Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Irregularidad + equilibrio = emoción

La fórmula infalible del torneo mexicano. Buscar qué pesa más podría ser inútil. Está claro que, como siempre, el torneo se debate en su parte final para escoger a los ocho mejores y de ahí el viejo axioma que destaca que "cualquiera puede ser campeón". Y es verdad. No hay equipos invencibles. Toluca, Tijuana, Chivas y Monterrey han sido los más constantes, pero América y Tigres vienen de atrás y prometen cerrar con gran fuerza. Santos y Pachuca son peligrosos. Sea como sea, en esta paridad confundida con irregularidad, el futbol mexicano presenta una de sus grandes y muchas veces despreciada particularidad: la emoción...

Tigres vs. Pumas
Imago7

LOS ANGELES, CA.- Ya no se trata de descubrir qué pesa más sobre el torneo mexicano: si la irregularidad o el aparente equilibrio de sus equipos. La única realidad, tajante e inobjetable, nos guste o no, es que es un torneo que reparte emociones hasta el final.

La liga MX entra a la disputa de sus últimos 9 puntos en la fase regular. En lo más alto de la tabla, figuran los que en apariencia han jugado con mayor regularidad: Toluca, Chivas, Tijuana, Monterrey y enseguida el América. Luego, aparecen otros que están peleando por un boleto: Santos, Atlas, Pachuca, el propio Tigres, Morelia y Pumas. Señalar a Toluca, a Chivas, a Tijuana y a Monterrey como los máximos candidatos supone ser una tarea simple y apegada a la aritmética, pero esos equipo también han tenido espacio para la irregularidad. El torneo luce como uno de los más parejos de los últimos tiempos.

Clasificar a la liguilla por el campeonato no parece una tarea demasiado complicada -aunque habría que preguntárselo a Cruz Azul-. Ganar la liguilla es una historia muy distinta. Está claro que en ese "mini torneo" a "matar o morir", hay equipos, jugadores, entrenadores y hasta camisetas que tienen un peso distinto. Chivas y América por su grandeza pasional y por su futbol. Toluca tiene un funcionamiento equilibrado. Tigres y Monterrey poseen planteles a los que les sobra elementos y Tijuana cuenta con un entrenador que sabe jugar las liguillas. Cuidado con Santos y con el Pachuca.

EL CAMPEÓN ES EL CAMPEÓN

Digamos que hay, como siempre, varios candidatos, pero uno de ellos ha tomado "calor" y "potencia" justo en el momento apropiado y tiene al entrenador y a los futbolistas necesarios.

Damas y caballeros, una vez en liguilla, aparece la vieja sentencia del torneo mexicano: "Cualquiera puede ser campeón", pero esta vez, el Campeón puede más que nadie.

Tigres ha regresado a su forma futbolística justo cuando más lo requería. Andre Pierre Gignac ha vuelto a hacer goles, Javier Aquino se ha recuperado de sus lesiones, Sosa va tomando el nivel que se espera de él, el chileno Vargas sigue adaptándose y Jurguen Damm ha vuelto a demostrar que está predestinado a jugar en otro nivel y si alguno de ellos falla, ahí están Damián Alvarez y Lucas Zelayarán. Un poco más atrás, Tigres "vive" de la solvencia de nombres como el de Nahuel, Juninho, Pizarro, Torres Nilo y Dueñas.

Y a todo ello, hay que agregar siempre el nombre de Ricardo "Tuca" Ferretti, el entrenador con más experiencia y capacidad en todo el futbol de México. Ganarle a Tigres, de ahora en adelante, será una tarea bien complicada, pero el equipo distraerá su mente entre la necesidad de ganar los partidos para clasificarse a la liguilla y afrontar, a partir de este martes, la final de la Liga de Campeones de la Concacaf. Enseguida, Tigres tendrá que meterse al nuevo estadio de Rayados en su Clásico de la ciudad que siempre echa "chispas" y que para su afición vale mucho. No hay, en apariencia, prioridades. Con el plantel y la inversión de Tigres, debe y puede aspirar a las dos cosas. El boleto al Mundial de Clubes, ganarle a los Rayados el sábado y la defensa del campeonato de Liga MX están en el mismo nivel en la agenda del ingeniero Rodríguez.

Recta final de torneo y aunque hoy, matemáticamente no está ni siquiera en liguilla, Tigres es el gran favorito. La insinuación de un cierre del campeonato a tope, el regreso de Gignac a un plano goleador y 'Tuca' en la banca son suficientes para creer que "con el campeón hay que ir hasta el final".

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Tigres y América están de vuelta. Van a competir en la parte final del torneo por un puesto en la liguilla. Uno lo hace amparado en su abundante y rico plantel, uno de los mejores en la historia del futbol mexicano. Y el otro, basado en su camiseta, poderosa e histórica. Hoy, ninguno de los dos parece una garantía para la obtención de un título, pero una vez que llegue la liguilla, nadie se atrevería a apostar contra ellos. Están de vuelta. El Campeón y el Subcampeón están de regreso...

