Guillermo Rigondeaux
Chris Farina/Top Rank
Guillermo Rigondeaux (16-0-0, 10 KOs) no siente respeto por aquellos boxeadores que evadieron confrontarlo con burdos subterfugios. Los llama "gallinas", "yeguas" o "cobardes". Queda claro que en su escuela, allá en la caliente ciudad Santiago de Cuba, no aprendió de metáforas ni eufemismos. Pero sí que aprendió a boxear. Y también, a admirar a quienes no huyen y dan la cara a los retos.

Quizás ahí está la razón por la que en cada entrevista reserva una frase elogiosa para el inglés James Dickens (22-1-0, 7 KOs), quien el 16 de julio peleará contra él por su cinturón supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en la Arena Ice de Cardiff, en Gales .

"A Dickens le doy el 100 por ciento del crédito. Fue uno de los boxeadores que dio el paso al frente para pelear conmigo. Le agradezco que haya aceptado pelear", dijo en la previa del combate. "Para mí es uno de los mejores boxeadores de las 122 libras porque tuvo el coraje de dar el paso al frente".

Desde que Rigondeaux pasó por encima -decisión unánime- del filipino Nonito Donaire (37-3-0, 24 KOs) en abril de 2013, apenas 24 horas después de que el asiático recibiera la distinción de Mejor Peleador del Año 2012, además de perder el apoyo de su entonces promotor Bob Arum (Top Rank) se convirtió en el púgil más evitado del boxeo.

Contrario a la lógica, tras el gran triunfo, el cubano de 35 años apenas ha peleado cuatro veces y perdió momentáneamente los cinturones, no en el ring...y si en oficinas climatizadas.

Ahora vuelve a aparecer Dickens en su camino. Ellos debieron pelear el 12 de marzo en la Echo Arena de Liverpool, pero pocas horas antes del viaje del cubano desde Rusia, donde realizaba una base de entrenamiento, afrontó problemas con el visado provocando la cancelación del pleito.

Meses después todo parece listo y el boxeador cubano, monarca olímpico en Sídney 2000 y Atenas 2004, vuelve a toparse con los demonios de siempre. Mantener su devoción al estilo elusivo o renegar. Ser hereje. Ir contra la filosofía que, según la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), lo llevó estar entre los cuatro mejores pugilistas aficionados de la historia, junto al húngaro Lazlo Papp y sus compatriotas Teófilo Stevenson y Félix Savón, y ser campeón mundial profesional con apenas nueve peleas.

Dijo su entrenador, el doctor en ciencias pedagógicas Pedro Luis Díaz, que en los últimos tiempos son tres los "monstruos" del boxeo: Floyd Mayweather Jr., Guillermo Rigondeaux y Andre Ward. El resto son estrellas, pero bien alejados de ellos tres.

"En este momento hay tres grandes luchadores en el boxeo: Floyd Mayweather Jr., Guillermo Rigondeaux y Andre Ward", comentó el experimentado adiestrador. "El que habla mal de Rigondeaux, lo invito a estudiar el boxeo, estudiar a Mayweather, estudiar a Rigo, estudiar a Ward. No estoy diciendo que no hay otros grandes luchadores. Hay un montón de grandes luchadores, pero, para mí, si Rigo no es el mejor, es el más completo".

Rigondeaux es como la opera. Maravilla verlo danzar, mover los pies, el torso, usar las cuerdas para evitar los golpes, contraatacar con una velocidad y precisión poco común. Él es la exquisitez personificada. Es una obra de arte; es alta cultura.

Pero la opera no apasiona a las mayorías. La creen aburrida. Las mayorías prefieren el boxeo agresivo, la sangre, el circo romano, o sea, el "reguetón".

Así de complejo es el panorama del Chacal en su aventura en Gales. Allá deberá encontrar de una vez por todas ese punto intermedio que acabe de sacarlo del ostracismo y lo lance al estrellato al que pertenece. No le quedan muchas balas. A punto de cumplir 36 años (30 de septiembre) está en la fase del ahora o nunca.

El peligro de Liverpool

En la esquina opuesta Rigondeaux encontrará a un guerrero de respeto y en franco ascenso. Dickens tomó la pelea porque cree en sus posibilidades de triunfo y sabe que una victoria le daría el crédito que necesita para convertirse en estrella en su nación y en el mundillo del boxeo.

"No soy el favorito, pero sólo me gustaría decir a todos los jóvenes por ahí que no tengan miedo de perseguir sus sueños", escribió en un tuit el peleador de 25 años natural de la ciudad de Los Beatles.

Dickens ha tomado la confrontación muy en serio. Aunque en los medios de Liverpool no han dado mucha cobertura a la pelea, algunos fanáticos de aquella latitud aseguran que la contienda ante el cubano será la más importante para un boxeador de Liverpool desde que Andy Holligan enfrentó al mexicano Julio César Chavez en 1993.

Su estrategia de combate está bien definida. Incluso la ha revelado en los medios: no dejar respirar al Chacal, que todo el tiempo se sienta incómodo con la presión. No dejarlo pensar, que se salga de su plan de combate. Decirlo luce más fácil que hacerlo, pero a los 25 años Dickens debe tener suficiente combustible para asediar a su oponente durante 12 asaltos. Lograr ser eficiente son otros 20 pesos.

Mi pronóstico: Gana Rigondeaux por decisión unánime

Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Keith Thurman and Shawn Porter
AP Photo
Floyd Mayweather Jr. (49-0-0, 26 KOs) parece ser omnipresente. Al menos por ahora. La pelea que supuestamente significó su retiro, en septiembre de 2015 ante Andre Berto (31-4-0, 24 KOs), apenas lo apartó de la escena; su nombre no ha dejado de sonar y la posibilidad, cada día más grande, de un retorno (en septiembre) en busca del éxito 50 condiciona toda la geografía comprendida entre el peso welter (147 libras) y el superwelter (154).

A juzgar por los rumores el regreso del 'Money Man' sería en las 147 libras, lo cual provocaría un revuelo en el orden establecido en ese feudo donde Danny García (32-0-0, 18 KOs), Keith Thurman (26-0-0, 22 KOs), Jesse Vargas (27-1-0, 10 KOs) y Kell Brook (36-0-0, 25 KOs) poseen los cinturones de las cuatro organizaciones más reconocidas del deporte: Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB), respectivamente.

Thurman, que sonó como uno de los potenciales rivales de Floyd, es uno de los campeones que luce hastiado de que la sombra del peleador de 39 años y nacido Grand Rapids aún gravite en su zona de influencia.

