<
>

El regreso de Jordi Alba con España no se debe al clamor popular, aclara Luis Enrique

play
A Luis Enrique lo bombardearon con preguntas de Jordi Alba y salió con una genialidad (0:56)

No te pierdas el divertido momento del técnico de la Selección de España. (0:56)

MADRID -- Jordi Alba se ganó el regreso a la selección española por rendimiento, no por “clamor popular”.

Luis Enrique, entrenador de la selección española de futbol, negó que la presión externa influyera en su decisión de incluir al lateral del Barcelona en la convocatoria de 24 hombres para enfrentar a Croacia y Bosnia Herzegovina en la próxima jornada internacional.

“No tengo por norma tomar decisiones por clamor popular. No porque no me interese la opinión de la gente de futbol, pero tomar decisiones como seleccionador es una de las cosas más difíciles. No sé cuándo lo decidí, no hay un momento puntual. En función de lo que veo y entiendo que es lo mejor decido”, dijo Luis Enrique en conferencia de prensa celebrada este jueves luego de anunciar la lista de 24 hombres con los que hará frente a los últimos compromisos del año.

La ausencia de Jordi Alba en sus dos primera convocatorias había generado suspicacias, luego de que el entrenador español lo relegara a un papel secundario en los últimos meses de su etapa como entrenador del Barcelona y que el jugador mostrara abiertamente su molestia.

El gran estado de forma de Jordi Alba, que atraviesa uno de sus mejores momentos de juego con el Barcelona, arreció las críticas al técnico español tras haberlo dejado fuera en las dos ocasiones anteriores, especialmente después de que su equipo cayera por 2-3 ante Inglaterra en el último partido de la Liga de Naciones.

Luis Enrique, sin embargo, se mantenía firme en su postura. Una y otra vez negó que la decisión de dejar fuera al catalán respondiera a motivos “personales” y lo ha vuelto en esta ocasión.

“No ha cambiado nada con respecto a las anteriores listas. Defendí a capa y espada que no tenía problemas personales con ningún jugador y es la misma situación. No hay nadie que conozca mejor a Jordi Alba que nosotros (su staff) en el plano profesional; en tres años ha jugado más del 80% de los partidos que podía jugar. Es una decisión profesional y nada más”, insistió Luis Enrique.

Según explicó el técnico, el buen estado de forma del jugador fue “uno de los factores” que influyeron a su regreso, pero no el único.

“Nosotros a la hora de traer un jugador nuevo hay muchos factores. Desde el estado de forma, que es clave, pero hay más; la competencia por el puesto, lo que buscamos, en qué estado está tu equipo (club). Son muchos. Ninguno es excluyente o determinante pero ayudan a tomar decisiones”, dijo Luis Enrique.

Cabe destacar que la mayoría de las ocho novedades en la lista de Luis Enrique se ubican en el aparato defensivo luego de que la selección encajara tres goles ante Inglaterra, todos a contragolpe. El técnico dejó fuera al central del Real Madrid Nacho Fernández, y en su lugar llamó a Mario Hermoso, jugador del Espanyol y que de acuerdo con la prensa española estaría en el radar del conjunto merengue como posible refuerzo. También ha incluido a los zagueros Diego Llorente e Iñigo Martínez, dos jóvenes mediocampistas, Pablo Fornals y Brais Méndez, y Sergi Roberto, ausente en la última convocatoria por lesión.

Luis Enrique necesitaba, además de un gran nivel de juego, experiencia. Sin Alba, solo hay dos jugadores en la convocatoria con experiencia internacional, César Azpilicueta y Sergio Ramos. De ser necesario, el asturiano afirmó que Alba podría portar el gafete de capitán como corresponde a su veteranía.

“Será (uno de los capitanes), seguro. Tiene 66 internacionalidades. Sin ninguna duda. Eso también viene dado por un cambio generacional que estamos buscando. Es evidente que necesitamos ver a más gente joven. Pero no decido si viene un jugador o no porque pueda ser capitán o no”, dijo.

Luis Enrique no quiso explicar si había sido necesario limar asperezas con Jordi Alba antes de hacer pública su convocatoria. En cambio, sostuvo que no considera necesario “normalizar” la situación una vez que se presente en la concentración la próxima semana.

“Lo siento pero no tengo nada que normalizar. Vendrán todos, entre ellos Jordi Alba, haré la charla para darles la bienvenida, explicaré lo que vamos a hacer. Estoy encantado de dar la bienvenida a los nuevos y a los que vuelven que no habían estado por el motivo que sea. También siento, y me fastidia, los que no están y han estado en las anteriores. Pero al final es una profesión y lo tienen que entender”, señaló.