Tigres vs Chivas
Mexsport

LOS ANGELES, CA.- ¿No contaban con "ellos"? Habrá que hacerlo. En uno, hay una camiseta con un peso específico en la historia del futbol mexicano y en el otro, uno de los planteles más talentosos y ricos de todos los tiempos y eso debe alcanzar para que ambos vuelven a ser contendientes por el título.

El campeón y el subcampeón del futbol mexicano han tenido un torneo atípico. Comenzaron lento, dubitativos, acusando los efectos de haber jugado la final el día de la Navidad, del poco tiempo para preparar el nuevo torneo y ni física, ni mental, ni futbolísticamente estaban preparados para emprender el nivel competitivo que requería el campeonato. Pero hay buenas noticias: Tigres y América están de vuelta, listos para afrontar el cierre del torneo y con la posibilidad latente de clasificarse a la liguilla. Una vez ahí, aunque no parecen ofrecer garantías de nada, la experiencia y la grandeza de uno y la nómina del otro, les darán opciones para acceder al campeonato.

Tigres dio una muestra el martes en su estadio, cuando afrontó al equipo que mejor jugaba en el torneo -Chivas- y le pasó por encima en una clara goleada de 3 a 0. Es verdad que el Guadalajara utilizó, por un tema de cansancio físico, algunos jugadores emergentes, pero Tigres mostró algunos de sus mejores minutos del torneo, volviendo a las bases de un equipo sólido en cada línea y una idea clara de lo que 'Tuca' Ferretti quiere para su equipo. Regresó el Tigres de Gignac, de Aquino, de Sosa, de Vargas, de Dueñas y mostró que tiene "parque" suficiente para cambiar de un momento a otro con nombres como Zelayaran, Damm y el veterano Damián Alvarez. Tigres tiene para dar y repartir y tiene al 'Tuca', un entrenador que conoce mejor que nadie la zona de la liguilla y los partidos a eliminación directa.

Y el América parece convencido de su nuevo papel, un papel donde no se acerca para nada al estilo tradicional del club y de su entrenador, pero donde la entrega, la lucha y el orden son suficientes para trabajar y cosechar los puntos. El América está convencido de que en cualquier momento, en alguna de sus individualidades, aparecerá la clase y la profundidad. Por lo pronto, deja todo en el temperamento y suma, suma puntos pensando en acceder a la liguilla.

Ni Tigres ni América están hoy, todavía, en condiciones para levantar el trofeo, pero cuando logren llegar a la liguilla -porque estoy seguro de que ambos estarán ahí- serán igual o más peligrosos que cualquiera. Así que si no contaban con "ellos", empiecen a hacerlo. Tigres y América están de vuelta...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los 10 juegos que le han "tocado" en la aparente inequitativa repartición de los papeles para el Mundial del 2026 es justo la medida a la realidad que vive México, como país y el futbol mexicano, como industria. No hay más. Es irreal pensar que la situación económica, social y política le de México oportunidad de realizar un Mundial más complejo. Los tiempos han cambiado alrededor de la FIFA y de los Mundiales. No vivimos en el mismo mundo ni bajo las mismas reglas, condiciones y necesidades de hace casi 50 años (México 1970) ni de hace 30 años (México 1986). Hoy, es lo que podemos y debemos hacer, aunque algunos críticos, conducidos por la pasión, insistan en vivir en "el país de Alicia...".

ESPN Digital

LOS ANGELES, CA.- El futbol mexicano y "Alicia en el país de las maravillas". La pasión, muchas veces, nos ciega. Tapa la realidad y sugiere espejismos, alucinaciones y ofuscamientos.

Algunos parecen realmente muy ajenos a la realidad que México vive como país. Y en lugar de "festejar" la oportunidad que tendrán de ser parte de la organización de un tercer Mundial, en el ya no tan lejano año del 2026, lamentan la inequitativa repartición y el aparente sometimiento del que ha sido parte el futbol mexicano.

"Migajas", "Invitados de segunda mano" y hasta frases como "nos bajaron los pantalones...". La reacción ha sido un tanto visceral en una época donde habrá que subrayar que existe un sentimiento cargado de mucha susceptibilidad cuando se trata de temas que tienen con ver Estados Unidos.

Pero esto es futbol y aún más que futbol, es negocio y en el negocio, está claro que los tiempos indican que Estados Unidos tiene las condiciones --económicas, sociales y políticas-- adecuadas para organizar por si solo una Copa del Mundo. Existe sí, una invitación, a las dos naciones vecinas --puede que por una implicación política-futbolística-- para que sean parte de la organización. Estados Unidos tiene los estadios, la estructura y la infraestructura apropiada para hacer el Mundial y México tiene, en su caso, tres o quizá cuatros escenarios que con una inversión no tan exagerada pueden reunir los requisitos del cuaderno de cargos de la FIFA.

Los 10 partidos que tendrá México significan, por otra parte, una eminente ventaja deportiva. La selección mexicana jugará la primera y la segunda ronda en casa y luego, si sigue avanzando en un Mundial de 48 participantes, actuará como si estuviera en casa en ciudades del sur de los Estados Unidos (Dallas, Houston, Los Angeles, San Francisco, San Diego, Phoenix).

