<
>

Fútbol en América: Dallas es el trampolín internacional para jóvenes en Estados Unidos

play
#Directamente: 'Dallas Cup, el trampolín del fútbol mundial' (4:15)

El torneo sirve como fuente para que futuros prospectos muestren su talento con el balón, buscando un paso más arriba en su carrera futbolística. (4:15)

DALLAS -- Cuando se trata de talento futuro, la Dallas Cup con casi cuatro décadas ha sido el torneo de futbol más importante del continente americano.

Creado en 1980, es el torneo más antiguo y prestigiado de Estados Unidos, que ha visto pasar a una buena mayoría de los mejores futbolistas entre los 12 y 19 años, que después se convirtieron en jugadores profesionales bien establecidos en ligas alrededor del planeta, incluidas las más conocidas.

Raúl González, Wayne Rooney, Peter Crouch, Michael Owen, Keylor Navas, David Beckham, Landon Donovan, Andrea Pirlo, Rafael Márquez, Andrés Guardado, Javier “Chicharito” Hernández, Giovani y Jonathan Dos Santos, Ronaldinho, Diego, Juninho, Lucas, Maicon, Robinho, Ramiro y Rogelio Funes Mori son solo algunos de los futbolistas que disputaron el torneo.

“Es un torneo de invitación”, dijo Andy Swift, presidente de la Copa Dallas. “Tenemos como 400 equipos que solicitan cada año y de eso aceptamos entre 150 a 180 equipos, más los que clasifican a nivel local por estar en primer lugar o por torneos regionales clasificatorios”.

“Es una mezcla, tenemos clubes que de vez en cuando nos hablan y nos dicen que tienen un equipo que quieren mandar”, añadió. “Así sucede con clubes como River Plate, Boca Juniors, Real Madrid, etcétera. A otros nosotros los invitamos específicamente. Los contactamos a ver si coincide con el calendario de ellos”.

Equipos como Real Madrid, Manchester United, Arsenal, Corinthians, Bayer Munich, Barcelona, Eintracht Frankfurt; la mayoría de la liga Mexicana, Major League Soccer, Argentina, Uruguay, Brasileña y muchas más han desfilado por la Copa Dallas que se disputará la próxima Semana Santa, como ha sido de manera ininterrumpida por 39 años.

“Es una vitrina tremenda, vienen scouts profesionales, vienen scouts también de las universidades”, dijo Swift. “Muchos jugadores reciben no sólo oportunidades profesionales, sino también de conseguir becas universitarias.

“No todos los jugadores van a ser profesionales, muchos van a tener la oportunidad de estudiar”, agregó. “Hay muchos jugadores que vienen de Europa, de equipos menos famosos que Manchester United o Real Madrid, con jugadores buenos, que quieren ser vistos por universidades de Estados Unidos”.

De acuerdo a Swift, la diversidad, cultura y desarrollo son también parte de las prioridades importantes de la Copa Dallas, en la que participan alrededor de 900 jugadores divididos en ocho categorías diferentes, a partir de la Sub 13 hasta el estelar Súper Grupo Sub 19.

“Damos mucha importancia al aspecto competitivo con arbitraje de muy alto nivel, canchas y equipos también de muy alto nivel”, señaló Swift. “Pero el objetivo no es sólo desarrollar jugadores de futbol, sino desarrollar seres humanos. Damos oportunidad a los muchachos que vayan a hospitales, escuelas y de tener un intercambio cultural para darles una experiencia entera como personas, no sólo como futbolistas”.

Para los prospectos del “soccer” estadounidense, el torneo representa una gran oportunidad de medirse y elevar el nivel contra muchos de los mejores futbolistas del mundo, para los que también ha sido un escaparate de impacto inmediato.

Giovani Dos Santos jugó a los 12 años de edad la Copa Dallas, donde fue visto por el Barcelona. Poco después ya estaba reclutado en la cantera azulgrana.

“Raúl jugó con el Real Madrid aquí en 1993 y en 1994, cuando salió campeón”, recordó Swift. “Y de aquí se fue al primer equipo un mes después. El Victoria de Brasil ganó la Copa Dallas en 1997 y 1998. Después del torneo de 1998 vendieron cuatro jugadores a la Serie A de Italia”.

La mayoría de los jugadores foráneos, nacionales e internacionales, que participan, se hospedan en casas de familias en Dallas, ya sea de jugadores o voluntarios ajenos al torneo.

En su biografía, David Beckham documentó de manera amplia cómo su participación en la Copa fue muy importante en su desarrollo como futbolista y persona.

A los 13 años de edad, Beckham fue recibido por una familia de origen mexicano, con escasos recursos económicos, pero una gran pasión por el fútbol y, sobre todo, por atenderlo.

“Las primeras personas con las que me quedé (primer viaje a Estados Unidos) eran mexicanos”, relató Beckham en su autobiografía escrita por Tom Watt y publicada por la empresa HarperCollins. “En realidad eran muy agradables pero sentían que no podían hacer suficiente por mí. El resto de mis compañeros se quedaron en casas enormes y los paseaban en autos lujosos a los mejores lugares (de Dallas)”.

