<
>

Julio César Chávez espera que Junior y 'Canelo' terminen enteros

play
J.C. Chávez Jr. responde a Canelo: 'No me han puesto novias falsas' (2:05)

El púgil sinaolense no tardó en reaccionar a las declaraciones del tapatío y aseguró que demostrará con un nocáut el 6 de mayo quién lleva una carrera artificial. (2:05)

MÉXICO -- Sin hacer de lado su respaldo incondicional a su hijo, Julio César Chávez reveló que sólo le ha pedido a Dios que tanto J.C. Chávez Jr. como Saúl “Canelo” Álvarez bajen del ring de la T-Mobile Arena de Las Vegas el próximo 6 de mayo con salud.

Y de paso, que gane el mejor.

En charla con ESPN tras la visita del Consejo Mundial de Boxeo al Centro Ceremonial Otomí, la leyenda del boxeo mexicano reconoció que los próximos días serán difíciles para él, porque sus dos hijos pelearán con los Álvarez, pero está satisfecho de que hayan hecho un buen trabajo en el campamento con trabajo de altura.

“Desde que se anunció la pelea he estado nervioso. No tanto nervioso (sino), ansioso de que pase el 6 de mayo”, dijo Chávez. “Lo único que le pido a Dios es que salgan bien Julio y Canelo, que no salgan lastimados. Lógicamente estoy pidiendo que gane mi hijo, porque soy su padre, pero que gane el mejor”.

El tricampeón mundial destacó que su confianza en la victoria del Junior no es poca, pues le ha visto trabajar a tope en el Otomí.

“Desde que aceptamos esta pelea, siempre le vi posibilidades a Julio. Esta pelea no es por dinero. Si hubiera sido por dinero, no la hubiéramos aceptado”, afirmó el “César del Boxeo”.

“(Julio) la aceptó por el orgullo, porque sabe que es una pelea importante para su carrera, sabe lo que representa para ‘Canelo’ y lo que Canelo ha hecho. Julio sabe que bien preparado, bien mentalizado, puede ganarle a Canelo o a cualquiera”, agregó.

El ídolo sonorense, avecindado ahora en Tijuana y Culiacán, no quiso entrar en polémica sobre las palabras de “Canelo”, quien afirmó que el Junior heredó a los fans de su padre y, en cambio, aceptó que los próximos días serán difíciles, pues Omar va a pelear con Ramón Álvarez en Chihuahua y Julio hará lo propio ante Canelo en Las Vegas.

“Estoy tranquilo, consciente de que son peleas difíciles, duras, se pueden perder o ganar, estoy muy consciente de ello”, señaló Chávez.

“Por una parte estoy tranquilo, porque siempre les he dicho a mis hijos que se preparen a conciencia para cada una de sus peleas, que pierdan (sic), pero que pierdan con condición. Omar se ha preparado a conciencia, Julio lo está haciendo bien. Son dos semanas complicadas para mí, difíciles, de mucho estrés, pero estoy confiado en que hará una gran pelea”, sentenció.