La escasa participación mexicana la propuesta para el Mundial del 2026 es una respuesta obvia al momento que atraviesa el país y que directa o indirectamente afecta a la industria del futbol. El futbol no es ajeno a los graves problemas que atraviesa México en cuanto a seguridad, economía, política y sociedad. Forzar la realización de un Mundial en México no solo sería imposible, también inapropiado. Diez partidos, como afirman exactamente los dirigentes de la FMF, supone ser la medida adecuada para lo que con certeza se puede realizar. Otra cosa, sería vivir en una realidad que no nos corresponde.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cuando, finalmente, parece que el equipo ha encontrado las formas para vivir en la plenitud que merece su nombre, su tradición y su gran prestigio como club, aparecen "las traiciones" internas. Y esta vez no han ocurrido en la cancha, donde Almeyda y sus futbolistas gozan de salud plena, sino desde una oficina que ha vivido -y yo diría "sobrevivido"- en la incertidumbre desde el mismo día en que Jorge Vergara se apoderó del club. Chivas ha vuelto al pasado y en ese pasado están incluidos los temibles y voraces intereses que rodean al futbol mexicano. Ha fracasado, también, desde un punto de vista tecnológico en pleno siglo XXI...

Higuera y Vergara
Mexsport

LOS ANGELES, CA.- El problema no es que Chivas vuelva a la TV de cable. El verdadero problema es hacía donde va "conectado" ese cable.

Aún en su mejor momento deportivo de los últimos tiempos, Chivas ha vuelto a su "pasatiempo" favorito desde que Jorge Vergara se apoderó del club: la incertidumbre.

Y esta vez lo hizo desde una decisión que supone ser un retroceso rotundo en las intenciones de la entidad de lograr una independencia absoluta en términos deportivos y económicos y al mismo tiempo, un "freno en seco" sobre un proceso que parecía encaminado a marcar el futuro de la industria futbolística mexicana. Chivas volvió en el tiempo, regreso al pasado y se acercó, otra vez, a los grandes y tenebrosos intereses que rodean al futbol mexicano. El regreso a la cadena Televisa es y puede se mucho más significativo que el canal o la plataforma por donde se podrán seguir sus partidos.

Chivas TV resultó ser un fracaso "tecnológico". El "nuevo canal" fue goleado, exhibido y avergonzado cada vez que "salía a la cancha". Ni Vergara ni José Luis Higuera, este último, aparentemente, el impulsor del movimiento para dejar la TV abierta, encontraron las formas adecuadas para lanzar adecuadamente el nuevo conducto por el cual se transmitían los juegos de Chivas. Tomaron decisiones erróneas, se rodearon de las personas equivocadas y Chivas TV fue blanco de grandes criticas, la mayor parte de ellas, provenientes desde el mismo "sitio" a donde hoy ha decidido regresar el popular equipo.

Es una pena, porque al final del día, se trata de una retroceso, de una vuelta al pasado, de un fracaso tecnológico justo cuando parece que lo que más apreciamos alrededor de nuestras vidas en pleno siglo XXI son los progresos que la ciencia (la tecnología) nos brindan para facilitarnos la vida. Chivas no pudo, no supo o no quiso terminar de dar un paso que había sido valiente y decidido y que supongo no fue fácil de tomar en un principio. Al mismo tiempo, envía un mensaje temeroso al resto del futbol mexicano y de los clubes que suponían haber encontrado el ejemplo y el camino a seguir.

Deportivamente, el club está atravesando por un momento "dulce" que promete significarse pronto en trofeos. La final de la Copa MX está a la vista y el equipo de Almeyda está peleando los primeros lugares de la tabla y mostrando un futbol que le garantizará competir en la liguilla por el campeonato de la Liga. La "salud" del Guadalajara en la cancha es buena, yo diría que muy buena.

Pero hay quienes creemos que Chivas siempre estará mejor lo más lejos posible del América y de sus "tentáculos". Y la decisión de volver con la misma empresa que sigue teniendo un peso específico en muchas áreas del futbol mexicano y un poder monopólico del futbol mexicano no supone ser lo adecuado.

La historia de Jorge Vergara como dueño de Chivas siempre ha estado llena de estos parajes inciertos. Cuando Chivas parece haber encontrado los métodos para alcanzar el éxito y la plenitud como una importante organización del futbol mexicano, aparece algún extraño movimiento que termina traicionado sus propias intenciones.

La pregunta ahora es qué terminará imponiéndose: ¿La elocuencia de Almeyda y de sus futbolistas en la cancha o la incertidumbre de Vergara y de Higuera desde la oficina? Pobre Chivas. Su gran afición y su enorme historia merecen, siempre, certidumbre...

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los números de la Selección Mexicana son impecables. Se avecina una clasificación prematura para el Mundial del 2018 como prematuro parece, también, por grandes momentos, el futbol que enseña este equipo mexicano. No vivamos y confundamos el espejismo de la Concacaf. Con lo que ha mostrado hasta ahora, México va a tener pronto al boleto a Rusia, pero ninguna garantía de que puede acercarse y competir ante las grandes potencias del futbol...