"El viejo (Floyd) es un hombre viejo. Dejen que se retire. Estoy bien con eso. Él tiene su legado, voy a tratar de crear el mío, con o sin él. Hay dos caminos hacia mi legado, uno con Mayweather en la foto, otro sin él", dijo recientemente. "Todo este año he estado esperando por él para que se quede retirado, porque realmente, estoy cansado de la gente hablando de él. Estoy listo para que su nombre vaya a los libros y permanezca donde debe estar, que es en la historia. Él no es el futuro, es la historia".

Desde el retiro de Mayweather no hay un claro dominador, ese que podamos señalar sin temor a equivocaciones que es el número uno. Precisamente Thurman, de 27 años, es uno de los grandes favoritos para convertirse en el nuevo mandamás de la división.

Quizás la mejor manera, al menos la más justa, para encontrar al sucesor de Floyd pasaría por crear una especie de "torneo" donde coincidan los welters más prominentes del momento. Díganse los cuatro monarcas: García, Thurman, Brook y Vargas, junto a los aspirantes de mayor prestigio como Timothy Bradley (33-2-1, 13 KOs), Amir Khan (31-4-0, 19 KOs), Shaun Porter (26-1-1, 16 KOs), Lamont Peterson (34-3-1, 17 KOs) y Andre Berto.

Si bien los conflictos en los despachos desvirtúan esta opción -ojalá me equivoque-, por lo menos dos atractivos cruces, en un lapso de cuatro meses, brindarán algo de claridad para el futuro inmediato.

'One Time' Thurman expondrá su faja de la AMB ante el excampeón welter Shawn Porter y los monarcas Brook (OMB) y Vargas (FIB) tendrán una contienda unificatoria el 3 de septiembre en Yorkshire, Inglaterra.

Thurman vs. Porter

Ambos aseguran que la amistad que les une quedará al margen cuando escalen al cuadrilátero ubicado en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York, el 25 de junio.

De hecho, Thurman, que marcha con ligero favoritismo en las apuestas a razón de 1.9 a 1, publicó en su cuenta de twitter imágenes de un sparring entre ambos a manera de adelanto de lo que podría pasar dentro de algunos días.

"Yo siempre trato de lastimar a mis rivales. Al final del día esto es solo una pelea más, siento profundo cariño y respeto por Shawn, pero eso se apartará. La siguiente semana van a ver quién es el mejor de los dos", adelantó Thurman en una teleconferencia.

"La amistad se va a quedar a un lado cuando choquemos los guantes", aseguró Porter. "Voy a hacer mi trabajo y voy a irme como campeón de la AMB. Vamos a ver si está preparado para lo que tengo".

Para Thurman será la segunda defensa del título absoluto que conquistó en marzo de 2015 tras vencer por decisión unánime a Robert Guerrero (33-4-1, 18 KOs) y la posibilidad de agregar un nombre reconocido a su currículo, desprovisto hasta el presente de nombres rimbombantes.

Mientras que para 'Showtime' Porter, clasificado número 2 de la AMB y que viene de derrotar a Adrien 'El Problema' Broner (32-2-0, 24 KOs), resulta en extremo atractivo recuperar el estatus de monarca mundial -lo perdió ante Kell Brook, en octubre de 2014, en su segunda defensa del título de la FIB- e inmiscuirse en el debate de cuál es el mejor peso welter del momento.

Gane Thurman o Porter, Danny García y su cinturón verde y oro del CMB sería el siguiente objetivo.

Se especula que 'Swift' García podría estar enfrentando a Andre Berto, en lo que despejaría aún más el panorama de la división, para luego chocar con el vencedor del Thurman-Porter.

Los otros convidados de mayor jerarquía en este momento son los campeones Jesse Vargas y Kell Brook. El vencedor en el pleito entre ambos saldrá como campeón unificado (OMB y FIB), atractivo difícil de obviar para el resto de los potenciales contendientes al trono welter.

Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


A mediados de los años 40 del pasado siglo, cuando los hermanos Pasquel, Jorge y Bernardo, comenzaron a atraer al mejor talento beisbolero a la Liga Mexicana, la Major League Baseball (MLB) se atrincheró para no perder el monopolio. A. B. 'Happy' Chandler, entonces comisionado de las mayores, advirtió con "alegre diplomacia" que cualquier jugador que firmara con la competencia sería proscrito del béisbol organizado de Estados Unidos por cinco años. Aquella decisión acabó con las intenciones de los hermanos Pasquel.

Hoy, muchos años después, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) es probable que adopte la misma postura impositiva de MLB -serían dos años- en contra de quienes decidan aprovechar que la Asociación de Boxeo Internacional (AIBA, por sus siglas en inglés) aprobó la inserción de boxeadores profesionales en los Juegos Olímpicos a partir de la cita de Río de Janeiro 2016.

Si bien son varias las voces que se han alzado en contra de la medida, una de las posturas más extremistas pertenece a Mauricio Sulaimán, heredero del trono del CMB, quien ha dejado claro que habrán duras sanciones para los herejes.

A Sulaimán Jr. poco le importa que la mayoría de las naciones involucradas en la votación, 84 votos a favor de 88 posibles, decidieran romper la barrera del amateurismo en los olímpicos. Tampoco valora la decisión personal de escoger de cada peleador. ¡Quién no juegue bajo sus reglas... se va!. En mi diccionario no hay nada más parecido a una dictadura.

El argumento al cual más ha recurrido es el de proteger la salud de los peleadores. Algo cuestionable porque desde que se eliminaron las cabeceras y se incorporó dentro del programa competitivo de la AIBA la Serie Mundial de Boxeo y la AIBA Pro Boxing pudiera decirse que el boxeo amateur ha mutado a un boxeo semiprofesional. Esto quiere decir que la distancia que lo separaba del boxeo rentado simplemente se acortó.

Después de atravesar las eliminatorias olímpicas del presente, resulta poco creíble que llegarán a la cita bajo los cinco aros púgiles sin un recorrido deportivo interesante.

Hay que considerar además que en una competencia bajo los estatutos de la AIBA, como los Juegos Olímpicos, las reglas imperantes serán las suyas: peleas de tres asaltos, diferentes vendajes, varios combates en pocos días, pesajes previos la misma fecha del pleito, además de someter a los atletas a los rigurosos controles antidopaje estilo olímpico.

"El hecho de que sean profesionales no significa que vayan a ganar en Olímpicos, son deportes diferentes, en boxeo profesional dan un peso un día antes y luego se pueden subir mucho, en olímpico hay que pesarse previo a cada pelea y no podrán hacer eso, son sólo tres rounds", destacó el doble campeón olímpico ucraniano Vasyl Lomachenko, actual monarca pluma de la Organización Mundial de Boxeo.