“A mi me llevaban a McDonalds para desayunar todas las mañanas”, agregó. “Viví una gran semana con esa familia. Algunas veces aún recuerdo eso, incluso en estos tiempo”.

"En este torneo es donde la gente dice 'este jugador va a llegar lejos'. Es un torneo de nivel casi profesional" Jesse González, portero titular actual del FC Dallas

Jesse González, portero titular actual del FC Dallas en la Major League Soccer, participó en tres ocasiones de la Dallas Cup. Siempre supo que era el lugar para demostrar su valía como jugador.

“Es un torneo en el que puedes mostrar de qué estás hecho”, afirmó González. “En este torneo es donde la gente dice ‘este jugador va a llegar lejos’. Es un torneo de nivel casi profesional y ahí creo que es algo donde te tienes que enfocar día a día”.

El mediocampista del equipo Cartaginés Kevin Vega coincidió en que la Copa Dallas fue primordial en su catapulta a la Primera División de Costa Rica, cuando apenas tenía 18 años de edad.

“Fue una gran experiencia cuando vine“, dijo. “A mi me ayudó mucho en lo personal para llegar y debutar en Costa Rica. Es una Copa que de verdad es interesante y de altísimo nivel a escala mundial”.

Vega enfrentó al FC Dallas el pasado 11 de febrero, en un partido amistoso, que para él tuvo que ver más con la nostalgia de su niñez, que con el futbol por si mismo.

“Claro que llegaron los recuerdos de cuando vine la primera vez a Dallas para jugar la Copa Dallas”, expresó. “Me recibió una familia de aquí. Pasé uno de los mejores momentos de mi vida. Cuando veníamos en el camión al estadio (Toyota Stadium) iba recordando todo como si fuera una película en cámara lenta”.

Gordon Jago, uno de los fundadores y ex presidente de la Dallas Cup, recordó con orgullo de manera reciente en una entrevista algunos de los momentos más importantes en la historia del torneo.

“El enfrentamiento del Manchester United y el Real Madrid en el primer partido del Súper Grupo del 2006 frente a 17 mil personas en el estadio del FC Dallas fue uno de los mejores momentos que viví”, comentó Jago. “También fue un orgullo haber traído al Equipo de la Paz Sub 12 en el 2005, con nueve jugadores de Israel y otros nueve de Palestina”.

Los pequeños futbolistas de los clubes mejor establecidos y con más tradición en el área Dallas-Fort Worth sueñan con la Copa Dallas desde que dan sus primeros pasos en el balompié.

Así sucedió, por ejemplo con el equipo FC Dallas Premier 04 Jay Dane, el cual terminó en primer lugar el otoño en Primera División de Classic League (Select) y volverán a participar en el torneo de este año.

APOYO A LA SELECCIÓN NACIONAL

Uno de los orgullos más grandes de la Dallas Cup es tratar de cooperar a que el futbol de Estados Unidos mejore en todos aspectos, en especial después de que la selección mayor no clasificó al próximo Mundial.

“Es una pena que Estados Unidos no clasificó al Mundial. Hay muchas conversaciones sobre cuál fue la causa y el futuro no se ve muy brillante si no hacemos un buen análisis de Estados Unidos”, dijo el director de fuerzas básicas del FC Dallas, Luchi González. “Hay que ver qué estamos haciendo en la MLS para ayudar a que los jóvenes tengan un buen nivel”.

El FC Dallas es el actual campeón de la estelar división Super Grupo Sub 19, luego de que el año pasado derrotó en la primera fase al Everton inglés, Maccabi Haifa israelí y empató con el Monterrey mexicano, antes de vencer al Coritiba brasileño en semifinales y al Monterrey en la gran final.

“No hay duda de que la Copa Dallas ha ayudado a desarrollar nuestro futbol”, comentó González, quien en sus épocas juveniles también disputó la Copa Dallas antes de llegar al profesionalismo. “El fútbol infantil y juvenil en este país ha mejorado mucho en general en todos los aspectos como técnica y habilidad personal”.

“Creo que en el futuro de la Copa Dallas (Súper Grupo) sería muy bueno tener la mitad de los equipos de la MLS y la otra mitad internacional”.

En el más reciente Mundial de la FIFA al menos 40 seleccionados nacionales de 10 países disputaron alguna vez la Copa Dallas. Once de los 23 estadounidenses que jugaron en Brasil 2014 pasaron por este torneo.

México convocó en su Tricolor a 10 futbolistas que en categorías infantiles y juveniles estuvieron también en la Copa Dallas.

“Son muchísimas las historias de jugadores que hemos visto acá o jugadores que ya vienen con nombre como prospectos de equipos grandes y que la gente puede ir a ver, sabiendo que poco después serán súper estrellas del futbol profesional”, reiteró Swift.

Este año la Copa Dallas arrancará el 25 de marzo y se disputará como cada año en las canchas del Richland College, complejo del FC Dallas, MoneyGram Soccer Park y Cotton Bowl, donde tradicionalmente se celebra el gran desfile inaugural de todos los equipos.