Once Selección Mexicana
Imago7El combinado tricolor fue capaz de sobreponerse a las lesiones en su último compromiso

CIUDAD DE MÉXICO -- El eterno espejismo de la Concacaf, donde muchas veces la realidad se confunde con la ficción y donde no todo lo que brilla "es oro".

Las cúpulas del Kremlin empiezan a divisarse en el horizonte de la selección mexicana, no así su futbol, un futbol que le garantice competir y acercarse a las grandes potencias de este deporte.

El triunfo del viernes, ante Costa Rica, parece valido, pero quizá se ha maximizado su valor a partir de las penurias que México tuvo en el Estadio Azteca durante el hexagonal para clasificarse al Mundial del 2014. La realidad es que el equipo de Osorio muestra pasajes de buen futbol, tiene actitud, jugadores con gran mentalidad, pero no alcanza el nivel y la regularidad que necesita para subir hacia el escalón que los aficionados al futbol mexicano han soñado siempre. Si México muestra el comportamiento que tuvo en algunos momentos de la primera mitad ante Costa Rica, no tendrá manera de competir ante Portugal en la Copa Confederaciones de este verano.

Algunos creen que el torneo eliminatorio de la Concacaf no es el sitio apropiado para encontrar el estilo y las condiciones futbolísticas y que la prioridad aquí radica en sumar puntos y llegar al Mundial. Está claro, sin embargo, que jugar bien no debe estar "peleado" con la posibilidad de ser efectivo. Si juegas bien siempre tendrás más posibilidades de ganar.

Y es cierto: la efectividad de Osorio es impresionante (15-3-1 con 31 goles a favor y 12 en contra). La única derrota que ha sufrido es aquel 7-0 ante Chile, justo cuando la Selección Mexicana se probó en el nivel al que quiere llegar. Es verdad que los resultados en el hexagonal no sirven para mitigar ese fracaso, pero ¿podrían servir para comenzar a mostrar formas, maneras y condiciones para jugar ante rivales de una calidad distinta a los de la Concacaf?

¿Jugar bien? ¿Qué es jugar bien? Los primeros minutos ante Costa Rica, incluyendo el gol histórico del "Chicharito" son un indicio de que México puede jugar con una alta efectividad y un estilo de juego definido. Lo mismo que mostró en la primera parte del juego ante Estados Unidos de noviembre pasado en Columbus. Y si hurgamos más en la era Osorio, encontraremos otros momentos interesantes durante la Copa América del Centenario, pero nada que alcance una regularidad que ofrezca garantías para cuando lleguen los retos principales. Y esos retos están a la vuelta de la esquina, en Rusia, este verano y seguramente también el que sigue.

México es favorito este martes en Puerto España ante Trinidad y Tobago. Y si suma tres puntos, estará listo para jugar en casa en junio ante Honduras y Estados Unidos para clasificarse al Mundial de forma anticipada. Rusia está a la vista. Lo que no aparece en ese horizonte son las condiciones para las que finalmente esta la Selección Mexicana: mostrar el nivel que le permita competir ante las grandes potencias del mundo del futbol.

"Caminando", sí, pero...¿hacía dónde?

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Porque al final del día, ello supone ser una gran sorpresa, como en su momento lo fue en aquel verano del 2001. Hoy, que Costa Rica gane aquí no puede recibir el sufijo de un valor aumentativo. El futbol costarricense ha crecido y el futbol mexicano ha tenido sus desaceleraciones. De tal forma, tendremos un juego más equilibrado de lo que suponemos este viernes por la noche en el "Coloso" del Barrio de Santa Úrsula. México es favorito, pero no podemos descartar una victoria costarricense que de ningún modo sería un nuevo "Aztecazo"...

Hernán Medford
MexsportEl conjunto tico venció sorpresivamente al equipo comandado por Enrique Meza en el Azteca

LOS ANGELES, CA -- No habrá otro "Aztecazo", porque con el tiempo y la realidad, hemos perdido algo más que un juego en el Estadio Azteca: nuestra propia capacidad de asombro sobre lo que puede hacer y no hacer la selección mexicana de futbol.

"El Aztecazo" con el tiempo se convirtió en una gesta que los equipos centroamericanos utilizaron para ganar valor y fortaleza mental mientras que en los futbolistas mexicanos generaba escenas de duda, de ausencia y quizá, en algunos casos, hasta de pánico. Pero al final del día, aquel épico triunfo costarricense en los comienzos del siglo significó mucho más para ellos que para el propio futbol mexicano.

No conozco a ningún niño o joven mexicano cuyo desarrollo y mentalidad futbolística --desde la cancha o desde la tribuna-- haya sido perturbado por el 16 de junio del año 2001. Es verdad, las distancias, de algún modo, se han acortado en el mundo del futbol. Los invencibles no existen más y las canchas que antes parecían "intocables" e "inviolables", hoy son parte de una equitativa competitividad.

