<
>

'Vaquero' Navarrete va por el KO si se confirma revancha con Dogboe

play
Emanuel Navarrete cree en nocáut ante Dogboe cuando tengan en revancha (1:01)

El campeón Supergallo de la OMB aseguró que tiene la pegada suficiente para terminar por la vía rápida a su contrincante. (1:01)

MÉXICO – Si Isaac Dogboe quiere la revancha directa, el mexicano Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete no tiene problema en otorgársela, pues incluso cree que sus posibilidades de noquearlo serán mayores que en diciembre pasado, cuando le destronó como campeón Supergallo de la Organización Mundial de Boxeo.

Este jueves en un reconocido restaurante al sur de la Ciudad de México, Emanuel recibió de manos de Rafael López, representante de la OMB, el cinturón que lo acredita como monarca de las 122 libras y que significa el premio al trabajo de 12 años.

“En la primera pelea con Dogboe, creo que él se confió porque quizá me veía… y se dio cuenta que no soy un peleador definido, nadie ve mi cuerpo como boxeador, porque no parezco, pero me siento muy fuerte, siento que a él le afectó bastante eso, no me pudo lastimar y empezó a bajar él”, comentó Navarrete (26-1, 22 Ko’s).

Guillermo Brito, director operativo de Zanfer Promociones, dijo que la revancha entre Navarrete y Dogboe (20-1,14 Ko’s) no está aún confirmada, pero se habló de la posibilidad de sumar la pelea al pago por evento que van a estelarizar Terence Crawford y Amir Khan en el Madison Square Garden el 20 de abril. Aclaró que si no es Dogboe, entonces buscarán otro rival de calibre para esta primera defensa.

Y si bien son sólo rumores, Navarrete no descarta un final más explosivo a su favor.

“En la siguiente pelea (revancha), creo que (Dogboe) vendrá con más ganas, él va a querer buscar más la pelea, van a cambiar los papeles, pero es mi zona de confort, que vengan hacia mí y los recibo, me siento mejor cuando vienen porque los hago fallar y saco ventaja. No digo que vaya a ser fácil, porque es un buen pegador, es aguerrido, va a ser difícil, pero creo que tendré más chance de noquearlo”, destacó.

Emanuel se dio tiempo de bromear en la conferencia, pues dijo que ya le urgía tener el cinturón porque sentía que sin el fajín no podían en realidad llamarle campeón. “Les preguntaba que cuándo llegaba el cinturón pero no llegaba. Ahora que llegó siento que es el premio a tantos años de trabajo. Antes cómo me iban a decir campeón si no tenía mi cinturón”, concluyó entre risas.