston ganaron tres de cuatro partidos en el Yankee Stadium.

Pero ahora los Astros aprendieron de la peor manera que jugar en La Catedral del Béisbol en postemporada es algo totalmente diferente.

''La casa que Derek Jeter construyó'' le quedó demasiado grande a José Altuve, Carlos Correa y compañía, con sólo 11 hits y cuatro carreras en esos tres juegos de la serie de campeonato de la Liga Americana.

Por tercera vez en playoffs se vieron las caras el zurdo Dallas Keuchel y el derecho japonés Masahiro Tanaka.

Keuchel se había impuesto en las dos ocasiones anteriores, pero a la tercera fue la vencida para Tanaka, quien lanzó una joya de siete episodios en blanco, a ritmo de tres hits, ocho ponches y un boleto, para llevarse el triunfo 5-0 y poner a los Yankees a un paso de llegar a una impensada e improbable Serie Mundial.

El derecho asiático ha sido un verdugo en sus predios de Nueva York, donde desde el 28 de julio hasta la fecha, en ocho aperturas, incluida la de este miércoles, ha trabajado 56 innings, en los que ha tolerado seis carreras limpias, para efectividad de 0.96, con 72 abanicados y ocho pasaportes.

Por su parte, el abridor de Houston llegó a eslabonar una cadena de 14.1 innings sin permitirle carreras a Nueva York en partidos de postemporada, hasta que Greg Bird remolcó al dominicano Starlin Castro con cañonazo al derecho en el segundo episodio.

Aaron Judge confirmó su despertar con doblete impulsador de una más en el tercero y el quisqueyano Gary Sánchez también se sacudió de un dominio absoluto de Keuchel sobre él, con un metrallazo en el quinto que empujó la tercera carrera de los Yankees.

Didi Gregorius, en el siguiente turno, impulsó otra más para enviar al zurdo a las duchas.

Sánchez, en el séptimo, le puso números definitivos a la pizarra con cuadrangular solitario ante el relevista Brad Peacock, tercer lanzador utilizado por el manager A.J. Hinch.

En el 70.7 por ciento de las oportunidades, cuando una serie de siete juegos llegó empatada 2-2 al quinto partido, el ganador de este encuentro se llevó la victoria final (41-17).

Los Yankees han ganado sus seis encuentros hasta ahora en casa en esta postemporada.

Anteriormente, cada vez que vencieron en sus cinco primeros partidos en el Yankee Stadium, terminaron llevándose la corona en la Serie Mundial.

Con ventaja de 3-2 para Nueva York, las acciones se trasladará de vuelta el viernes al Minute Maid Park de Houston, donde serán ahora los Astros quienes busquen hacer un milagro.