Para México, el área de la Concacaf siempre ha sido un mundo siniestro y bipolar, donde ha tenido parajes de supremacía total --alguna vez le llamaron "El Gigante" y en algún momento, según un entrenador, era capaz de pasar "caminando" la eliminatoria-- pero en otros conoció el fracaso, la incertidumbre y hasta la vergüenza como sucedió en el último hexagonal, cuando dependió de un tercero y yo diría que de la propia mediocridad de área para ganar el boleto --vía repechaje-- al Mundial de Brasil 2014.

Pero yo creo que las condiciones están dadas para que no ocurra otro "Aztecazo". Y no porque Costa Rica carezca de capacidades como equipo de futbol. Habrá que recordar lo que esta seleccion --con otro entrenador y algunos futbolistas diferentes-- logró en el último Mundial y que hoy, con el profesor Óscar Ramírez al frente y elementos de gran experiencia y valía como Keylor Navas, Bryan Ruiz, Celso Borges, Oscar Duarte, Cristian Bolaños, y Joel Campbell tienen muy buenas posibilidades de ganar este viernes por la noche en la Ciudad de México. Sin embargo, la mayor fortaleza de México radica en la estabilidad --primero emocional y luego futbolística-- que ha logrado Juan Carlos Osorio y que veremos en una selección capaz de combinar talento, experiencia y juventud. Desde el liderazgo del legendario Rafael Márquez, la indudable clase de Carlos Vela y hasta el ímpetu y la juventud de Jürgen Damm o de Orbelín Pineda. México mostró, en el inicio de este hexagonal, con dos peligrosas visitas a Estados Unidos y a Panamá, que Osorio ha podido colocar cada pieza en su sitio y que el descontrol de sus primeros meses se ha superado. México piensa hoy en clasificarse al Mundial y luego demostrar que puede competir en otro nivel cuando afronte, durante el verano, la Copa Confederaciones.

"El Aztecazo" existió. Nadie en el futbol mexicano lo puede negar. Fue una clara advertencia de que la supremacía total del área se había terminado para México. Hoy, el Azteca no es inexpugnable. No es que "cualquiera" pueda ganar, porque Costa Rica no es un "cualquiera" en el mundo del futbol, pero los partidos, los puntos y los goles serán más disputados. Tenemos un buen juego esta noche. México es favorito. Con eso debe bastar.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Javier "Chicharito" Hernández podría aprovechar la fecha FIFA para convertirse en el futbolista con más goles en la historia de las selecciones mexicanas. Una mera y simple estadística que establece la clase de goleador y de jugador que ha sido cuando apenas tiene 28 años de edad. Impresionante. Pero la posibilidad de dejar atrás a nombres como el de Jared Borgetti, Luis Hernández y Cuauhtémoc Blanco llega en un momento donde su carrera parece atravesar por algunos temas de regularidad --por no llamarle crisis-- que se evidencia en la temporada de su club, el Bayer Leverkusen. Podríamos hacernos muchos cuestionamientos sobre si "Chicharito" ha perdido la concentración, se ha distraído y ha bajado su nivel, pero es irrefutable que la historia lo puede colocar en un sito sagrado: simple y sencillamente, el máximo goleador en la historia de las selecciones mexicanas. Se dice fácil. Hay que hacerlo.

LOS ANGELES, CA -- A sus 28 años de edad, Javier "El Chicharito" Hernández puede terminar la fecha FIFA como el hombre con más goles en la historia de las selecciones mexicanas de futbol, una estadística que puede o no tener su importancia, pero que al final del día marca la clase de goleador y futbolista con el que se ha topado el futbol mexicano.

Hacer goles siempre ha sido una característica compleja para el futbolista mexicano. Que en tan poco tiempo, cuando su carrera todavía circunda los limites más altos de sus condiciones físico, atléticas y mentales , Javier Hernández se haya impuesto a nombres como el de Hugo Sánchez, Enrique Borja, Luis Hernández, Luis García, Carlos Hermosillo, Cuauhtémoc Blanco, Luis Roberto Alves "Zague" y Jared Borgetti, parece un punto fundamental para entender el mérito y la resonancia de este goleador.

Imago7/Mexsport

Nadie está diciendo con ello que "Chicharito" sea el mejor goleador mexicano de la historia. En esa lista, ha dejado nombres en el camino que por sus cualidades podrían tener muchas más condiciones futbolísticas que las del hoy jugador del Bayer Leverkusen. Pero instalar "su marca" como el hombre con más goles en la historia de las selecciones mexicanas es, sin duda, una poderosa carta de presentación.

La posibilidad de lograr este "pequeño gran paso" en el historial estadístico de la selecciones mexicanas llega justamente cuando la carrera del "Chicharito" amenaza con instalarse en un estatus de irregularidad, una crisis en medio del imponente ritmo goleador que logró establecer desde que llegó del Real Madrid --vendido por el Manchester United-- a la Bundesliga. Al mismo tiempo, han aparecido otros distractores --lejos de las canchas-- que podrían haber afectado su concentración y su ritmo competitivo en el demandante futbol europeo. Yo no estoy aquí para meterme, de ninguna forma, en temas personales. Javier Hernández tiene todo el derecho de desviar o alterar su vida o cambiar sus prioridades de un momento a otro. En la vida, el ser humano debe darse espacio y tiempo para todo, pero siendo la concentración una de las cualidades más destacadas que tuvo desde su intempestivo arribo al futbol europeo --vía un "grande" como el Manchester United-- el propio jugador debe darse cuenta de que requiere su carrera para poder sostenerse en el nivel actual de competencia. También, habrá que apuntar, que desde otras latitudes --en especifico Estados Unidos, la MLS-- le han llegado ofertas e insinuaciones para que deje el horizonte que tiene hoy y piense en el dinero de otra clase de liga y de competencia. Ese también ha sido un distractor con el que ha tenido que luchar.

La realidad es esta: Javier Hernández apareció en el panorama del futbol mexicano y de la selección para ser un goleador. Una simple y también poderosa estadística podría marcar la diferencia la próxima semana. El hombre, apenas con 28 años, con más goles en selecciones mexicanas. Se dice fácil. Hay que hacerlo y hacerlos.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Se va a Morelos porque no quiere exponer a sus futbolistas "europeos" a la altitud de la ciudad de México, pero se quedará en el Azteca para jugar ante Costa Rica. Todo eso en medio de una realidad: la presión y la hostilidad se han incrementado para el equipo mexicano en sus últimas presentaciones en el estadio del Barrio de Santa Úrsula. Tal pareciera que la mejor decisión hubiese sido buscar una sede alternativa y tratar de jugar al futbol con el mismo estilo y condición en cualquier cancha como lo hacen las grandes selecciones del mundo, pero México siempre vive un mundo futbolístico sui generis y los temas comerciales=económicos lo han atado al mismo escenario...

LOS ANGELES, CA.- ¿De qué huye México? ¿De la altitud? ¿De la presión? ¿De la responsabilidad? O tal vez... ¿de sus propios fantasmas? Pero hay otra pregunta mucho más interesante en el tema: ¿Cuál es el "miedo" de dejar el Estadio Azteca?

Imago7
La primera comparecencia en casa en el hexagonal final de la Concacaf parece encontrar ciertas dudas y también ciertos temores. El primero de ellos, exhibido, quizás, a partir de la decisión de dejar el moderno y aclamado Centro de Alto Rendimiento de la FMF para buscar el cálido clima del vecino estado de Morelos. La justificación: Que según un estudio o una interpretación, la altitud de la Ciudad de México, que por muchos años era utiliza como "un arma" eficiente ante los rivales futbolísticos, se ha convertido ahora en un "enemigo" del propio futbolista mexicano que procede de Europa y que no está acostumbrado a jugar bajo esas condiciones geográficas. Si ese es el caso, no entiendo por qué la FMF no tomo, entonces, una decisión más radical y también más inteligente: sacar, de una vez, el partido del Estadio Azteca y llevárselo a Guadalajara o a Monterrey donde las condiciones de la altitud no afectarían a los jugadores que proceden de los clubes europeos. ¿Por qué una decisión a medias? ¿Por qué no adoptarla de forma completa si en realidad estás convencido de que la Ciudad de México ha dejado de ser un "aliado" del equipo mexicano? Todo se envuelve alrededor de una pregunta: ¿Cuál es el miedo de dejar el Azteca? Y la respuesta se dirige directamente al ineludible tema de los intereses comerciales que siempre tiene el futbol mexicano. Y no es que se genere más dinero en la capital que en otras ciudades. La entrada por taquilla puede ser mejor vendida en Monterrey, por ejemplo y el tema de la televisión da lo mismo, porque finalmente, serán los mismos (la televisoras abiertas) las que saquen provecho de la situación. Entonces, vuelvo a preguntar: ¿cuál es el miedo de dejar el Estadio Azteca? Yo creo que es un asunto de "interpretaciones" y en una época donde el grupo o los grupos que manejan a la selección mexicana atraviesan por dificultades económicas y por la creciente necesidad de abrir, de transparentar y repartir más el negocio que significa la selección, el mensaje es directo: La selección se queda en mi casa, bajo mi propiedad y mi tutela.

Imago7
Las mejores selecciones del mundo, las grandes potencias del futbol (Alemania, España, Francia, Italia, Argentina, Brasil) juegan indistintamente en diversas sedes y lo hacen siempre con la categoría de su futbol. México parece "amarrado" de por vida al Estadio Azteca y no sólo eso, a lo que significa el Estadio Azteca: la propiedad intelectual, deportiva y económica de una selección. Ahora, si usted me dice que México ha sido campeón del mundo en ese estadio y que nadie ha sido capaz de quitarle autoridad y nivel futbolístico, entonces, me callo la boca y seguimos ahí. La realidad es otra.

No hay que olvidar tampoco otros "focos" que han aparecido en las últimas apariciones de la selección en el Estadio del Barrio de Santa Úrsula. Presión, abucheos y hasta el muy advertido y penalizado grito homofóbico cada vez que el portero visitante despeja la pelota. ¿No era el momento de buscar otra sede? ¿Qué esperan? ¿Una sanción de FIFA que realmente afecte deportiva y económicamente a la selección? Las contradicciones mexicanas de la Fecha FIFA: entrenamos en Morelos porque le tememos a la altura, pero jugamos en el Azteca porque "el dueño" del balón así lo ordena.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Y lo mejor y hasta lo peor, para algunos, es que ha demostrado que tiene un equipo de futbol que puede competir por los campeonatos que afronta. Es el líder general del torneo y es el semifinalista de la Copa MX. Puede ganar y puede perder, pero lo hace con una idea y una convicción absoluta de lo que está buscando en la cancha. Y ese es crédito de su entrenador y de sus futbolistas. Chivas está para todo. Nadie puede negarlo. Se ha instalado en una posición desde donde es difícil apostar en contra de ellos. Basta con verlos en la cancha. Juega bien, son efectivos y nunca pierden la idea de lo que buscan. Maravilloso escenario para un equipo que hace no mucho deambulaba en los últimos sitios del futbol mexicano y que no encontraba ni un estilo ni una condición para competir y entretener.

LOS ANGELES, CA -- La semana pasada amaneció en el liderato del torneo de Liga. Este jueves, lo hizo encaramado en las semifinales de la Copa.

Pero percibo que existe cierta reticencia, que podría fácilmente interpretase como envidia, por admitir que Chivas juega mejor que nadie al futbol en México. Y a partir de ahí, también hay una evasiva casi absoluta por aceptar que Chivas puede acceder a ganar los dos torneos que tiene por delante.

Javier 'Chofis' López
Mexsport
La verdad es esa: Cuando Chivas se lo propone, compite en cada sector de la cancha, juega, entretiene, posee gol y la capacidad de competir ante cualquiera en el futbol mexicano. Lo que hace algunos meses parecía imposible, hoy es una dulce realidad. También, para delirio de sus seguidores y de sus rivales, lo hace con una idea clara de juego, con un gran compromiso entre sus futbolistas y una cohesión total con lo que quiere el entrenador. Este Guadalajara puede ganar o perder, eso es cierto, pero lo hará siempre respetando una estilo y una condición que Matías Almeyda ha logrado inculcarle al grupo de futbolistas.

Es verdad que la mayor parte de sus pruebas en la Copa han sido ante equipos de la División de Ascenso, pero también habrá que apuntar que Alemyda ha utilizado ese escenario para seguir desarrollando a jugadores jóvenes, otra de sus grandes tareas y retos con un club que solo se alimenta de futbolistas nativos. La semifinal que tienen por delante por la Copa en la cancha de Rayados promete ser una batalla sin cuartel, muy pareja. Espero que Almeyda ponga a sus futbolistas estelares para ese partido. El entrenador ha respetado como titulares a la base de jugadores que han afrontado el torneo copero, pero quedo claro, el miércoles, en la segunda parte ante Ciudad Juárez, que requiere en la cancha a futbolistas como Orbelín Pineda, Pizarro y Pulido. Chivas tiene posibilidades de ganar en Monterrey y luego esperar en casa la final de la Copa. La segunda parte del campeonato se avecina. A Chivas le quedan aún salidas peligrosas a Monterrey para jugar con Tigres, a Pachuca, donde tendrá, sin duda, una dura prueba y a la capital para afrontar a Cruz Azul que suponemos estará mucho mejor para ese entonces. Puede y debe sostener el paso para calificar lo más rápido, cómodo y arriba posible. Una vez en la liguilla, con el peso de su camiseta, de su historia y claro, su futbol actual, el Guadalajara será uno de los más serios candidatos.

Lo veo y a veces no lo termino de digerir. Justo cuando el futbol mexicano pareció apostar por una política donde el jugador mexicano era despreciado y marginado, un club solo de mexicanos marca la pauta de la Liga y camina poderosamente en la Copa. No está mal. Chivas sigue siendo una “refrescante” noticia en el futbol mexicano. Primero, por la forma en que juega. Segundo, por la manera en que compite. Y sí, por qué no, puede y debe ir por el histórico doblete, aunque termine generando dolor, pena y sobre todo envidia en sus acérrimos rivales.

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Todavía estoy escuchando las lamentaciones de Miguel Herrera y viendo el endurecimiento en las facciones del "Chepo" de la Torre. ¿Les dolió? ¿Les molestó? Por supuesto que sí. La Copa MX parecía muy cerca para ellos y finalmente terminaron eliminados. A pesar de que no acaba de satisfacer todas las necesidades de un club de pretensiones altas en el futbol mexicano, la Copa ha ido transformándose en "flotador" para aquellos que buscan "tierra firme" y no la encuentran. La Copa MX se ha ido transmutando desde su aparición. En un inicio molestaba, estorbaba, no ayudaba y hoy, hasta cierto punto, es pretendida y añorada.

LOS ANGELES, CA -- Casi como un "salvavidas" en medio del alto oleaje, los vientos huracanados y la tormenta. Cuando la "tierra firme" está lejos, la Copa MX aparece en el horizonte y da cobijo, calor, esperanza, tanto a los "grandes" y "encumbrados", como a los "pequeños" y "desfavorecidos". La Copa no distingue tamaños y clases futbolísticas.

Hay un momento en donde "la magia" aparece y de pronto la Copa que nadie quería, que estorbaba, que molestaba, que servía para hacer experimentos se transforma en un asunto de prioridad, de primera necesidad. Y todos la quieren, la añoran... 

Chivas Copa MX
Mexsport

Todavía estoy escuchando las lamentaciones de Miguel Herrera al termino del partido de anoche en Tijuana y los gestos poco atractivos del "Chepo" de la Torre tras ser eliminado, en Torreón, ante Cruz Azul. Tijuana y Santos hacían planes para jugar la semifinal de la Copa MX, pero Morelia y Cruz Azul, cuyo presente y futuro parece más enfocado en la Liga que en temas coperos, aparecieron para dar un par de "manazos" y quedarse con el protagonismo.

¿La Copa importa o no importa? ¿La Copa estorba o no estorba? ¿En qué quedamos, entonces?

Me parece que hay un momento donde el torneo es realmente apetecible para cualquier equipo de futbol. Para uno de los llamados "grandes" o "históricos", es una Copa y como tal, debe ir por ella y para equipos que pelean de media tabla hacia arriba con aspiraciones significativas, también es un trofeo que no pueden rechazar. Supongo que para Miguel Herrera, al termino del torneo, decirle a su directiva que no pudo ganar el trofeo de la Liga, pero que sí logro obtener el de la Copa, es un rendimiento de cuentas apropiado. La misma historia para "Chepo" de la Torre con Santos.

La Copa ha ido adquiriendo un nivel protagónico diferente, sobre todo cuando llega a terrenos maduros y cuando los equipos sienten que están cerca de ella y que es algo a lo que pueden acceder con mayor facilidad y seguridad que el torneo de la Liga. La Copa te permite, además, jugar con una ventaja: no están en competencia los últimos campeones de la Liga --en este caso Tigres y Pachuca-- que están avocados a la Concacaf y que sin duda le darían un nivel diferente al evento. No tenerlos enfrente, aumenta tus posibilidades de alcanzar la final y levantar la Copa.

Pregúntenle a Cruz Azul y a Paco Jémez si la Copa no es interesante. Lo mismo a Mohamed en Monterrey o a Almeyda en Chivas. Incluso para un equipo comprometido en temas de descenso como Morelia. La Copa que aparentemente no servía, no contaba, no pesaba, es hoy, casi un "salvavidas".

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Sin él, no hay esperanza. El futbol mexicano la necesita ahora más que nunca en todos sus actores: futbolistas, entrenadores, árbitros, dirigentes, dueños, aficionados, periodistas. Todos tienen que entender que el futbol es una imagen en la cual se refleja la sociedad. La violencia en la cancha, en las tribunas y la impunidad no van incluidas en ese mensaje. Es tiempo de utilizar esta crisis para corregir, crecer y avanzar...

LOS ANGELES, CA -- Hace tiempo que esto dejo de tratarse de Pablo Aguilar y de Enrique Triverio. Ellos sólo eran la representación de una impunidad.

Es una pena por ambos, pero Aguilar y Triverio se equivocaron y deben responder a sus faltas. En la vida debes ser "frío" y calculador y sobre todo, siempre ser consciente de las consecuencias de tus actos.

Directivos FMF
Imago7Los directivos de la FMF están bajo observación tras el paro de labores del arbitraje en la J10

Los clubes, como siempre, tienen un sitio preponderante en el cuidado del "Juego Limpio". Y no he visto ni muy apenados ni muy acongojados al América y al Toluca. Los dos equipos parecen molestos e insatisfechos por la situación que ha conducido a un año de suspensión para sus jugadores. Lo que hicieron Aguilar y Triverio en la cancha lo han hecho enfundados en la camiseta del América y de Toluca y como representación directa de los ideales y la idiosincrasia de los clubes.

Los clubes, los futbolistas y los entrenadores deben entender que más allá de ganar y sostenerse en una faceta competitiva, el futbol es una expresión y un ejemplo para la sociedad. Deben ser responsables por ello.

Pasada "la tormenta", se viene la peor "tormenta" para el arbitraje mexicano. Los "de negro" serán juzgados por futbolistas, entrenadores, dirigentes, dueños, aficionados y periodistas. Habrá que tener tranquilidad en el tema. México no tiene, hoy en día, un gran nivel en el arbitraje, pero no toda la culpa es de quienes salen a la cancha con un silbatazo y un par de tarjetas. A mí me queda claro que hay muchos asuntos que se han descuidado alrededor de la Comisión de Arbitraje y que ha provocado el estado actual de deterioro.

Espero, por el bien del futbol mexicano, que no exista un deseo de revanchismo y que no caigamos en una "cacería de brujas" que no serviría para nada. Es una pena por los futbolistas y por las duras sanciones que afectaran su carrera y su patrimonio familiar. Esperemos que los árbitros mejoren día con día y brinden actuaciones que colaboren con el espectáculo del futbol y esperamos que los dirigentes y dueños de clubes entiendan que se puede y debe aprender y crecer a partir de esta crisis.

Hay un sólo término que debemos perseguir todos en el futbol: "El Juego Limpio". Sin él, no hay esperanza…

@Faitelson_ESPN

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO