<
>

Daniel Suárez no rehuye el tema: 'Racistas, fuera de NASCAR'

play
Daniel Suárez: 'Los que quieren la bandera confederada son racistas' (1:38)

El único piloto latinoamericano de NASCAR dijo que la gente que está molesta por la prohibición de ese símbolo de intolerancia no debe estar en el deporte. (1:38)

El aficionado que no quiera dejar de usar la bandera confederada en NASCAR es un racista y no tiene cabida, así lo dijo el piloto mexicano Daniel Suárez, único latinoamericano que compite en la serie.

Suárez fue entrevistado el 16 de junio respecto al racismo y las recientes posturas para combatirlo tomadas en el campeonato de autos stock, antes que alguien colocara, el domingo 21, un nudo de la horca en foso del piloto Bubba Wallace, volante afroamericano, también único en el serial.

Esa no ha sido la única señal de intolerancia alrededor de NASCAR, también hubo personas que ondearon la bandera confederada en los alrededores de la pista de Talladega y un avión con ese símbolo sobrevoló el complejo.

El mexicano nacido en Monterrey hace 28 años no rehuye el tema, al contrario no teme en decir que NASCAR da los pasos adecuados, aunque haya "aficionados" que se resistan a la prohibición del símbolo del ejército que defendía la esclavitud durante la Guerra Civill de los Estados Unidos.

"Creo que la gente que esté dolida y quiera dejar el deporte por esto es gente que es racista, gente que sigue pensando que el deporte NASCAR es un deporte totalmente americano, el deporte NASCAR es para americanos, afroamericanos, latinos, japoneses es de todo, para todos colores y sabores. Así es como debe ser”, dijo Suárez, quien está en su cuarto año en NASCAR, ahora con el equipo Gaunt Brothers, a ESPN Digital.

"Si hay muchos fans que están ofendidos (por la prohibición de la bandera), que no lo quieren hacer, que no lo quieren ver, tal vez no pertenecen a aquí, ya no estamos (como) hace 100 años, esa bandera es para la historia, es para los libros, pero esa bandera no debe existir en la vida real, porque hubo mucha gente que sufrió por ella, es así de simple, si no te gusta este tipo de acciones, tienes mucho que aprender", añadió.

En lo últimos días, Suárez ha sido de los primeros pilotos de la serie que ha expresado en redes sociales en contra de hechos que han sacudido el país como el asesinato George Floyd, y a favor de las protestas, como la encabezada por Bubba Wallace, quien ha portado una playera de "Black Lives Matter" en la ceremonia previa a las carreras.

"No podía estar más contento con todo esto que está pasando. Wallace y yo somos muy buenos amigos, hemos estado trabajando con NASCAR para ver qué más podemos hacer, cómo podemos trabajar juntos", expresó. "Todo pasa por algo, creo que Bubba Wallace ha hecho un excelente trabajo, siendo un buen líder y hablando del tema, no se puede quedar callado, es su gente, es su comunidad la que quiere un cambio, si los latinos fueran los que están sufriendo más como los afroamericanos, yo estaría haciendo lo mismo y aún así lo estoy haciendo".

¿Crees que hay racistas dentro de NASCAR?

"Lo dudo, lo dudo mucho, pero si hay alguien van a tener que cambiar".

Daniel no se ha puesto una 'tshirt' como la de Wallace pero tiene un programa para llevar latinos a las pistas de NASCAR, "Daniel's amigos" y apoya las iniciativas del otro piloto que representa una minoría en un deporte conocido por su identidad netamente americana.

"Este es un problema que ha pasado desde hace mucho tiempo y tal vez estamos reaccionando tarde, pero es mejor tarde que nunca. Estoy muy orgulloso que NASCAR está tomando iniciativa y quieren hacer un cambio, este cambio no significa quitar a los americanos y poner a los afroamericanos y los latinos, no significa uno o el otro, es tratar de unirnos todos", afirmó.

"No queremos correr a unos para darle la bienvenida a otros, queremos tener a todos juntos, que todos nos divirtamos, que todos seamos de los mismos que no importa tu cultura, que no importa tu color de piel, que no importa de donde vengas, donde naciste, todos somos iguales".

Pero, ¿qué es lo que puede hacer el único piloto mexicano para ayudar a cambiar el racismo en el deporte motor?

"Empujar, empujar y empujar y hacer mi parte, estoy siendo sincero contigo, no tengo miedo a hablar de estos temas, estoy siendo directo, sin embargo, no voy a ponerme una playera de Black Lives Matter porque yo crea que es lo correcto, yo hago lo que yo siento que es lo mejor para mi deporte, mi persona y mi comunidad y para mi país. Esperemos que pronto no solamente sea ponernos una camiseta o poner algo en social media o poner un tuit, que sea hacer acciones, que sea tener programas, que sea tener gente, eso es lo que importa”.

play
0:30

Los conductores de la NASCAR caminan junto al carro de Bubba Wallace en muestras de apoyo en Tadallega

Tras ser víctima de racismo durante la última carrera, el piloto de Richard Petty Motorsports recibió el apoyo de todos los pilotos rivales.

Como mexicano se tiene que dar a respetar

Como mexicano surgido de la cultura del esfuerzo, un piloto 'raro' porque no proviene de una familia con abundantes recursos económicos, Suárez ha tenido que hacerse respetar desde niño, ya que, según contó, siempre tuvo que cuidarse a sí mismo.

Así pasó en Phoenix en 2019, cuando Suárez fue reclamar una maniobra, a su entender, sucia de parte de Michael McDowell. Las cosas llegaron a las manos y aunque el estadounidense es un tipo más corpulento y alto, sorprendió la fiereza del regio.

También tuvo un altercado, precisamente con Wallace, pero ese fue solamente verbal, cuando Bubba mostró el dedo medio a Daniel también por incidente de pista. Los reclamos de Suárez fueron enérgicos.

"Crecí en una escuela de gobierno y trabajando duro y trabajando después de la escuela con mi papá y si alguien me quería tomar ventaja de mí, peleábamos, no estaba protegido de mi papá o mi mamá tenía que defenderme solo y eso me ayuda muchísimo para el día de hoy poder estar aquí, ya que no dejo que nadie tome ventaja de mí, no importa quién sea esa persona", dijo.

Pero también recalcó que lo que pasó en la pista se queda en la pista y ahora es muy amigo de McDowell y Wallace.

“Todo pasa por algo, son experiencias, somos buenos amigos, una familia y tratamos de cuidarnos y empujar en la misma dirección, hoy estamos tratando de cambiar al mundo, tratando de cambiar la cultura del deporte y eso es lo más importante".