<
>

Bayern Munich se impuso ante un aguerrido Ingolstadt

BERLIN (EFE) -- Bayern Múnich mantuvo el liderato de la Bundesliga, al derrotar en un difícil partido, por 3-1, a un aguerrido Ingolstadt.

El Bayern llegó al partido contra el Ingolstadt en medio de una gastroenteritis, que ha afectado a Philipp Lahm, Mats Hummels, David Alaba y Thomas Müller.

Arjen Robben y Jerome Boateng regresaron al equipo, tras estar largo tiempo de baja por lesión, pero todavía no están para jugar noventa minutos y estuvieron en el banquillo.

Carlo Ancelotti apostó por el francés Kingsley Coman para la banda derecha -el lugar ocupado habitualmente por Thomas Müller- y además optó por darle descanso a Thiago Alcántara, que entraría en la segunda parte, y en su lugar estuvo el portugués Renato Sanches.

El Bayern se encontró con muchos problemas en la primera parte e incluso se vio en desventaja cuando el visitante paraguayo Dario Lezcano abrió el marcador, en el minuto 8, en un contragolpe, arma con la que el Ingolstadt llevó peligro durante todo el partido.

Era el primer gol que encajaba el Bayern en esta temporada en partido oficial; y la reacción llegó pronto. En el minuto 13, Robert Lewandowski abrió la cuenta de su equipo, al definir con una vaselina impresionante dentro del área ante la salida del portero, tras recibir un pase de Franck Ribery.

Después el Bayern insistió buscando el segundo y durante todo el primer tiempo se estrelló contra un muro. La redención llegó en la segunda parte, con un remate desde la distancia de Xabi Alonso en el minuto 50, pero el partido siguió siendo complicado para el Bayern.

El Ingolstad tuvo ocasiones: en una ocasión Manuel Neuer salvó con una gran parada ante Leki y, en otra oportunidad, Hinterseer remató ligeramente desviando desde buena posición.

La tranquilidad definitiva para el Bayern sólo llegó en el minuto 84, cuando el brasileño Rafinha hizo el tercero con un remate de fuera del área.