Queda claro que términos utilizados por detractores de la medida como "aberración", "decisiones absurdas", "falta de respeto", "inaceptable" no se ajustan precisamente a la realidad; menos cuando el boxeador más mediático en la actualidad -que para nada quiere decir que sea el mejor desde el punto de vista deportivo- Saúl 'Canelo' Álvarez debutó en las filas rentadas siendo un niño de 15 años.

Entonces a nadie -incluyo al CMB- le preocupó la salud del imberbe. Suena a hipocresía y temor a la competencia, la campaña en contra de la introducción del boxeo profesional a los Juegos Olímpicos.

El interés de las organizaciones mundiales que rigen el profesionalismo y los promotores es repartirse la mayor parte del pastel, quedando en segundo plano la protección de los intereses y la salud de los atletas. Mi lectura detrás de la posición de fuerza del CMB es que esa entidad no desea otro depredador que se inmiscuya en la zona de caza donde ellos son el macho alfa.

Y este nuevo actor, que no está exento de irregularidades bochornosas que han puesto en peligro la permanencia del deporte en los Juegos Olímpicos, parece tener la pegada y el respaldo de un número importante de naciones (el resultado de la votación es un botón de muestra) para remover el orden hasta hoy establecido.

Como dirían en las telenovelas brasileñas: cualquier semejanza es pura coincidencia. Lo que Sulaimán Jr. debe tomar en cuenta es que ni el CMB es la MLB, ni la AIBA los hermanos Pasquel.

Río 2016 será el primer examen. Dentro de cuatro años habría que ver el alcance de esta decisión.
Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Guillermo Rigondeaux
Chris Farina/Top Rank
Cantó el juglar que el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos. ¡Cuánta razón en una línea! No hay excepciones. Nadie se salva. El tiempo es insaciable e implacable. Y el boxeador cubano Guillermo 'El Chacal' Rigondeaux (16-0-0, 12 KOs) debería saberlo mejor que nadie. Su carrera continúa gravitando en un limbo. Y lo peor del caso, no se ven indicios de que llegará la ansiada eclosión que le permita el crédito deportivo y monetario que realmente merece.

Ya van más de seis meses de inactividad. No pelea desde que derrotó deslucidamente al filipino Drian Francisco (28-4-1, 22 KOs) el 21 de noviembre de 2015. Y tampoco aparece el próximo contendiente oficial, al menos por ahora, aunque suenan los nombres de James Dickens (22-1-0, 7 KOs) y Jamie McDonell (28-2-1, 13 KOs).

Esta situación dejó de sorprender hace tiempo a quienes han seguido la carrera del doble monarca olímpico (Sydney 2000 y Atenas 2004) en la versión rentada del pugilato. Pero no por común deja de llamar la atención la pasividad del Chacal y su entorno para presionar y enderezar su camino.

Recientemente el cubano de 35 años fue reinstalado -en noviembre fue declarado campeón en receso debido a su inactividad- como súper campeón supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB); ello fue posible gracias a un pleito legal que interpuso junto con su equipo en contra del organismo para que revirtiera la decisión.

Bien por ellos, pero las batallas en este deporte se ganan en el cuadrilátero. Su reinstalación no es más que una victoria pírrica. Los cinturones de la AMB y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para bien poco le han servido hasta ahora. Ser campeón unificado no le ha garantizado grandes combates.

'El Chacal' siempre ha sido el lado débil de la cadena. Es una especie de rechazado en este deporte.

Después de enseñarle a boxear al filipino Nonito Donaire (37-3-0, 24 KOs) y ostentar dos de las cuatro fajas de las 122 libras, el resto de los peleadores de la división, incluidos los campeones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB) simplemente decidieron evitarlo.

Primero "huyó" el mexicano Abner Mares (29-2-1, 15 KOs) -lógico, ya había recibido una paliza del cubano en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003-, el español Kiko Martínez (35-7-0, 26 KOs) hizo otro tanto, también el azteca Leo Santa Cruz (32-0-1, 18 KOs) utilizó todos los subterfugios posibles para continuar su carrera sin vérselas con El Chacal. Y por último, los británicos Carl Frampton (22-0-0, 14 KOs) y Scott Quigg (31-1-2, 23 KOs) prefirieron que dijeran aquí corrió...que no aquí murió.

La gran mayoría, no importan las nacionalidades, reconocen que Rigondeaux es el mejor peso supergallo del mundo, pero a la vez le recriminan ser tan mezquino para dar espectáculo.

Antes pensaba que el fanático estaba equivocado, y no es así. Los fanáticos tienen la razón. El boxeo profesional es un espectáculo. Y si no le gusta, pues que se dedique a la danza.

Si Rigondeaux quiere aprovechar el poco tiempo que le queda en la cresta de la ola debe brindarle al respetable lo que pide. No digo que cambie totalmente su estilo elusivo, sino que sea más frontal y no se limite a marcar golpes para ganar.

Si criticamos a los promotores por armar las peleas que ellos quieren hacer y no las que el público quiere ver, entonces debemos exigirle a los boxeadores que brinden el espectáculo que los fans quieren degustar. Si alguien en el pugilismo tiene el talento natural para complacer y seguir ganando ese es Guillermo Rigondeaux.

Una luz al final del camino es palpable. Jamie McDonell no le teme al Chacal. Y así lo hizo saber a Sky Sports: "pelearé con él en cualquier parte. Es ideal traerlo aquí, pero he peleado en América dos veces e hice el trabajo contra Tomoki Kameda. Para dejar un legado, necesitas vencer a los mejores, y Rigondeaux es el mejor. Carl Frampton y Scott Quigg le rehuyeron, entonces qué clase de logro sería si voy allí y lo venzo. Estaría realmente haciendo una declaración. Tengo el estilo para vencerlo y la estatura. Sigo siendo grande para el peso supergallo. Desde que se mencionó esa posibilidad no he parado de vibrar".

Si se concreta esa ecuación, esperemos que Rigondeaux acabe de mostrarle al mundo de lo que es capaz y deje de escudarse, él y su entorno, en que lo quieren perjudicar. Si papelitos callan bocas, los puños también.
Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


A lo mejor después de este blog en varias naciones de Latinoamérica me consideren persona non grata. En nuestros países, el deporte es algo bien cercano a ser sagrado. Confieso que mi intención no es molestar ni crear divisiones, me motiva el hecho de que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro están al doblar de la esquina y es imperdonable omitir una pregunta que posiblemente muchas personas se han hecho y su respuesta, en la mayoría de las ocasiones, desemboca en un maremágnum de discusiones.

