<
>

Ex dirigidos por Quique Sánchez Flores explican al candidato para el Tri

play
¿Quique Sánchez es buena opción para el Tri? (2:37)

El mejor debate a contrarreloj de temas deportivos en Cronómetro (2:37)

BARCELONA -- Quique Sánchez Flores, quien este viernes se entrevistará en Londres con el presidente de la FEMEXFUT, Yon de Luisa, con vistas a su posible fichaje como seleccionador mexicano, acumula 15 años de trabajo desde que inició su carrera como entrenador en el Getafe.

¿Quién es, de puertas adentro, Sánchez Flores? ESPN refresca su personalidad a través de lo que él dijeron en el pasado destacados futbolistas que trabajaron a sus órdenes, quedando de manifiesto su seriedad, metodología e implicación en el trabajo diario.

Debutante en Primera División en la temporada 2004-05 el Getafe sorprendió al mundo confiando aquel primer proyecto en la élite a un entrenador sin ninguna experiencia en el fútbol profesional. Quique Sánchez Flores tenía 38 años y apenas había dirigido a los juveniles del Real Madrid cuando Ángel Torres apostó por él.

Sólo permaneció una temporada en el equipo madrileño antes de dar el salto al Valencia gracias a aquel excelente curso y, desde entonces, atrevido con los retos, ha pasado por no pocos clubes, donde su trabajo y carácter ha dejado no pocos recuerdos en quienes dirigió.

Los futbolistas que trabajaron con él suelen tener buena imagen de Quique, con excepciones, claro, pero de su ascendente pueden hablar varios. Y de lo que significó en su carrera. “Fue el entrenador que más me marcó. Quique le hace poner el mono de trabajo hasta al más pintado y nos hizo creer que con trabajo todo era posible”, rememoró en un reportaje del diario AS Sergio Pachón, delantero de aquel Getafe en el que coindició con Craioveanu, quien en la misma nota presentaba al técnico “entregado al rigor defensivo y el trabajo”.

play
1:38

Paco de Anda: 'Quique Sánchez no tiene nada que aportar al fútbol mexicano'

Según reportes la directiva de la FMF y el entrenador español se reunirán en Londres para conversar sobre la posición de DT del seleccionado mexicano.

“Es muy detallista y ordenado en el trabajo diario. Traslada todo al campo”, explicó en 2008 Roberto Fabián Ayala, central argentino que trabajó a sus órdenes en el Valencia y a quien Quique quiso llevar después al Benfica desde el Zaragoza. En Portugal se reencontró con Pablo Aimar, que se despidió después de él en A Bola tras una sola temporada afirmando que el español “merece toda la suerte por la entrega que pone a su trabajo”.

En el Benfica, Quique dio el espaldarazo a un joven David Luiz, quien años más tarde, ya jugando en el PSG, elogió en el diario The Sun la elección del Watford para darle su banquillo: “Su trabajo con los jóvenes es increíble. Me apoyó muchísimo y demostró su preparación para dirigir grupos”.

“Es un entrenador muy inteligente”, consideró también en A Bola el legendario portugués Eusebio, para quien el técnico español “traslada con facilidad sus ideas a los jugadores”.

Antes de trabajar en el Watford y después de un solo año en el Benfica que cerró con la conquista de la Copa de la Liga, Quique dirigió al Atlético de Madrid, al que llegó sustituyendo a Abel Resino y en el que, en temporada y media dejó su impronta. “Hizo una gran labor en el Atlético. Le dio cosas muy importantes al club en un periodo que no se ganaban títulos”, destacó en 2015 Simeone.

Y es que bajo su mando el equipo colchonero conquistó en 2010 la Europa League, rompiendo una sequía de 14 años sin trofeos y con un jovencísimo De Gea en la portería. “Te hace creer en ti mismo. Traslada una confianza muy importante... Pero no te regala nada”, recordó el hoy portero del Manchester United cuando ambos, en 2011, dejaron el Atlético.

El cariño entre ambos se demostró en el detalle que tuvo el portero con el técnico, a quien como despedida le regaló un viejo reloj de oro.

“He disfrutado con él, me ha dado confianza y minutos y los jugadores de la cantera estamos contentos con su apoyo”, desveló también Koke, otro de los canteranos a quien Quique catapultó a la titularidad en aquella etapa.

Primer entrenador que creyó en las posibilidades de Diego Costa en el Atlético, de Sánchez Flores no debe guardar el mismo cariño Diego Forlán, a quien el técnico llegó a apartar del equipo madrileño y que puso en duda sus relaciones personales: “Siempre ha tenido problemas en los equipos que dirigió. Tuvo un desencuentro personal conmigo y lo demostró”, explicó el delantero uruguayo, quien estuvo a punto de llegar a las manos con el entrenador en el vestuario rojiblanco.

En el Espanyol Quique apostó personalmente por la incorporación de Diego Reyes, quien completó una temporada, la 2016-17, excelente. “Cada día aprendes de él, de lo que ofrece y lo que exige”, relató en el diario Record al acabar el curso el defensa mexicano, meses después de que el paraguayo Hernán Pérez, en el diario Marca, sostuviera que Sánchez Flores “tiene las cosas muy claras y lo demuestra en cada entrenamiento. El día a día es un aprendizaje continuo”.

Al club blanquiazul llegó el técnico tras su corta experiencia en el Watford inglés, al que dirigió en su primera temporada tras ocho años de ausencia en la Premier League y en el que completó un curso notable. “Es muy franco en lo que dice. Te hace trabajar mucho pero en el campo se ven sus ideas” le elogió en The Mirror el nigeriano Ighalo, máximo goleador del equipo aquella temporada 2015-16.