<
>

Lewis Hamilton se quedó con la victoria en un accidentado GP de La Toscana

play
Hamilton aplastó en el accidentado GP de la Toscana de Fórmula 1 (16:15)

El inglés logró su 90º triunfo (sexto del año) y ya le sacó más de dos carreras de ventaja a Bottas en el campeonato (190 a 135 puntos). La competencia de Mugello se paró dos veces con bandera roja por fuertes accidentes. (16:15)

(ESPN.com) - En el circuito de Mugello, Lewis Hamilton y su Mercedes se quedó con una importante victoria en un Gran Premio de la Toscana que tuvo muchos incidentes y accidentes, lo que derivó en el ingreso del auto de seguridad en múltiples oportunidades y a bajar la bandera roja en dos oportunidades.

El podio de esta carrera fue completado por Valtteri Bottas de Mercedes y Alex Albon de Red Bull.

Tras los semáforos en verde, Valtteri Bottas tuvo un arranque magnífico y rápidamente superó a su compañero de equipo para robarle el primer lugar. Charles Leclerc, que inició quinto, concretó una gran largada, superando a los Red Bull para meterse en el tercer lugar.

Sin embargo, pese a esas buenas largadas en la punta, la salida del GP de la Toscana fue muy accidentado, ya que Max Verstappen, luego de sufrir una mala largada, recibió un toque de Pierre Gasly que no pudo frenar en la curva a la izquierda y terminó chocando al neerlandés, acabando la carrera para ambos pilotos.

Otro piloto que sufrió un accidente en el arranque fue Carlos Sainz, que fue tocado en el fondo del pelotón y terminó girando sobre su propio eje en el centro de la cinta asfáltica.

Luego de seis vueltas con el auto de seguridad en pista, la acción retomó en Mugello, pero de manera increíble un cuádruple accidente ocurrió en la recta principal. En pleno relanzamiento, Giovinazzi aceleró, pero al encontrarse con un relanzamiento lento, terminó chocando a Kevin Magnussen y Nicholas Latifi, mientras que, desde atrás, Carlos Sainz no pudo evitar el contacto y terminó chocando al italiano de Alfa Romeo, con el resultado de los cuatro pilotos abandonando el GP de la Toscana y una bandera roja, deteniendo durante varios minutos la acción en pista.

Con la recta principal limpia, el relanzamiento de la carrera fue desde la grilla y con los autos detenidos y allí Lewis Hamilton, que marchaba segundo, superó a Valtteri Bottas para quedarse nuevamente con la primera plaza. Charles Leclerc, que había ascendido al tercer lugar en el inicio de la competencia, mantuvo su lugar, defendiéndose del ataque de Checo Pérez.

Con 13 autos girando en Mugello y los Mercedes solos en la punta, la gran lucha se dio por el tercer lugar, con Leclerc y su Ferrari aguantando los embates de Lance Stroll para intentar sostener la posición y Ricciardo buscando meterse en la conversación.

Luego de varias vueltas defendiendo, Leclerc no pudo sostener el ritmo con su monoplaza rojo y cayó tres posiciones tras ser superado por Stroll, Ricciardo y Alex Albon en menos de una vuelta.

Tras ser superado por cinco pilotos, el monegasco se metió a boxes para realizar un cambio de neumáticos y terminó saliendo en el fondo, a cuatro segundos por detrás de Romain Grosjean.

En la lucha por el quinto puesto, Lando Norris corrió desde atrás y luego de medir el momento justo, terminó superando a Checo Pérez. Sin embargo, tras ingresar a boxes para el cambio de neumáticos, terminó cediendo la posición otra vez al mexicano.

Mientras tanto, adelante Valtteri Bottas pidió al ingeniero el set de cubiertas opuesto al de Hamilton para intentar alcanzarlo y superarlo para quedarse con la victoria.

Por su parte, el británico con una ventaja de 26 segundos sobre Albon, que quedó segundo tras el ingreso de Bottas a pits, ingresó a realizar el cambio de neumáticos y con una parada muy veloz, salió sin problemas en la punta, con casi 10 segundos de ventaja sobre su perseguidor.

A falta de 20 vueltas para el final, Leclerc, que no pudo recuperar mucho tiempo y puestos tras su ingreso a pits, volvió a boxes para un nuevo cambio de neumáticos y puso neumáticos medios para el último tramo de la carrera.

Con la punta definida entre los Mercedes, la lucha importante se dio por el tercer lugar, con Ricciardo ocupando ese lugar, pero Stroll acechando de cerca y Albon marcando récord de vuelta y acortando distancia en cada giro para acercarse al piloto de Racing Point.

En el giro 44, Lance Stroll sufrió una pinchadura de un neumático mientras entraba en una curva y terminó chocando contra el muro de contención, obligando primero al ingreso del safety car y luego una nueva bandera roja en la carrera.

Luego de un duro trabajo para acomodar la pared de neumáticos y retirar el Racing Point de Stroll, los vehículos volvieron a pista para un nuevo relanzamiento desde la grilla de partida.

Con los semáforos en verde apareciendo en acción una vez más, el gran beneficiado fue Daniel Ricciardo, que desde el tercer lugar supero de gran manera a Valtteri Bottas para saltar a la segunda plaza. Pero rápidamente el finlandés se recuperó y volvió a superar al australiano que quedó relegado al tercer lugar.

Mientras tanto, Alex Albon, que antes de la detención mantenía un ritmo arrollador, tuvo una lucha importante con Checo Pérez por el cuarto lugar, pero el tailandés supo defender muy bien la posición ante el embate del mexicano.

Tras esta gran defensa, el piloto de Red Bull volvió a ser muy rápido y comenzó a atacar a Daniel Ricciardo, consiguiendo el resultado pretendido: robarle la tercera plaza al australiano y dejarlo sin podio al piloto de Renault.

En las últimas vueltas no hubo grandes cambios y Hamilton, desde la punta, comenzó a acelerar para evitar que Bottas tenga una ventana de utilizar el DRS y acecharlo y cerró la carrera con la victoria y el récord de vuelta en el circuito de Mugello. Su compañero de equipo finalizó en el segundo lugar y Alex Albon se quedó con el tercer escalón del podio.