AP PhotoEl luchador del estilo grecorromano, Mijaín López, es la principal carta de triunfo de Cuba en los Juegos Olímpicos de Río.
No dilato más. Acá está la interrogante:

¿Qué país latinoamericano puede presumir de tener los mejores resultados en los deportes olímpicos?

Cualquiera pensaría que México, Argentina, Brasil se disputarían ese lugar. Ellos cuentan con la mayor cantidad de recursos económicos, no es secreto que el deporte requiere de apoyo financiero para desarrollarse, y sus estrellas futbolísticas acaparan cintillos en los medios de todo el planeta durante todo el año.

Sin bien Argentina y Brasil pueden presumir de contar con varios de los mejores jugadores de la disciplina más popular del mundo: dígase Lionel Messi, Neymar, Sergio Agüero o Marcelo; y México de tener una de las ligas de fútbol con mayor y mejor mercadeo, en ninguno de los casos pueden autoproclamarse como el país con el mejor deporte en la región.

El deporte es fútbol, y más.

Dado que estamos cerca de los Olímpicos, usemos como patrón de comparación las actuaciones de estas naciones en ese tipo de escenario.

Brasil, primer país sudamericano en organizar los Juegos -en Río de Janeiro del 5 y al 21 de agosto- , ocupa el lugar 37 en el medallero histórico de la competición. Esa posición pudiera quedar atrás al concluir la XXXI edición debido a que su condición de sede debe favorecerle para obtener más medallas que hace cuatro años (3-5-9). Las proyecciones más modestas colocan a la delegación anfitriona cercana a los diez títulos.

Tradicionalmente fuerte en los deportes colectivos, los brasileños han conquistado 23 títulos olímpicos, 30 medallas de plata y 55 de bronce para un total de 108 preseas.

Argentina (18-24-28 y 70 en total), también con mucha fuerza en los deportes de conjunto, está cuatro peldaños por detrás. En Río tratarán de superar la discreta actuación de Londres 2012, donde apenas alcanzaron un oro (Sebastián Crismanich en los 80 kg del taekwondo), una de plata (la selección femenina de hockey) y dos de bronce (Juan Martín del Potro -tenis- y Juan de la Fuente y Lucas Calabrese -vela clase 470-).

Raúl Jiménez
AP
México, cuya capital hospedó los Juegos en 1968, ocupa la posición 46 con un global de 62 medallas, divididas en 13 de oro, 21 de plata y 28 de bronce. En Londres conquistaron un histórico título en fútbol sometiendo al Brasil de Neymar en la final, además agregaron tres preseas de plata e igual cantidad de bronce. Para Río centran sus mayores esperanzas en fútbol, taekwondo, clavados y tiro con arco.

Todos los caminos conducen al Caribe

Las matemáticas son exactas y si una nación latinoamericana sobresale por su deporte es Cuba. La isla caribeña ha ganado 72 de oro, 67 de plata y 69 de bronce, ubicándose en el puesto 18 en la historia de los Juegos Olímpicos Modernos.

Para Río las principales esperanzas de la mayor de las Antillas se cifran en el boxeo, el atletismo, el judo y la lucha.

En Beijing (2-11-11) y Londres (5-3-6) su desempeño mermó en relación a las ediciones de (Barcelona 92, Atlanta 96, Sydney 00 y Atenas 04), pero la diferencia sobre Brasil, Argentina y México le asegura poder presumir, por unas cuantas olimpiadas más, que es la nación en la región más capaz en los deportes.
Etiquetas:

Cuba, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La abdicación de Saúl 'Canelo' Álvarez al trono de las 160 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ha revuelto el hormiguero. Casi nada está claro en la división súper welter (154 libras) ni en la mediana, salvo que la última palabra está en el despacho de Oscar de La Hoya, mandamás de Golden Boy Promotions (GDP) y mecenas del mexicano.

Ser el púgil que en la actualidad genera más ingresos le permite todo tipo de prerrogativas. Canelo bien podría negociar la pelea contra el kazajo Gennady 'GGG' Golovkin o bajar a la división inmediata inferior (154 libras) y romper totalmente el orden de las cosas.

Apenas unos días después del anuncio de GDP, Erislandy 'The American Dream' Lara (22-2-2, 13 KOs) hará una defensa del cinturón welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el armenio Vanes Martirosyan (36-2-1, 21 KOs) en Las Vegas, porque "fue lo mejor que pudimos encontrar", según dijo el promotor del cubano, Luis de Cubas Jr., a Jorge Ebro de El Nuevo Herald.

Si bien Lara no subestima a Martirosyan, una revancha contra Canelo, un combate contra GGG y un pleito ante Daniel Jacobs son sus principales objetivos. "Bueno sí, yo estoy tranquilo porque estoy haciendo lo mejor que puedo para seguir ganando, pero para nadie es un secreto que aquí hay alguien que no le tiene miedo a Gennady Golovkin, creo que es un peleador al que se le pueden complicar las cosas conmigo como se le complicaron a Canelo y se le complicarán a Daniel Jacobs, son esos los tres grandes nombres que quiero para mi carrera", comentó Lara al colega Salvador Rodríguez.

Querer no es poder

Siendo objetivos, Canelo parece estar fuera de la ecuación. De La Hoya fue enfático cuando aseguró que la Canelo-Lara II no se efectuará. "Después de ver el rival que tuvo (...), no creo que haya demasiada gente interesada en volver a ver otra pelea como esta", remarcó el promotor tras el pleito que sostuvieron ambos púgiles, el 12 de julio de 2014, en el MGM Grand de Las Vegas y que terminó con polémico triunfo por decisión dividida del azteca.

Erislandy Lara, Canelo Alvarez
Josh Hedges/Getty ImagesEs poco probable que Canelo Álvarez y Erislandy Lara vuelvan a cruzar golpes sobre un cuadrilátero.
En el caso hipotético de que el mexicano descienda a peso welter, existe una sola opción de presionarlo para que al menos considere la revancha. Esa posibilidad dependería de que Lara destroce este sábado al peleador armenio y que después salga a la caza de los mellizos Jermell y Jermall Charlo, o de quien ostente los cinturones de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y el CMB.

Jermell y Jermall pelearán este sábado en la misma cartelera de Lara. Jermell defenderá su título súper welter de la FIB ante Austin Trout y Jermall disputará el cinturón vacante del CMB frente a John Jackson.

Con tres de los cuatro cinturones en su poder, Lara podría poner un poco de presión al Canelo, que se especula podría estar enfrentando al británico Liam Smith, titular súper welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Para llegar a este punto se necesitarían que se acoplaran muchas variables.

Primero convencer para pelear a los otros monarcas de las 154 libras; segundo, demostrar que sus virtudes boxísticas son superiores a sus habilidades para correr la maratón en un cuadrilátero, tal y como ocurrió en la Canelo-Lara I; tercero, tratar de tentar al cobrizo peleador de Guadalajara, que para colmo de males, no le interesan mucho los cinturones, al menos eso fue lo que dejó entrever con su decisión de renunciar a la faja mediana del CMB. Y cuarto, persuadir a Oscar de La Hoya de que una revancha llenará sus bolsillos de billetes verdes.

GGG es el reverso de la misma moneda. Lara lo retó, pero el europeo no tiene por qué tomarle en consideración. Si el cubano fuera un imán para el billete se justificaría considerar una pelea. Pero todos sabemos que no lo es. Para el subcampeón olímpico de Atenas 2004, una confrontación contra un púgil tan escurridizo conlleva muchos peligros y pocos beneficios.

Golovkin y su entorno simplemente están obrando con lógica. Si Lara quiere enfrentarlo pues que haga la fila entre los peleadores de las 160 libras. Una vez que ascienda en el escalafón de alguna de las cuatro organizaciones y se convierta en retador mandatorio, solo entonces, el kazajo debería tomarlo en serio.

El tercer nombre de la ecuación es Daniel Jacobs, monarca mediano de la AMB, y sucede exactamente lo mismo que en el caso de GGG.

A todas luces, acceder a Canelo, Golovkin o Jacobs luce más complicado que los 12 trabajos de Hércules. Aparentemente a Lara no le queda más remedio que saldar sus deudas pendientes con Martirosyan, luego sentarse a esperar a ver qué decide Canelo y entonces buscar la mejor opción para su futuro.
Etiquetas:

Cuba, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


A su manera, dos grandes leyendas del deporte mundial han coincidido recientemente que en Río de Janeiro podrían caer marcas en las competencias de atletismo, previstas a efectuarse en el Estadio Olímpico entre el 12 y el 21 de agosto.

Ellos son Usain Bolt, el hombre más veloz del planeta y ganador de seis títulos olímpicos, y Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) y monarca olímpico de los 1,500 metros en Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

El jamaicano Bolt declaró que su objetivo fundamental para los Juegos es conseguir su tercer triplete dorado (100 metros, 200 metros y el relevo 4x100 metros). "Solo quiero defender mis títulos, hacer el triplete. Esa es mi meta principal. Ese es mi foco principal", dijo a la agencia Reuters después de un acto publicitario en New York.

Luego "apostó" a sí mismo al asegurar que tiene intenciones de bajar de los 19 segundos en el doble hectómetro, lo que destrozaría su récord de la prueba (19.19 segundos). "Mi objetivo secundario es tratar y correr por debajo de los 19. Eso es algo que realmente quiero y espero que todo vaya bien y pueda conseguirlo. Ese sería un gran paso para mí".

Bolt posee también las plusmarcas en 100 metros: 9.58 segundos y 4x100: 36.84 segundos (junto a Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake).

Mientras tanto, el británico Sebastian Coe, premio Príncipe de Asturias en 1987, predijo en entrevista publicada en el sitio oficial de los Juegos Olímpicos, que varios récords podrían caer debido a que la nueva pista del Estadio Olímpico es "muy rápida".

"Sinceramente eso espero. Es una superficie muy rápida -Mondo es un gran proveedor de pistas y ha sido nuestro socio desde hace muchos años. Así que sí, con un estadio lleno de aficionados de pista y campo ruidosos, apasionados, los atletas mejoran su desempeño y se crecen a la altura de las circunstancias", apuntó Coe que estuvo de visita en Río (el 15 de mayo) para observar el evento prueba del atletismo.

Tanto uno como el otro tienen todos los elementos y el aval para pronosticar que caerán los récords, aunque la realidad pueda apuntar hacia otra dirección.

Usain Bolt
AP Photo/Petr David Josek
Bolt ya frisa los 30 años (29). El tiempo no pasa por gusto. Él logró la primacía mundial en los 200 hace siete años durante el Campeonato Mundial de Alemania. De ahí en adelante su mejor marca en la prueba fue 19.32 en los Juegos Olímpicos de Londres. En 2015 llegó a 19.55 s y en 2016 no tiene carrera oficial en la distancia.

La progresión del caribeño indica que tendría que bajar más de 55 centésimas de segundos, en relación con su último mejor crono, para alcanzar su meta. Luce imposible sobre todo cuando lo máximo que se acercó al 19.19 fue 19.32, 13 centésimas por detrás hace cuatro años.

Una inoportuna lesión en el tendón de la corva se convierte en otro indicador que revela la imposibilidad de Bolt de batir su marca. Esa lesión se agravó tras su primera carrera del año, el pasado sábado 14 de mayo en Islas Caimán (ganó los 100 metros con crono de 10.05 segundos).

Si bien ese problema no le impedirá competir en Río, genera muchas dudas de sus reales posibilidades de alcanzar su objetivo secundario.

AP Photo/Kerstin Joensson
En la otra acera, Sebastian Coe no especificó en cuáles pruebas se podrán establecer récords mundiales, pero desde que se impuso la regla de descalificar a los corredores a la primera arrancada en falso han desaparecido los récords en las pruebas de velocidad.

Por regla, los atletas están más preocupados en no ser descalificados que en "robarse la arrancada" para que sus opciones de triunfo crezcan.

Eso deja abierta las puertas a los corredores de medio fondo y de largo aliento, aunque la política de cero tolerancias con el doping es una llamada a capítulo y son cada vez menos los que acuden a sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

No quiero ser ave de mal agüero, pero los deseos-premoniciones de Bolt y Coe no parece que se cumplirán en la Ciudad Maravillosa.
Etiquetas:

Cuba, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La puerta se cerró detrás de ti/ y nunca más volviste a aparecer/ dejaste abandonada la ilusión/ que había en mi corazón por ti.

Estas bolerísticas y famosas líneas las compuso el mexicano Luis Demetrio y fueron lo primero que me vino a la mente tras escuchar a una importante autoridad deportiva cubana asegurando que no habrá equipo unificado para la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol en 2017.

Antonio Becali, presidente del Instituto Cubano de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), afirmó a una pregunta de la agencia Reuters que "Cuba va a seguir con nuestros atletas. Es decir, con los atletas formados en nuestro país".

"Yo creo que un gran honor de nuestras delegaciones y de nuestros equipos, es que nuestros atletas son formados en nuestras escuelas deportivas, en el sistema deportivo y por nuestros entrenadores", dijo el funcionario. "Eso es algo que vamos a mantener como principio indisoluble. Es decir, los atletas nuestros que están dentro del sistema deportivo cubano y dentro de nuestra Serie Nacional son los que nos van a seguir representando en los eventos internacionales que se realizan".

Así..., de un portazo, se clausura una puerta, se mutila la ilusión de la mayoría de los cubanos. El utópico desvelo es nuevamente tirado al inodoro. Y no lo digo yo; así como tampoco he realizado encuesta alguna para saber qué piensa la mayoría. Pero simplemente me remito a las palabras del señor Tony Castro, hijo del exgobernante -Fidel Castro- y sobrino del actual -Raúl Castro- en una entrevista a ESPN The Magazine y que le dio la vuelta al mundo:

Getty ImagesTony Castro, vicepresidente de la WSBC e hijo del exgobernante Fidel Castro, recibió sonriente al pie de la escalerilla a Yasiel Puig, pelotero cubano de los Dodgers que fue una sensación en la temporada de 2013 en MLB.
"Oh, es increíble. Si usted camina por las calles y pregunta a todo el mundo, las personas con seguridad le dirán que es un sueño. Ellos quieren ver a estos jugadores jugar con el equipo nacional cubano. Y sabes que el problema existe y [Cuba y MLB] necesitan resolver esto. La pregunta es, ¿por qué no? ¿Por qué no encontramos la solución? Lo único que necesitamos es la voluntad de hacerlo. Por seguro que podemos encontrar una solución, pero tenemos que trabajar juntos - todo el mundo".

Evidentemente no hay "solución" ni "voluntad" para encontrarla.

Las palabras de Becali y la "deserción" de los mediáticos y talentosos hermanos Gurriel (Yulieski y Lourdes Jr.) evidencian que el pacto entre Cuba y la MLB permanece estancado pese a las recientes visitas de una embajada de buena voluntad en diciembre último y del equipo de Rays de Tampa Bay en marzo, coincidiendo con la estancia del presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

En septiembre de 2015, en una reunión en la oriental provincia de Las Tunas, el Director Nacional de Béisbol de la Isla Heriberto Suárez había dicho "quizás, peloteros que hoy están en otros lugares puedan volver a integrar el equipo. Es una posibilidad, ahora mismo no lo sé".

Aquella fue la primera vez en que públicamente un funcionario, que no tuviera el apellido Castro, dejó abierta una rendija para dar entrada a los jugadores que decidieron hacer su carrera fuera de Cuba.

La postura de Suárez contradijo lo expresado por Jorge Polo, vicepresidente de Actividades Deportivas del INDER y que jerárquicamente está por encima de él, cuando aseguró que los "traidores"* no podrán defender a la selección nacional.

Días después, Suárez tildó de especulaciones lo citado por medios en Cuba y de lo cual se habían hecho eco medios internacionales.

"No es una opción ahora mismo. Lo que se ha escrito son especulaciones. Competiremos en cualquier evento con jugadores registrados en la Federación Cubana, que participarán en la próxima temporada y deben responder a nuestras exigencias y necesidades deportivas, declaró a la agencia noticiosa Prensa Latina.

Otra puerta cerrada, y otra muestra de que no existe tal buena voluntad en una de las partes de la ecuación.

¿Solución?

Previo al I Clásico (2006) la participación de Cuba estaba en la cuerda floja por diferencias legales con el gobierno de EUA; entonces varios países se negaron rotundamente a la exclusión de la novena de la mayor de las Antillas. Incluso amenzaron con retirarse de la contienda. En esta tercera edición la protesta podría ser a la inversa.

*Nota aclaratoria: Los deportistas que abandonan delegaciones en el exterior o salen ilegalmente del país son considerados "desertores" y "traidores". A ellos se les prohíbe la entrada a Cuba por un periodo de 8 años a partir de la fecha de su "deserción". A otro grupo, que pide la liberación de su equipo o deporte, y salen de manera legal para convertirse en profesionales se les permite regresar, pero se les niega representar a los equipos nacionales aunque hayan expresado su interés en hacerlo.
Etiquetas:

Cuba, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
El futuro de "El Chocolatito" González
VIDEOS RELACIONADOS video
Román 'Chocolatito' Gonzalez (44-0-0, 38 KOs) afirma que el día que cobre más de un millón de dólares por pelear se retirará del boxeo. Hasta el día de hoy sus pretensiones no pasan de ser sueños. Las cifras de siete dígitos han sido prohibitivas pese a ser el número uno del ranking libra por libra.

"Pienso que el día que me paguen un millón de dólares me retiro del boxeo", dijo irónico esta semana el peleador de 28 años al diario nicaragüense La Prensa.

Su trifulca contra el boricua McWilliams Arroyo (16-2-0, 14 KOs) no alcanzará ese monto y tampoco será el evento estelar de la cartelera que protagonizarán el kazajo Gennadi Golovkin (34-0-0, 31 KOs) y el estadounidense Dominic Wade (18-0-0, 12 KOs) en el Forum de Inglewood en California, el próximo sábado 23 de abril.

Así de injusto es el negocio del boxeo.

Pero realmente, ¿merece Chocolatito mayor protagonismo? Un SÍ mayúsculo se antoja una nimiedad para el nicaragüense nacido en el barrio La Esperanza en Managua, el 17 de junio de 1987, y que heredó los galones de su legendario compatriota y maestro Alexis Argüello (77-8-0, 62 KOs).

Escribió el colega nicaragüense Edgard Rodríguez sobre el mejor deportista en la actualidad de la nación centroamericana: "a la sombra de Argüello, González escribe su propia historia y con buena letra. Es técnicamente impresionante. Boxísticamente completo, con la dosis adecuada de coraje y una valentía firme. (...) El presente de Román se está forjando. De las comparaciones con Alexis se encargará el futuro".

Quedó claro que Román no llegará al millón en su cuarta exposición del cinturón mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Pero en esa contienda -la coestelar del programa-, arriesgará más de lo que la mayoría supone.

McWilliams Arroyo es un peleador técnico y con amplio conocimiento de los secretos del deporte. Tuvo un prolongado y fructífero historial en el boxeo amateur. Como aficionado conquistó títulos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006, los Panamericanos de Río de Janeiro 2007 y el Campeonato Mundial de Milán 2009.

"Es un honor para mí tener esta oportunidad. He estado entrenando fuerte toda mi vida para éste momento", dijo Arroyo a ESPN. "Mi sueño es ser campeón del mundo y para eso tengo que enfrentar a los mejores del mundo y él lo es. Yo estoy muy relajado y el día de la pelea haremos nuestro trabajo. Al final del día el que ganará será el mejor preparado. Yo lo estoy. Sé que él es un peleador explosivo y de experiencia pero yo también tengo lo mío".

El púgil de 30 años, que va a su segunda pelea titular y fuera el abanderado de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, ha estado algo inactivo -ha pasado poco más de un año de su última pelea ante el mexicano Víctor Ortiz (21-5-0, 15 KOs)- aunque cuenta con la experiencia y las herramientas para complicarle la faena al tricampeón mundial (mínimo, minimosca, mosca).

Chocolatito, quien ha estado en 13 peleas titulares sin contar un interinato, tiene registrado en el disco duro que cualquier exceso de confianza sería fatal: "él (Arroyo) es un muchacho muy bueno, que combina bien sus manos, que fue (boxeador) olímpico. Va a ser una muy buena pelea".

Sobre lo que espera del retador expresó a los medios de su país: "que se faje, que haga una pelea que deleite a los fanáticos, ojalá que venga bien preparado el muchacho y así hacer un peleón. Le digo que me preparé muy bien y si alguien me quiere derrotar tiene que ser mucho mejor, no lo menosprecio, sin embargo, mi preparación es para no perder".

Arnulfo Obando, entrenador del monarca exponente, reveló al diario nica Hoy aspectos de la estrategia de combate que utilizará su adiestrado: "lo trabajaremos desde el inicio con largas combinaciones. No lo vamos a dejar descansar, llevaremos el tren de pelea hasta que no pueda resistir más, siempre debemos de cuidarnos de su mano izquierda, es peligrosa, por eso no hay que menospreciarlo", agregó.

De cualquier manera, el campeón es el amplio favorito para deshacerse del puertorriqueño, quien supuestamente sería una especie de peldaño intermedio de cara a una posible revancha unificatoria contra el mexicano Juan Francisco 'Gallito' Estrada (33-2-0, 24 KOs).

Al respecto, Chocolatito había dicho a finales de 2015 a Boxing Scene: "si no me pagan lo que estoy pidiendo, no voy a pelear. Me están ofreciendo cerca de 500 mil dólares pero vale (la pelea) mucho más porque tres títulos serían unificados. Soy el número uno [libra por libra] del mundo. Y no vale la pena pelear por tan poquito dinero como ese.

"Quiero un millón y medio o un millón [de dólares]. Si no, no habrá nada. Estrada es quien está empujando para pelear conmigo. Yo ya le gané a Estrada. Le gané a Viloria, un oponente que decían sería difícil para mí, lo golpeé y lo detuve, y Estrada no pudo [hacerlo cuando lo enfrentó].

Esperemos que le den a Román el millón que seguramente no le hará retirarse, eso nos brindará el placer de verlo en una revancha contra el Gallito.
Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Gennady Golovkin
Didier Baverel/WireImage
No importa el qué, el cómo o el cuándo. Lo seguro es que el espectáculo debe continuar.

Ya no están Floyd Mayweather Jr. ni Manny Pacquiao. Para bien o para mal, una era acabó en un lapso de siete meses. Los dos grandes referentes del boxeo en la última década pusieron punto final a su historia dentro del ring. Dijeron: ya no más. Uno y otro se fueron con los bolsillos llenos y cada uno, a su manera, dejó un vacío que en un futuro inmediato alguien deberá colmar.

No son pocos los candidatos. Afortunadamente existen gladiadores muy talentosos a la espera de la oportunidad. A simple vista, los primeros en alzar la mano y postularse para llenar ese espacio son el nicaragüense Román 'Chocolatito' González (44-0-0, 33 KOs), el kazajo Gennady Golovkin (34-0-0, 31 KOs) y el ruso Sergey Kovalev (29-0-1, 25 KOs). Los avalan sus méritos deportivos.

Además de sus pulcras hojas de servicios, ellos ocupan el podio en el ranking libra por libra de dos de las más prestigiosas publicaciones que abordan la temática del pugilismo. Medios líderes de opinión como ESPN posicionan a Chocolatito como Nº1, GGG Nº2 y Kovalev en el Nº3; mientras que The Ring Magazine invierte las posiciones del kazajo y el ruso, manteniendo en la cima al centroamericano.

Resultados y medios de comunicación están a su diestra. Aun así, a ninguno de los tres se le reconoce como una verdadera mega estrella capaz de seguir los pasos de 'Money Man' y 'Pacman'.

La lógica suele extraviarse en este negocio-deporte, y aquí el orden de los factores sí altera el producto. (Negocio siempre va en la oración principal y deporte en la subordinada).

¿Cómo es posible que los tres hombres que lideran el ranking libra por libra no sean los potenciales candidatos a llenar esos espacios vacantes?

Sencillo. Ninguno de ellos son los más mediáticos. Podrán ser los de más talento -al menos sus resultados hasta la fecha así lo demuestran- pero distan de ser el producto más comerciable.

Reitero: 1. Negocio, 2. Negocio, 3. Negocio y 4. Deporte.

En fecha tan cercana como el 17 de octubre de 2015, Gennady Golovkin (pelea estelar) y Chocolatito (coestelar) protagonizaron su primer Pago por Evento (PPV). Según el sitio fighthype.com se vendieron 150 mil casas, cifra inferior al estimado de 200 mil y alejada de las 400 mil casas que vendió el Mayweather vs. Andre Berto, insulso y casi "arreglado" pleito que marcó la despedida de Floyd.

Los números no mienten.

El caso de Kovalev es diferente. Una hipotética contienda contra el estadounidense Andre Ward (29-0-0, 15 KOs) ciertamente generaría considerables ventas en PPV. Apostaría a que superaría las 400 mil casas del Mayweather Jr. vs. Berto. Pero parafraseando al boricua Miguel Cotto, en esta ecuación el lado A no es Kovalev. Poco importa que el ruso ostente los títulos. En esta historia quien atrae las masas es 'El hijo de Dios', Andre Ward.

A propósito de lados A y B, en los dos grandes emparejamientos que busca GGG: frente a Miguel Cotto y Canelo Álvarez, él siempre sería el lado B, pese a ser el monarca mediano de la AMB, la FIB e interino del CMB.

FATALISMO GEOGRÁFICO

Para nadie es secreto que los principales mercados del boxeo se encuentran en Estados Unidos y México. Coincidentemente, ninguno de los tres que están en la cresta de la ola nació en esas geografías. No quiere decir que no puedan convertirse en mega figuras, sí lo pueden lograr -Manny lo hizo- pero el recorrido será más largo y escabroso.

Ellos tienen que adaptarse al modo en que se concibe este hecho deportivo. Ser carismáticos y "dar los mejores golpes" fuera del ensogado. Seguir estrategias que en ocasiones pueden parecer burdas pero que son vitales para venderse. No importa que por sus actos -sin caer en delitos por supuesto- los odien o los amen, es imperativo venderse y venderse bien. Y con el perdón de GGG, Chocolatito y Kovalev, ellos hasta el momento no son del tipo carismático o pedante que la gente está dispuesta a pagar por verlos ganar o verlos perder.

Para colmo, tampoco ninguno de los tres tiene una maquinaria promocional que logre venderlos como la octava maravilla del mundo. Ellos no son Canelo Álvarez.

Provoca escozor que los más talentosos estén a la sombra de peleadores menos hábiles, pero así son las reglas del juego en el boxeo. Solo así es posible que Oscar de La Hoya, quien fue boxeador y hoy es promotor, desvarié asegurando que el ganador entre Saúl 'Canelo' Álvarez y Amir Khan llenará el hueco dejado por Floyd y Manny.

Con razón o sin ella, the show must go on.
Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Timothy Bradley Jr., Jessie Vargas
Chris Farina/Top Rank
Silencio cuando se auguraba mucho ruido. Así podría sintetizarse cuanto ocurre en la división welter (147 libras) después del retiro de Floyd Mayweather Jr. (49-0-0, 26 KOs), el otrora rey indiscutible en ese feudo.

Ningún irreverente mozalbete ha dado un golpe de autoridad. A estas alturas seguimos esperando por ese sucesor que no llega, entretanto los reflectores voltean hacía escenarios más atractivos.

El probable retiro de Manny Pacquiao (57-6-2, 38 KOs) después de su tercera contienda contra Timothy Bradley Jr. (33-1-1, 13 KOs), este sábado en el MGM Grand Arena de Las Vegas, coloca otra vez en el centro de atención a los welters, toda vez que en esa contienda estará en juego el cinturón absoluto que posee Bradley y es avalado por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Pero, si Pacquiao llegara realmente a retirarse -algo que dudo- quién quedaría para asumir su espacio y el de Floyd, probablemente los dos púgiles más importantes de la última década y casi seguros miembros del Salón de la Fama.

Cuatro parecen ser los principales aspirantes: Bradley Jr., Danny García (32-0-0, 18 KOs), Keith Thurman (25-0-1, 21 KOs) y Kell Brook (35-0-0, 24 KOs). Entre ellos se reparten las fajas "mundiales" en las 147 libras.

Quien está más cerca de estar en lo alto de la cadena alimenticia es Bradley Jr. Una victoria sobre Pacquiao el sábado le colocaría como el hombre a derrotar.

Una mirada de soslayo por el resume de los restantes candidatos revela que ninguno ha enfrentado a un rival de la magnitud del Pacman, el único que en algún momento le disputó la supremacía absoluta a Mayweather Jr. en el ranking libra por libra.

Si bien creo que el pleito Pacquiao-Bradley Jr. no tiene mucho sentido para el filipino, para el norteamericano pudiera representar el espaldarazo que necesita para colocarse definitivamente en la cresta de la ola, con la cual ha coqueteado, pero que no ha podido dominar.

No está de más aclarar que 'Desert Storm' deberá ser convincente ante Manny para evitar cualquier suspicacia. Ya vivió la experiencia de ser favorecido por los jueces en el primer enfrentamiento entre ellos y, según sus propias palabras, aquello fue lo más negativo que le ha ocurrido en su carrera.

Cerca de Bradley Jr. se encuentra Danny 'Swift' García. Él conquistó el cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que dejó vacante Floyd en un atractivo pleito contra Robert Guerrero (33-4-1, 18 KOs).

Si bien Swift solo ha efectuado cuatro peleas en la división y sus dotes técnicas no son las más depuradas, su pegada y su corazón le han permitido conservar su récord profesional invicto ante varios de los mejores peleadores de los últimos años.

En el grupo de sus víctimas desde 2012 en adelante aparecen 6 campeones mundiales: Robert Guerrero, Paul Malignaggi (35-7-0, 7 KOs), Lamont Peterson (34-3-1, 17 KOs), Zab Judah (42-9-0, 29 KOs), Erik Morales (52-9-0, 36 KOs) -al Terrible le venció en dos ocasiones- y Amir Khan (31-3-0, 19 KOs). Sus únicos "descansos" en ese periodo fueron Lucas Matthysse (37-4-0, 34 KOs), Mauricio Herrera (22-5-0, 7 KOs) y Rod Salka (21-4-0, 4 KOs).

La hoja de servicios de García habla por sí sola.

Hace un año, tras el retiro de Mayweather Jr., escribí que Keith Thurman parecía ser el próximo dominador en el peso welter. Erré, pero no porque le faltaran condiciones, más bien la pifia es la consecuencia de la inactividad del peleador. Desde el retiro de Floyd solo ha efectuado un combate, en julio de 2015, cuando derrotó por nocaut al excampeón mundial Luis Collazo (36-7-0, 19 KOs).

El púgil de 27 años podría volver fuerte a escena si logra vencer en su próxima trifulca al exmonarca mundial Shawn Porter (26-1-1, 16 KOs), quien viene de cerrarle la boca a Adrien 'El Problema' Broner (32-2-0, 24 KOs).

El título mundial, versión del Federación Internacional de Boxeo (FIB), que le arrebató a Shawn Porter coloca al inglés Kell Brook como cuarto aspirante en esta carrera. Salvo la excepción de Porter, ninguno de sus oponentes se encuentra entre el top 10 de la división, no obstante su 69 % de nocauts habla a las claras de su poder.

Un aspecto que está en su contra es su persistencia a pelear en el Reino Unido. Solamente ha efectuado par de combates fuera de casa (en los Estados Unidos). Brook deberá reconsiderar su posición si realmente aspira a convertirse en número uno, pues la Meca del Boxeo es Estados Unidos, y de aquí es de donde saldrá el sucesor de Floyd y Manny.

Etiquetas:

Cuba, Boxeo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO