HOUSTON -- Si el gran Pedro Martínez admitió que los Yankees de Nueva York eran sus papás, entonces los Yankees deberían confirmar que el zurdo Dallas Keuchel es el suyo.

Keuchel, el único lanzador que ha ganado sus primeras cuatro salidas de postemporada, extendió su gran dominio sobre los Yankees lanzando siete ceros con 10 ponches el viernes en el Minute Maid Park para que los Astros de Houston se anotaran un apretado triunfo 2-1 en el arranque de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Keuchel ha logrado al menos seis ceros en cada una de sus dos aperturas de playoffs contra los Yankees y tiene 17 ponches en 13 episodios. En la ocasión anterior, ''La Barba'' dejó sin carreras en seis actos y abanicó a siete bateadores de los Mulos del Bronx en un triunfo de Houston 3-0 en el juego de los comodines de la Liga Americana del 2015.

En ambos encuentros, el rival de Keuchel fue el derecho japonés Masahiro Tanaka, quien permitió dos carreras en cinco y seis entradas, respectivamente. El nipón es el primer abridor de Nueva York con seis o más entradas de dos o menos carreras y cuatro o menos en un juego de playoffs desde AJ Burnett en el segundo partido de la Serie de Campeonato del 2009 contra los Angelinos de Los Ángeles.

Dallas Keuchel
Tony Gutiérrez/AP Photo

Incluyendo serie regular y playoffs, el zurdo de Houston tiene marca de 5-2, efectividad de 1.09 (7 CL en 57.2 IL), ocho salidas de calidad, 62 ponches, dos juegos completos y apenas ocho boletos contra Nueva York.

La efectividad de Keuchel es la más baja de la historia contra los Yankees para lanzadores con al menos 50 entradas en su contra. Siguen en la lista el derecho Eddie Watt (1.29), el zurdo Stan Baumgartner (1.40) y el relevista derecho Dan Quisemberry (1.48).

''Tiene movimiento al final del lanzamiento en ambos lados del plato. Pienso que tuvimos mejores turnos contra él en la segunda vez que la alineación lo enfrentó, pero el out en el plato con el tiro perfecto de González nos afectó'', dijo Joe Girardi, el manager de los Yankees.

''Pero eso es lo que es él. Él es muy buen lanzador'', dijo Girardi sobre Keuchel sin llegar a declararlo el papá de los Yankees.

El 24 de septiembre del 2004, después de una segunda salida consecutiva donde fue bateado libremente por los Yankees, el lanzador de los Medias Rojas de Boston Pedro Martínez dijo que Nueva York era su ''daddy''. Desde entonces, cada vez que el fiero tirador quisqueyano lanzaba contra los Yankees en Nueva York, los aficionados cantaban en las gradas ''Who's your daddy? (''¿Quién es tu papá?'').

El derecho miembro del Salón dela Fama de Cooperstown había dominado a Nueva York por la mayor parte de su carrera y de hecho, se retiró con marca de 11-11 y efectividad de 3.20 y la mayor cantidad de entradas (216.2) y ponches (261) contra un rival en las ligas mayores.

Cuando Keuchel abanicó al receptor dominicano Gary Sánchez abriendo la sexta entrada se convirtió en el segundo lanzador con partidos consecutivos de postemporada con al menos siete ponches contra los Yankees. El otro: Martínez en 2003-2004. Keuchel es el cuarto pitcher con siete ceros y 10 ponches en un juego de playoffs contra los rayados. El último: Martínez, en la Serie de Campeonato de 1999.

''No tengo explicación para eso. Pienso que solo se trata de ejecución de los lanzamientos'', dijo Keuchel sobre su desempeño de por vida ante los Yankees. ''Los Yankees son históricos y como todas las franquicias históricas, provocan que cuando los va a enfrentar, estás listo desde que te levantas. Eso es lo que ellos provocan'', agregó.

''El equipo actual se suponía que estaba en una transición y no estaba supuesto a estar aquí, pero están porque son buenos y ellos son los Yankees'', dijo Keuchel, el tercer lanzador de Houston con doble dígitos de ponches en un encuentro de playoffs. Los otros fueron Nolan Ryan (12 en el juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 1986 contra los Mets de Nueva York) y Mike Scott (14 en el juego 1 de la serie de 1986).

Los primeros nueve outs de Keuchel fueron cinco ponches y cuatro rodados. En la quinta entrada parecía que los Yankees finalmente se sacudían del hechizo, cuando Greg Bird bateó sencillo y Matt Holliday se embasó por un inusual error del intermedista José Altuve. Después de dos outs, Aaron Judge metió una soberbia línea de hit al jardín izquierdo, donde el venezolano Marwin González se lució con tremendo disparo al plato para poner out a Bird, su segunda asistencia esta postemporada.

''Todo comienza con su preparación, él es muy meticuloso en eso. Y esta noche parecía que como que tenía una motivación extra'', dijo AJ. Hinch, el capataz de los Astros.

Los Astros habían anotado sus carreras del encuentro en la cuarta entrada. Altuve, el líder de hits de la Liga Americana en las últimas cuatro temporadas, bateó el primero de sus tres imparables de la noche, robó segunda y anotó por hit del torpedero puertorriqueño Carlos Correa, quien fue impulsado por hit del inicialista cubano Yuli Gurriel.

Altuve tiene cuatro juegos de tres hits en su carrera en postemporada, el récord de los Astros. Gurriel se unió a Chris Burke (2005) como los únicos peloteros de la franquicia con al menos un imparable en sus primeros cinco cotejos de playoffs.

Nueva York descontó en la novena entrada contra el cerrador Ken Giles con jonrón de Bird después de dos outs.

''Este es el tipo de victorias que muestran que tan completo es nuestro equipo'', dijo Correa. ''Gran pitcheo, buena defensa, bateo oportuno y todos esos detalles que ayudan a los equipos a llegar lejos. No solamente podemos batear, sino también hacer otras cosas menos llamativas'', agregó.

El sábado, el dominicano Luis Severino enfrentará al estelar Justin Verlander en el juego 2. En las 47 ediciones anteriores de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el equipo que ganó el primer partido terminó llegando a la Serie Mundial en 30 ocasiones, un 64% de efectividad.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


NUEVA YORK -- En uno de los partidos más largos del año, los Yankees de Nueva York mantuvieron uno de los dominios más impresionantes de un equipo sobre otro en la historia reciente de los playoffs de Grandes Ligas.

Los Yankees, que perdían 3-0 antes de agotar su primer turno, pegaron tres cuadrangulares y su gran bullpen mostró la casta para vencer 8-4 a los Mellizos de Minnesota, el martes ante 49,280 aficionados en Yankee Stadium, en el partido de comodines de la Liga Americana.

Con su décimo triunfo consecutivo en playoffs ante los Mellizos desde el 6 de octubre del 2004, Nueva York avanzó a las Series Divisionales contra los Indios de Cleveland desde el jueves en Progressive Field. Ahora los Yankees tienen marca de 13-2 contra Minnesota, al que ya había derrotado en las cuatro series que habían jugado anteriormente.

Los rayados vencieron a los gemelos 3-1 en 2003 y 2004 y por barrida 3-0 en 2009 y 2010. Nueva York, el equipo más experimentado de playoffs con 53 apariciones, también tiene una racha vigente de 10 triunfos contra los Rangers de Texas.

Minnesota ha perdido 13 juegos consecutivos de playoffs desde que ganó el séptimo partido de la Serie Mundial de 1991, empatando la racha más larga de todos los tiempos con los Medias Rojas de Boston (1986-1995).

Didi Gregorius
AP Photo

''No sabía nada de ese asunto histórico, pero lo que sé es que nosotros salimos al terreno a dar el cien por ciento, ya sea contra Cleveland o Minnesota'', dijo el receptor dominicano Gary Sánchez, quien bateó de 4-2, con un doble y una carrera anotada. ''Contra cualquier equipo que venga, nosotros salimos a ganar''.

El primer choque de la postemporada tardó 3 horas y 51minutos. Pasaron casi dos horas antes de que terminara la tercera entrada. Los abridores, los dominicanos Ervin Santana y Luis Severino, permitieron siete carreras y solamente sacaron siete outs en un duelo que generó muchas expectativas.

Antes del encuentro, el comisionado Rob Manfred se mostró optimista de que el sindicato de peloteros aceptará modificar algunas reglas para acelerar los partidos de béisbol, después que la duración promedio aumentó en el 2017 por cuatro minutos y medio hasta 3 horas, 5 minutos y 11 segundos, un nuevo récord.

''Este fue un demonio de partido, particularmente en el inicio'', dijo el manager de los Mellizos, el miembro del Salón de la Fama, Paul Molitor.

''Hubo muchas cosas que transpirar en las primeras entradas. Estoy seguro que el comisionado Manfred disfrutó el ritmo del partido'', agregó el capataz.

Los Mellizos hicieron a media lo que se recomienda a un visitante en una casa hostil contra un rival difícil: Pegar primero y no dejar de pegar. Lamentablemente, olvidaron la parte de no dejarse golpear.

El intermedista Brian Dozier bateó jonrón al quinto lanzamiento de Severino, una recta a 99 millas por hora, y el jardinero puertorriqueño Eddie Rosario agregó otro de dos carreras para poner a Minnesota arriba 3-0 antes de que una gran cantidad de aficionados de los Yankees entrara al majestuoso edificio del Bronx.

Luis Severino
Kathy Willens/AP Photo

Severino fue sacado del encuentro con apenas un out, empatando la marca de aparición más corta para un abridor de los Yankees en postemporada, pero el relevista Chad Green logró poner el orden con ponches seguidos a Byron Buxton y Jason Castro con dos corredores en circulación.

''No estaba nervioso, pero la adrenalina estaba fluyendo rápido. Cuando el equipo gana, es más fácil voltear la página y enfocarme en mi próxima salida'', dijo Severino, quien tuvo una campaña extraordinaria, pero permitió tres carreras en tres entradas en su única salida del año contra los Mellizos.

''No le presté atención a eso. Me preparé para el partido como cualquier otro. Yo no le presto mucha atención a los números porque cualquier cosa puede pasar. Esto es un solo juego, no es una serie, y cualquier cosa puede pasar'', dijo Severino.

Arrancar abajo por tres carreras, no amilanó a los Yankees, que reaccionaron de imediato contra Santana. En el cierre de la primera entrada el curazoleño Didi Gregorius, quien bateó 25 cuadrangulares durante la temporada --récord de la franquicia para un torpedero--, descargó jonrón con Brett Gardner y Aaron Judge en los senderos para empatar las acciones.

''Bien, pienso que se mostró un gran carácter por la forma en que peleamos y respondimos en la primera entrada. Eso fue enorme para nosotros'', dijo Joe Girardi, el manager de Nueva York.

''Uno trata de hacer las pequeñas cosas y a veces tiene la oportunidad de hacer algunas un poco más grande, pero no se puede tratar de perder la perspectiva. Tenemos varios muchachos que pueden sacar la pelota y dar los batazos grandes'', dijo Gregorius.

Gardner bateó un jonrón solitario contra Santana en el segundo inning para que Nueva York tomara el control de las acciones por primera vez en la noche. Los Mellizos empataron 4-4 en el tercero y Santana fue sustituido por el novato puertorriqueño José Berríos en el cierre del episodio.

El pronosticado duelo entre Severino y Santana no fue exactamente lo esperado. En la historia de partidos decisivos de postemporada es la primera vez que los lanzadores abridores no pasaron de la segunda entrada.

''No es excusa, pero a mí me afectó la duración del primer inning, que duró casi media hora. Me monté en la bicicleta para calentar el cuerpo y no me funcionó. Mis pitcheos estaban bien, pero quedándose altos'', dijo Santana.

''De todas maneras, tuvimos una gran temporada. Para las bajas expectativas y haber perdido 103 juegos el año pasado, pienso que no tenemos nada porque lamentarnos'', agregó Santana.

Ervin Santana
Frank Franklin II/AP Photo

Con el partido igualado en la tercera entrada, Berríos permitió doblete a Sánchez y sencillo remolcador al jardinero Aaron Hicks. En el cuarto, Gardner pegó sencillo después de un out y Judge, quien lideró la liga con 52 jonrones, récord de todos los tiempos para un novato, mandó un lanzamiento de Berríos a las tribunas del jardín izquierdo para ampliar la ventaja del local.

El bullpen de los Yankees, que durante la temporada superó los 600 ponches y limitó a la oposición a un promedio de .204, cifras récords para la franquicia, detuvo a los Mellizos en una carrera por 8.2 entradas, incluyendo ceros en los últimos seis episodios. Los 13 ponches del relevo estableció un récord para los Yankees y empató la marca de playoffs en Grandes Ligas.

David Robertson trabajó 3.1 entradas en blanco con cinco ponches para anotarse la victoria, mientras que Tommy Kahnle estuvo perfecto por 2.1 innings. El par de derechos llegó procedente de los Medias Blancas de Chicago en medio de la temporada. El zurdo Aroldis Chapman ponchó tres en el noveno para cerrar el encuentro.

''Nuestro bullpen fue maravilloso esta noche. Las entradas que nos dio Robertson, la forma en que salvamos algunas carreras. Fue notable lo que hicieron'', dijo Girardi.

Robertson, quien fue miembro del último equipo de los Yankees que ganó la Serie Mundial (2009), dijo que nadie en el bullpen pensó que sería una noche difícil para el relevo cuando Severino fue sacado con un out en el juego.

''Para ser honesto, no pensé eso ni cuando empatamos el juego. Yo sabía que que iba a lanzar en algún punto y que trataría de lanzar un par de entradas y poner algunos ceros'', dijo el relevista.

''Nosotros sabemos que como miembros de un bullpen, podemos salir a lanzar en cualquier momento'', dijo.

El bullpen de Minnesota permitió cuatro carreras en seis entradas contra los Yankees, que pusieron su marca de postemporada en 224-155. Los Mellizos tienen 25 victorias y 40 derrotas en este escenario.

''Para este equipo vendrán muchos tiempos mejores. Lo del 2017 fue solamentela semilla del futuro'', dijo el antesalista dominicano Miguel Sano, quien no estuvo disponible para el encuentro del martes por una lesión en la pierna izquierda.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Entrando al último fin de semana de la temporada regular de las Grandes Ligas (MLB) casi todo está dicho y hecho, excepto que aún ronda en el aire la posibilidad de un empate entre los Medias Rojas de Boston y Yankees de Nueva York en el primer lugar de la División Este de la Liga Americana y en el segundo comodín de la Liga Nacional, lo que obligaría a la celebración de dos partidos extras el lunes para aclarar el panorama de la postemporada.

Los Medias Rojas (92-66) dieron un gran paso de avance para capturar su segundo título divisional consecutivo con su triunfo del miércoles (10-7 ante los Azulejos de Toronto), pero los Yankees (89-69) también ganaron (6-1 frente a los Rays de Tampa Bay) para mantenerse a tres juegos de distancia con cuatro jornadas por celebrar.

Yankees-Red Sox
Michael Dwyer/AP PhotoMedias Rojas y Yankees todavía disputan la División Este de la Liga Americana y podrían tener que celebrar un partido extra.
Mientras Nueva York jugará sus últimos cuatro choques contra equipos que tienen récords negativos (1 con Tampa Bay y 3 con Toronto), los Medias Rojas recibirán desde el jueves en Fenway Park a los Astros de Houston, los flamantes campeones de la División Oeste y sus potenciales rivales en las Series Divisionales.

Actualmente, el número mágico de Boston está en 2. Dos triunfos de los Medias Rojas y dos derrotas de los Yankees o una victoria de Boston y un revés de Nueva York, darían al equipo de Nueva Inglaterra el tercer título divisional en los cinco años del manager John Farrell y dejaría a los Mulos del Bronx con el primer comodín de la Liga Americana.

Pero si Medias Rojas y Yankees terminan empatados en el primer lugar de la división, jugarían el lunes en la casa del conjunto que dominó la serie particular (Nueva York en este caso) por el banderín y un pase directo a la Serie Divisional, contra Cleveland o Houston. El perdedor de ese encuentro extra recibiría el martes en su casa a los Mellizos de Minnesota en el juego de los comodines.

Houston Astros -- Tropicana Field homestand
Kim Klement/USA TODAY SportsLos Astros luchan contra los Indios por conseguir la mejor marca de la Liga Americana.
Houston (98-60) tiene su propia batalla contra los Indios de Cleveland (99-59), campeones de la División Central, por la mejor marca de la liga y la ventaja de casa para todas sus series de playoffs. Al mismo tiempo, Cleveland y Houston tienen la mira en la mejor marca de MLB, que actualmente poseen los Dodgers de Los Angeles (102-57), y que otorga la ventaja de casa para la Serie Mundial.

J.D. Martinez
AP Photo/Mark J. TerrillJ.D. Martínez y los Diamondbacks ya tienen asegurado ser los anfitriones del juego entre comodines de la Liga Nacional el miércoles 4 de octubre.
Los Diamondbacks de Arizona (92-67) ya aseguraron la ventaja de la casa para el juego de comodines de la Liga Nacional, mientras que los Rockies de Colorado (86-73) entran al fin de semana con ventaja de 2.5 juegos sobre los Cerveceros de Milwaukee (83-75) y 3.5 sobre los Cardenales de San Luis (82-76). Colorado tiene el número mágico en 2 y podría asegurar un puesto el viernes.

Nolan Arenado and Charlie Blackmon -- Colorado Rockies
Kelvin Kuo/USA TODAY SportsLos Rockies están a punto de asegurar el segundo comodín de la Liga Nacional, por lo que visitarían a los Diamondbacks el miércoles.
Colorado tiene la dura misión de jugar su última serie del año contra los Dodgers en casa, pero la agradable ventaja de que Cardenales y Cerveceros jugarán entre ellos en Busch Stadium en el fin de semana. En caso de un empate entre dos equipos en el segundo comodín, se jugaría un partido extra el lunes en la casa del ganador de la serie particular durante la temporada regular.

Colorado ganó la serie particular a Milwaukee (4-2) y la perdió ante San Luis (2-4), mientras que los Cerveceros dominaron 9-7 a los Cardenales.

Fuera de eso, todo está definido en MLB. Los Cachorros de Chicago ganaron el miércoles la División Central de la Liga Nacional por segundo año conscutivo y comenzarán la defensa de su título de Serie Mundial contra los Nacionales de Washington en las Series Divisionales, mientras que los Dodgers se sentarán a esperar el ganador del partido de comodines del viejo circuito.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los Nacionales de Washington y los Dodgers de Los Angeles son los únicos clubes que ya compraron boletos a los playoffs de las Grandes Ligas, programados para arrancar la primera semana de octubre.

Ocho puestos, incluyendo cinco banderines divisionales, y las ventajas de casa para las eliminatorias siguen en juego, faltando un poco más de dos semanas para el final de la serie regular más larga de los deportes profesionales.

Washington (88-56) aseguró su segundo título consecutivo y el cuarto en seis años en la División Este, aprovechando la pobre competencia de un sector que no tiene ningún otro club con marca positiva.

Nacionales
Amber Searls/USA TODAY SportsLos Nacionales fueron los primeros en ganar su división en la temporada 2017.
Los Angeles (93-52) garantizó al menos uno de los puestos comodines, tiene ventaja de 10 juegos en la División Oeste, que busca ganar por quinto año seguido -- lo que extendería el récord de la franquicia -- y lidera por cinco juegos la puja con los Nacionales por la mejor marca de la liga y la ventaja de casa para todas las rondas de postemporada.

Chase Utley
AP Photo/Jeff ChiuLos Dodgers van camino a conquistar su quinto banderín consecutivo en la División Oeste de la Liga Nacional, record para la franquicia.
Los Cachorros de Chicago (78-66), actuales campeones de las ligas mayores, dominan la División Central por apenas dos juegos sobre los Cardenales de San Luis (76-68) y 2.5 por encima de los Cerveceros de Milwaukee (76-69). El número mágico de los Cachorros para repetir banderín divisional es de 17, el más abierto de todo el béisbol.

AP Photo/Laurence KestersonLos Cachorros comandan la Central LN, pero seguidos muy de cerca por Cerveceros y Cardenales.
Los Diamondbacks de Arizona (83-62) y los Rockies de Colorado (80-65) cuentan con ventajas cómodas para quedarse con las plazas de comodines en el viejo circuito, especialmente el conjunto de Phoenix, que cuenta con 6.5 juegos de ventaja dentro de la zona de clasificación. Colorado supera por 3.5 juegos a San Luis en el segundo Wild Card.

Desde que debutaron en las ligas mayores, en 1998, los Diamondbacks han ganado cinco banderines divisionales (1999, 2001, 2002, 2007 y 2011), pero nunca abanzaron como comodines. Los Rockies, que nacieron en 1993, nunca han ganado un banderín divisional y las tres veces que accesaron a los playoffs (1995, 2007 y 2009) fue por una plaza de comodín.

En la Liga Americana, los Indios de Cleveland han ganado 20 partidos consecutivos para alejarse a 16.5 juegos de los Reales de Kansas City (72-72) y reducir a cinco el número mágico que le separa del segundo título divisional consecutivo y el noveno de su historia. Cleveland ganó 94 partidos el año pasado, cuando avanzó a su primera Serie Mundial desde 1995.

Cody Allen #37 and Francisco Lindor #12 of the Cleveland Indians
Jim McIsaac/Getty ImagesLos Indios quieren asegurar el banderín de la Central LA y buscar lo que se les escapó en el 2016 en la Serie Mundial.
Más importante aún, Cleveland (89-56) ha sacado ventaja de juego y medio sobre los Astros de Houston (87-57) en la pugna por el mejor récord de la liga. Los Astros dominan la División Oeste con 14 juegos por encima de los Angelinos de Los Angeles, tienen el número mágico en cinco para conseguir su primer título desde el 2001, pero tienen marca de 17-21 en agosto y septiembre, tras dominar cómodamente el circuito por los primeros cuatro meses.

Cleveland y Houston están a horas de asegurar su presencia en la postemporada, algo que no ocurre desde el 2001, cuando ambos fueron campeones en las divisiones del centro de ambas ligas. Los Astros se mudaron del centro de la Liga Nacional al oeste de la Liga Americana después de la temporada del 2012.

Los Medias Rojas de Boston (82-62) y Yankees de Nueva York (78-66) están separados por cuatro juegos en la División Este, con los del Bronx disfrutando una holgada ventaja de cinco encuentros dentro de la zona de clasificación Wild Card. Los Yankees tienen tres partidos sobre Mellizos de Minnesota en el primer comodín y un 98% de probabilidades de llegar a los playoffs.

La verdadera lucha del joven circuito es la que tiene Minnesota con Angelinos, Reales y los Rangers de Texas por el segundo comodín. Los Mellizos tienen ventaja de dos juegos sobre Anaheim y tres por encima de Reales y Vigilantes.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El inicialista mexicano Adrián 'El Titán' González está más cerca de recuperarse de un disco herniado en la espalda y regresar a un terreno de Grandes Ligas por primera vez desde el 11 de junio, lo que además de una buena noticia, también significaría un dolor de cabeza para el manager del mejor equipo de béisbol este verano. Pero incluso los invencibles Dodgers Los Ángeles necesitan una figura líder para tratar de ganarlo todo por primera vez en 29 años.

González bateó de 4-2 en dos partidos en Oklahoma City (AAA) en el fin de semana, en la continuación de un programa de rehabilitación que arrancó con un juego simulado y seguirá con prácticas de bateo y partidos en clase A. Si el jugador de 35 años no muestra molestias, entonces podría reportarse al club grande en algún momento en las próximas dos semanas.

Es difícil encontrar alguna debilidad en un conjunto que lidera las ligas mayores con 79 triunfos en 101 partidos, que ha ganado 44 de sus últimos 51, exhibe el mayor diferencial de carreras (+204) y sus lanzadores poseen la mejor efectividad (3.15) de todo el juego.

El juvenil Cody Bellinger, quien ha jugado en primera base desde que González quedó inactivo por segunda vez en la campaña, camina solo en la carrera por el Novato del Año y es candidato al Jugador Más Valioso, tras pegar 32 jonrones en los primeros 91 partidos de su carrera. El jardín izquierdo, donde debutó Bellinger el 25 de abril, luce bien resguardado con varias opciones.

Pero incluso en ese panorama casi perfecto, es necesario un jugador como "El Titán" González, un veterano de 14 temporadas que nunca había visitado la lista de lesionados hasta este año, que tiene cuatro Guantes de Oro, promedia 27 jonrones y 102 carreras impulsadas por cada 162 partidos desde su debut y, más importante que todo lo anterior, una figura que puede trazar el camino para el resto de sus compañeros.

González bateaba .259 con un jonrón y 23 carreras impulsadas, evidentemente jugando a mediana capacidad, cuando fue a la lista de lesionados de 60 días con una hernia en dos discos intervertebrales. Una molestia en el codo derecho le quebró, en mayo, una racha de 1,774 partidos sin ingresar a la lista de incapacitados, la mayor entre los peloteros activos.

Los Angeles adquirió al poderoso inicialista de origen mexicano desde los Medias Rojas de Boston en agosto del 2012. González aún tiene pendiente un año más en el acuerdo de siete temporadas y $154 millones de dólares que firmó con Boston.

Adrian Gonzalez
Cal Sport Media/AP ImagesCon el retorno de Adrián González los Dodgers se harán más fuertes.
Para los Dodgers, González no es cualquier pelotero. Además de lo que puede hacer en el campo cuando está saludable-- batea .289 con 309 cuadrangulares, 426 dobles, 1,169 impulsadas y 977 anotadas en 14 años y 12 temporadas completas-- "El Titán" es la cara mexicana de la organización de ligas mayores más popular en la mayor minoría de la ciudad. Cerca de un 15% de la población angelina-- casi dos millones de personas-- tiene ascendencia mexicana, de acuerdo a un informe de hace dos años del Migration Policy Institute.

Por otro lado, la cómoda posición de los Dodgers en la table de posiciones facilita a la directiva y al manager Dave Roberts darle a González todo el espacio y las oportunidades que necesita para ponerse en forma y demostrar si está en condiciones de hacer mejor al equipo. Los Angeles está cerca de conquistar su quinto título divisional consecutivo, pero el plan maestro es alcanzar, y ganar, su primera Serie Mundial desde 1988.

Reinstalar al veterano en la primera base y mover a Bellinger al jardín izquierdo obligará a Los Angeles a sacar a alguien del roster de postemporada y reducir la cuota de juego de algunos de sus jardineros, pero eso es algo rutinario en equipos que buscan ganarlo todo.

Por ahora, González seguirá trabajando en su recuperación, pero su regreso cada día está más cerca. Y aunque usted no lo crea, incluso los extraordinarios Dodgers necesitan un veterano como "El Titán".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BRISTOL -- Con la adquisición del abridor derecho japonés Yu Darvish y los relevistas zurdos Tony Watson y Tonu Cingrani en los minutos finales de la fecha tope de cambios de Grandes Ligas, el lunes, los Dodgers de Los Ángeles se colocaron más cerca de jugar en su primera Serie Mundial desde 1988.

Los Ángeles, que lidera las ligas mayores en triunfos (74), diferencial de carreras (185) y promedio de carreras limpias permitidas (3.09), atendió sus áreas más sensibles para la postemporada que se avecina. Los Dodgers dominan la División Oeste de la Liga Nacional por 14 juegos sobre Diamondbacks de Arizona y 1.5 por encima de Rockies de Colorado.

Los Ángeles mandó los ligas menores Willie Calhoun, Brandon Davisy AJ Alexy a los Rangers de Texas por Darvish, un derecho de 30 años con marca de 52-39 y efectividad de 3.42 en 122 aperturas en Grandes Ligas. Por Cingrani, Los Ángeles cedió al jardinero Scott Van Slyke y el receptor Hendrik Clementina a los Rojos de Cincinnati, mientras que por Watson envió a los prospectos dominicanos Oneil Cruz y Angel Germán a los Piratas de Pittsburgh.

Yu Darvish en dugout de los Rangers mirando
AP Photo/Tony Gutiérrez
Mientras Watson y Cingrani se unirán al venezolano Luis Avilán para aumentar las opciones de tiradores zurdos al final de los encuentros, la adquisición principal de los Dodgers es Darvish.

Desde que se unió a los Rangers, Darvish acudió a cuatro Juegos de Estrellas --incluyendo en 2017-- y lideró la Liga Americana con 11.0 ponches por cada nueve entradas y promedio de bateo (.218) permitido a los rivales. Los números de este año (6-9, 4.01) no lucen impresionantes, pero hay que destacar que eran decentes antes de permitir 24 carreras limpias en 30.0 entradas en sus últimas tres aperturas.

Darvish, quien será agente libre luego de la temporada, tiene efectividad de 3.42 en 782.2 entradas en las ligas mayores, pese a lanzar la mayor parte del tiempo en el Globe Life Park, uno de los estadios más favorables a la ofensiva del béisbol. Ahora llamará su casa el Dodger Stadium, uno de los campos preferidos de los lanzadores.

Lanzando en la ruta, Darvish tiene efectividad de 2.42 en 10 salidas este año y 3.21 en 57 aperturas en su carrera. En la rotación de los Dodgers, que lidera el béisbol con efectividad de 3.25, se unirá a los zurdos Clayton Kershaw (quien está fuera de acción con una molestia en la espalda), Álex Wood, Rich Hill, Hyun-Jin Ryu y el derecho Kenta Maeda.

Antes de adquirir a Darvish, los Dodgers ya tenían un ritmo de ganar 100 partidos por séptima vez en la historia de la franquicia --y primera desde que ganaron 102 en 1974--, conquistar su quinto título divisional consecutivo y en buena posición para reclamar su primer título de Serie Mundial desde que vencieron a los Atléticos de Oakland hace 29 años.

Las casas de apuestas de Las Vegas respondieron inmediatamente a los movimientos que hicieron los equipos contendores en las últimas horas de la fecha tope de cambios. Tras adquirir a Darvish, las probabilidades de los Dodgers mejoraron de 5-2 a 9-4 para ganar la Serie Mundial, mientras que la de los Cachorros de Chicago, que agregaron al lanzador abridor José Quintana, el relevista Justin Wilson y el receptor Álex Ávila, pasó de 6-1 a 7-1.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BRISTOL -- El lunes 31 de julio a las 4 pm ET concluye el plazo para que los equipos de Grandes Ligas puedan realizar intercambios de jugadores de forma directa, sin necesidad de pasarlos por el proceso de 'waivers', lo que significa que esta semana tendremos un trillón de rumores, los gerentes generales de los equipos gastarán un billón de minutos y 'gigas' en los planes de voz y data de servicio telefónico y se acordarán una decena de transacciones.

Básicamente, los clubes contendores están buscando esas piezas complementarias que están obligados a sacrificar los otros que se ancuentran fuera de competencia. Es el reciclaje natural de la industria.

El año pasado la fecha límite fue movida para el 1 de agosto debido a que el 31 de julio fue domingo, un día en que está cerrada la oficina del comisionado de Grandes Ligas, el gran supervisor de todos los movimientos del béisbol.

Las ligas Americana y Nacional han tenido una fecha tope para intercambiar jugadores en medio de la temporada desde la década de 1920.

Después del lunes, aún se podrían producer cambios de jugadores, pero solamente aquellos que sean colocados en waivers o disponibles para ser adquiridos mediante un proceso que establece el orden en que los aspirantes pueden reclamar al jugador. Es comprensible la prisa que tienen los equipos por aprovechar esta semana para conseguir las fichas que potencialmente mejorarían sus probabilidades de ganar un campeonato.

Los Nacionales de Washington, Yankees de Nueva York, Cachorros de Chicago, Diamondbacks de Arizona y Marineros de Seattle ya hicieron movimientos importantes en días recientes, pero eso no significa que terminaron de comprar. Se espera que hagan lo mismo otros equipos que lideran puestos a playoffs o están cerca en el standing. Los Medias Rojas de Boston, Rays de Tampa Bay, Mellizos de Minnesota, Astros de Houston, Dodgers de Los Angeles y Cerveceros de Milwaukee muy probablemente sean de los más activos compradores.

Los Orioles de Baltimore, Azulejos de Toronto, Tigres de Detroit, Rangers de Texas, Atléticos de Oakland y Gigantes de San Francisco apuntan a ser los principals vendedores.

AP Photo/Alex GallardoClayton Kershaw podría perderse hasta un mes de la temporada, lo que podría provocar que los Dodgers intenten buscar más ayuda para su rotación de abridores.
Con la incertidumbre que dejan las lesiones del zurdo Clayton Kershaw y el derecho Stephen Strasburg, Dodgers y Nacionales están prácticamente obligados a explorar el mercado de lanzadores abridores. El japonés Yu Darvish, de Texas; el mexicano Jaime García, de los Bravos de Atlanta, y los norteamericanos Justin Verlander, de Detroit, y Sonny Gray, de Oakland, apuntan a ser potenciales refuerzos monticulares.

De todos esos nombres, el de Darvish luce ser el más atractivo e intrigante y, muy seguramente, el que más caro podría salir adquirir, tomando en cuenta que será agente libre luego de esta temporada. Darvish, quien cumplirá 31 años en tres semanas, es un cuatro veces Todos Estrellas con efectividad de 3.32 y 11.0 ponches por cada nueve entradas lanzando en un ambiente favorable a la ofensiva desde que llegó a Grandes Ligas en 2012.

Yu Darvish
Michael Ainsworth/AP PhotoYu Darvish, quien cumplirá 31 años en tres semanas, es un cuatro veces Todos Estrellas con efectividad de 3.32 y 11.0 ponches por cada nueve entradas.
Antes de que Kershaw abandonara el partido del domingo con una molestia en la parte baja de la espalda ya se había reportado algún tipo de interés de los Dodgers por Darvish. Indepedientemente de la gravedad de la molestia, cualquier dolor de Kershaw solamente aumenta la prisa de Los Angeles por agregar un abridor cabecera de rotación como el japonés de Texas.

Washington, que al igual que los Dodgers disfruta una cómoda ventaja en su division, está en el mismo caballo con la necesidad de agregar un lanzador que pueda representar una diferencia en el mes de octubre. Mientras los Dodgers no ganan desde 1988, la franquicia de Montreal/Washington nunca ha disputado la Serie Mundial.

Los Yankees, que perdieron al dominicano Michael Pineda por una cirugía "Tommy John", también están interesados en Darvish, aunque han preguntado por algunos de los otros que han sido puestos a la venta. No está claro si Texas prefiere esperar a ver como estará el standing del Wild Card antes de rendirse. Los Rangers comenzaron la semana detrás de seis clubes, pero solamente a 2.5 juegos del segundo comodín.

De cualquier forma, asegure bien su asiento, ya que esta semana será muy movida y podríamos ver muchas transacciones en el béisbol de las ligas mayores.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Los Medias Rojas de Boston retiraron el #34 que usó el legendario bateador designado dominicano David Ortiz, el vigésimo pelotero latinoamericano con su número puesto fuera de circulación en las Grandes Ligas de Estados Unidos, incluyendo tres cuyas ceremonias están pendientes.

Por nacionalidades, los latinos con sus camisetas retiradas en el béisbol mayor son ocho puertorriqueños, cinco cubanos -- incluyendo un cubanoamericano -- tres dominicanos, dos panameños y dos venezolanos.

Los boricuas son Bernie Williams y Jorge Posada (#51 y #20, Yankees de Nueva York), Roberto Clemente (#21, Piratas de Pittsburgh), Orlando Cepeda (#30, Gigantes de San Francisco), Roberto Alomar (#12, Azulejos de Toronto), Iván Rodríguez (#7, Vigilantes de Texas) y Edgar Martínez (#11, Marineros de Seattle). Las ceremonias de Rodríguez, quien fue electo para entrar este año al Salón de la Fama de Cooperstown, y Martínez, están progradamas para el 12 de agosto.

Los cubanos son Tony Oliva (#6, Mellizos de Minnesota), Minnie Miñoso (#9, Medias Blancas de Chicago), Luis González (#20, Diamondbacks de Arizona), Tany Pérez (#24, Rojos de Cincinnati) y el fallecido José Fernández (#16, Marlins de Miami). Los Marlins anunciaron el retiro del jersey inmediatamente después del fallecimiento del lanzador en un accidente de bote el año pasado, pero aún no convocan a una ceremonia para tales fines.

Los otros son los quisqueyanos Juan Marichal (#27, San Francisco), Pedro Martínez y Ortiz (#45 y #34, Boston); los panameños Rod Carew (#29, Angelinos de Los Angeles y Minnesota) y Mariano Rivera (#42, Yankees) y los venezolanos Luis Aparicio (#11, Medias Blancas) y David Concepción (#13, Cincinnati).

¿Cuáles son los latinoamericanos que están en la fila para recibir semejante honor en los próximos años? ¿Cuáles deberían ser considerados, incluso si para que ocurra sus equipos deberán modificar algunas reglas internas o simplemente dejar algunas disputas en el pasado en beneficio de la historia? Esta es mi lista.


Tony Fernández
Charles Krupa
#1 Tony Fernández, Azulejos de Toronto: Es sencillamente ridiculo que el dominicano no tenga su #1 retirado en la organización de los Azulejos. Fernández, el mejor torpedero en la historia de la franquicia canadiense, bateó .297 con 291 dobles, 72 triples, 172 bases robadas, 613 impulsadas y 704 anotadas en 12 temporadas con el club.

"Cabeza" ganó cuatro Guantes de Oro, acudió a tres Juegos de Estrellas y asistió a cuatro postemporadas--incluyendo en 1993, cuando Toronto ganó su segunda Serie Mundial consecutiva-- y fue un ejemplo a seguir, dentro y fuera del terreno.

Fernández y su compatriota George Bell y los puertorriqueños Roberto Alomar y Carlos Delgado se encuentran en el "Nivel de la Excelencia", un reconocimiento que solamente ostentan 10 personas en la historia de los Azulejos, pero solamente Alomar -- electo al Salón de la Fama en 2011 -- tiene su número oficialmente retirado.


Yadier Molina
David J. Phillip/AP Photo
#4 Yadier Molina, cardenales de San Luis: El futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown ha jugado toda su carrera de 14 años con los Cardenales. El receptor puertorriqueño tiene ocho Guantes de Oro, siete participaciones en el Juego de Estrellas y dos títulos de Serie Mundial.

San Luis solamente ha dejado de avanzar a la postemporada en cuatro ocasiones desde que Molina llegó al club en 2004, cuando le asignaron el #41. Cambió al #4 en el 2006.


Albert Pujols
Harry How/Getty Images
#5 Albert Pujols, Cardenales/Angelinos: Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, disfrutó con los Cardenales la mejor primera década de cualquier carrera en Grandes Ligas. En San Luis, Pujols fue Novato del Año, tres veces Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas y bateó .328 con 445 jonrones y 1,329 carreras impulsadas en 11 temporadas.

Incluso si su carrera ha sufrido un bajón desde que firmó su contrato de $240 millones de dólares por 10 años con los Angelinos, Pujols podría acumular estadísticas que le garantirán que su número también sea retirado en Anaheim.


Sammy Sosa
RVR Photos/USA TODAY Sports
#21 Sammy Sosa, Cachorros de Chicago: Excepto por una batalla de egos entre Sosa y el propietario del equipo y porque los Cachorros solamente retiran camisetas de jugadores en el Salón de la Fama, no hay una sola razón para que el #21 de Sosa no esté ondeando en Wrigley Field, junto a los de Ron Santo (#10), Ernie Banks (#14), Ryne Sandberg (#23), Billy Williams (#26), Fergie Jenkins y Greg Maddux (#31).

Sosa bateó 545 de sus 609 jonrones en las ligas mayores con el uniforme de Chicago, donde jugó 13 de 18 temporadas. El #21 fue Jugador Más Valioso, nueve veces Todos Estrellas, logró tres temporadas de 60 cuadrangulares y escenificó con Mark McGwire la batalla más legendaria de vuelacercas.


Miguel Cabrera
AP Photo/Carlos Osorio
#24 Miguel Cabrera, Marlins/Tigres de Detroit: Uno de los mejores bateadores de la historia, el venezolano Miguel Cabrera ya tiene asegurado un puesto en Cooperstown y que su número sea retirado en Detroit. En 10 años con los Tigres, Cabrera batea .322 con 335 jonrones, siete Juegos de Estrellas, dos Jugador Más Valioso, cuatro títulos de bateo y una Triple Corona.

Aunque solamente jugó cinco años con los Marlins, acudió al Juego de Estrellas en cuatro ocasiones, peleó los premios Novato del Año y MVP y es el líder histórico de la franquicia en bateo y segundo en OBP, OPS y Slugging.


Carlos Delgado
AP Photo/Chris O'Meara
#25 Carlos Delgado, Azulejos: El puertorriqueño es el líder de todos los tiempos de los Azulejos en extrabases (690), jonrones (336), dobles (343), carreras impulsadas (1,058), anotadas (889), slugging (.556) y OPS (.949).

Delgado jugó en Toronto 12 de sus primeras 17 temporadas en Grandes Ligas, bateó cuatro jonrones en un partido y ha sido el mejor bateador de poder de su historia. Toronto solamente retira números de jugadores en Cooperstown, pero cuando esa tonta política cambie, el #25 de Delgado será uno de los primeros honrados.


Vladimir Guerrero
AP Photo/Jae C. Hong
#27 Vladimir Guerrero, Expos de Montreal/Nacionales de Washington: El dominicano sencillamente ha sido el mejor bateador en la historia de la franquicia Expos/Nacionales de Washington. Será escogido en cualquier momento al Salón de la Fama y muy probablemente tendrá su #27 al lado de los de Gary Carter (#8), Andre Dawson y Rusty Staub (#10) y Tim Raines (#30).


Adrián Beltré
Tom Pennington/Getty Images
#29 Adrián Beltré, Vigilantes: El dominicano alcanzará los tres mil hits esta temporada y con un contrato vigente hasta el 2018, tendrá una buena oportunidad de acercarse a los 500 cuadrangulares. Estamos hablando de un tercera base con cinco Guantes de Oro y dos Guantes de Platino.

En siete temporadas con Texas, Beltré batea .307 con 170 jonrones, 581 remolques, tres Juegos de Estrellas, tres Guantes de Oro y dos Guantes de Platino. Los únicos números retirados en la franquicia son los de Iván Rodríguez (#7), el manager Johnny Oates (#26) y Nolan Ryan (#34).


Félix Hernández
Justin Berl/Icon Sportswire
#34 Félix Hernández, Marineros de Seattle: El venezolano es el mejor pitcher en la historia de los Marineros de Seattle y uno que está haciendo méritos para el Salón de la Fama cuando se retire.

"El Rey" encabeza a los Marineros en salidas (357), victorias (157), entradas (2,448.1) y WAR (51.9); es segundo en blanqueadas (9), tercero en WHIP (1.18) y sexto en juegos completos (25). Tiene 31 años de edad y un contrato que cubre hasta el 2019 (con una opción condicionada de un millón del equipo para el 2020).


Fernando Valenzuela
Focus on Sport/Getty Images
#34 Fernando Valenzuela, Dodgers: Los Dodgers se han hecho un flaco servicio al mantener en el limbo el #34 que usó el mexicano Fernando Valenzuela. El número no ha sido retirado, pero tampoco ha sido asignado a otro otro jugador desde que "El Toro" abandonó la organización californiana en 1990 con 141 triunfos, 107 juegos completos y 29 blanqueadas en 11 de sus 17 años en Grandes Ligas.

La teoría para que Valenzuela no haya recibido un honor que se ganó con su desempeño es que los Dodgers tienen la política de solamente retirar números de parte de su personal que es electo al Salón de la Fama de Cooperstown, aunque retiraron el #19 de Jim Gilliam, quien no pertenece a Cooperstown.

No retirar el número de Valenzuela es una sinrazón que debería terminar.

Otros: Manny Ramírez (#24, Medias Rojas), Rafael Palmeiro (#25, Vigilantes), Carlos Beltrán (#15, Mets de Nueva York), Bobby Abreu (#53, Filis de Filadelfia), José Bautista (#19, Azulejos) y Luis Tiant (#23, Medias Rojas).
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Mucho antes de que la ciudad de Boston dedicara puentes, calles y puertas del aeropuerto con su nombre y antes de que los Medias Rojas retiraran su #34 e incluso antes de que jugara su último partido de béisbol, David Ortiz ya estaba en la conversación para tratar de determinar quién ha sido el jugador más importante en la historia de una de las franquicias más importantes de Grandes Ligas.

La leyenda del "Big Papi", que comenzó a forjarse cuando el toletero dominicano conectó algunos batazos dramáticos que propiciaron el histórico regreso de los Medias Rojas luego de estar abajo 0-3 ante los Yankees de Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2004, ha seguido creciendo con el paso del tiempo, hasta colocar el puesto de bateador designado en un lugar especial.

El viernes, antes del inicio de una serie contra los Angelinos de Los Ángeles, Boston retiró el número que vistió Ortiz por los pasados 14 años, durante una ceremonia que fue televisada a nivel nacional e internacional. Ortiz se unió a Bobby Doerr (#1), Joe Cronin (#4), Johnny Pesky (#6), Carl Yastrzemski (#8), Ted Williams (#9), Jim Rice (#14), Wade Boggs (#26), Carlton Fisk (#27) y su compatriota Pedro Martínez (#45) como los 10 miembros de los Medias Rojas con sus números fuera de circulación en los 117 años de historia de la franquicia.

Acompañado de sus familiares, algunos de sus compañeros más cercanos y un puñado de las leyendas más ilustres del equipo, Ortiz no pudo contener las lágrimas cuando el intermedista Dustin Pedroia tomó el micrófono para agradecerle sus años de servicio. "Queremos agradecerte por los hits cruciales, los 500 jonrones, queremos agradecerte por cómo nos hiciste sentir, y ese amor. No eres nuestro compañero de equipo, no eres nuestro amigo. Eres nuestra familia", dijo Pedroia.

"Increíble, no me esperaba tanto", dijo Ortiz a ESPN Digital. "Todo ha sido una bendición, la organización, los Medias Rojas, la fanaticada, la prensa, todo eso ha sido crucial en mi carrera. No me esperaba tanto", agregó.

"Todo el mundo sabe que Pedroia es un jugador que llega al estadio, hace su rutina y se prepara para el juego y para acabar con la oposición. En todos los años que jugamos juntos nunca lo vi con los ojos aguados y eso me ablandó. Conozco a "Pee-wee" y todo lo que hace es porque lo siente de corazón y sus palabras fueron muy sinceras y muy bonitas y mis lentes no pudieron ocultar lo que estaba sintiendo", dijo el homenajeado.

"Compi, usted es el mejor embajador que tiene el béisbol. Gracias", dijo Martínez, cuyo #45 fue retirado por los Medias Rojas en julio del 2015, después que fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown.

Mientras la mayoría de grandes jugadores de los Medias Rojas, incluyendo Martínez, tuvieron que esperar muchos años después de retirarse para ver sus números en la parte alta del jardín derecho del Fenway Park, la celebración de Ortiz llegó a los ocho meses de haber visto acción en su último partido.

Ortiz, quien jugó con Boston 14 de sus 20 temporadas en Grandes Ligas, dijo adiós al béisbol la temporada pasada, cuando fue convocado al Juego de Estrellas por décima ocasión, obtuvo su séptimo Bate de Plata y quedó en sexto lugar en la carrera por el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. El poderoso bateador zurdo logró 483 de sus 541 jonrones y 1,530 de sus 1,768 carreras impulsadas con los Medias Rojas.

Williams, quien bateó .344 con 521 jonrones, ganó dos veces la Triple Corona, conquistó seis cetros de bateo-promediando .406 en 1941-y acudió a 17 Juegos de Estrellas, es considerado ampliamente como el mejor bateador y, hasta hace algunos años, el jugador más importante en la historia de los Medias Rojas.

Sin embargo, pese a todas sus estadísticas individuales, Williams nunca ganó un campeonato. Tampoco Yastrzemski, un bateador de más de 3,400 hits y 450 jonrones que participó en 18 Juegos de Estrellas. Martínez, quien puso números extraordinarios en el montículo y ayudó a terminar la sequía de 86 años sin títulos, entra al "Top 5" de la franquicia pese a que solamente jugó siete años con Boston.

El caso de Ortiz es diferente. Además de sus estadísticas (.286 con 541 jonrones, 632 dobles y 1,419 anotadas), "Big Papi" fue parte esencial en los únicos tres títulos (2004, 2007 y 2013) que han ganado los Medias Rojas en los últimos 100 años. ¡Un siglo!

Después que Boston fue sacudida por explosiones durante la maratón del 2013, que dejaron tres muertos y casi tres centenares de heridos, fue Ortiz quien tomó el micrófono y ofreció un espontáneo discurso que despertó la ciudad durante un acto en Fenway Park cuando los Medias Rojas regresaron a "Beantown".

"Muy bien, Boston", dijo el jugador chocando sus manos. "Esta camiseta que llevamos hoy en día, no dice 'Red Sox'. Dice 'Boston'. Queremos darle las gracias Alcalde [Thomas] Menino, Gobernador [Deval] Patrick, a todo el departamento de policía por el gran trabajo que hicieron la semana pasada".

David Ortiz
Adam Glanzman/Getty ImagesTed Williams puede ser el mejor bateador. Pedro y Clemens los mejores lanzadores. Babe Ruth el jugador más famoso en vestir la camiseta. Pero muy probablemente David Ortiz ha sido el jugador más importante que han tenido los Medias Rojas.
"Esta es nuestra j... ciudad. Y nadie va a dictar nuestra libertad. Seamos fuertes".

Después de ser electo Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2013 contra St. Louis Cardinals, el quisqueyano quedó tercero en las elecciones por la alcaldía de Boston, pese a que no era un candidato oficial en los comicios. Los ciudadanos sometieron 560 votos escritos a mano, la mayoría por Ortiz, quien quedó detrás del alcalde electo Martin Walsh y el aspirante John Connolly.

Es por eso que entre todos los miembros del panteón de estrellas de los Medias Rojas, siendo los principales los que tienen sus números retirados, es Ortiz el que tiene dos calles, un puente y el gate C-34 del aeropuerto Logan con su nombre.

"Sería injusto si tratara de evaluar algo así. No me corresponde a mi hablar de eso", dijo Ortiz sobre su lugar en la historia de los Medias Rojas.

"Creo que el legado de uno lo determina la trayectoria. Yo traté de hacer las cosas correctamente y positivamente. Gracias a Dios las cosas me salieron bien. Ahora vamos a esperar que muchos otros David Ortiz quieran agarrar la antorcha y hacerlo igual o mejor", dijo Ortiz, quien tiene una fundación que opera a niños con problemas cardiacos en Boston y República Dominicana.

"David no solamente fue un gran jugador, un bateador en momentos decisivos, sino que además se convirtió en un símbolo de la ciudad. El merece que le retiren su número como jugador, pero también todos los honores que pueda recibir por lo que hace fuera del campo", dijo Martínez.

"Le doy las gracias a Dios por la familia que tengo, que me enseñó a hacer las cosas correctamente", dijo Ortiz.

Ted Williams pudo haber sido el mejor bateador. Pedro Martínez y Roger Clemens los mejores lanzadores. Babe Ruth el jugador más famoso en vestir la camiseta bostoniana. Pero muy probablemente David Ortiz ha sido el jugador más importante que han tenido los Medias Rojas en su centenaria historia.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- Ahora que Albert Pujols se convirtió en el noveno pelotero con 600 cuadrangulares en las Grandes Ligas, la pregunta principal no es si el dominicano podrá alcanzar los 700, sino más bien acerca de cuanto tiempo tendrán que esperar los fanáticos del béisbol por el décimo bateador de seis centenares de vuelacercas.

Por varias razones -- siendo la principal el liderato entre jugadores activos-- el único bateador con una genuina oportunidad de unirse al "Club 600" en, por lo menos, los próximos 10 años es el inicialista venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit. Pero incluso para uno de los mejores bateadores de la historia y alguien que está en una posición de ventaja, la hazaña no será fácil.

Claro, nadie dijo que lo podría lograr fácil. Por el grado de dificultad es que la gesta solamente ha sido alcanzada por el 0.04% de los 18,696 peloteros que han participado en los torneos de Liga Americana (1901-2017) y Liga Nacional (1876-2017) en más de 140 años de béisbol.

Factores a favor: Cabrera, de 34 años, escolta a Pujols en el liderato de jonrones entre los jugadores activos, con 451, y tiene un contrato garantizado hasta el 2023, con dos opciones que podrían activarse con desempeño en el campo. Cabrera garantizaría $30 millones de dólares en el 2024 y 2025 -- cuando jugaría con 41 y 42 años -- si queda entre los primeros 10 en la votación del Jugador Más Valioso de su liga el año previo.

En su legendaria carrera de 14 años, que por estadísticas se podría decir que le garantiza un puesto en el Salón de la Fama de Cooperstown, Cabrera promedia 34 jonrones por cada 162 choques.

Incluso considerando el declive natural del ser humano con la llegada de los años, Cabrera tendrá suficiente tiempo para llegar a los 600 jonrones.

Factores en contra: Pese a que logró evadir la lista de lesionados desde su debut en 2003 hasta el 2015, Cabrera ha debido lidiar con lesiones importantes en los últimos tres años y en abril fue golpeado por una molestia en la espalda y luego mandado a la lista de incapacitados por una torcedura de la ingle derecha. En las temporadas bajas de 2013 (ingle) y 2014 (tobillo derecho) fue sometido a cirugías.

Como consecuencia directa de sus últimas dolencias, Cabrera solamente ha pegado cinco jonrones en 50 partidos esta temporada, la peor frecuencia de su carrera. El promedio de slugging de .418 del 2017 no es solamente el peor desde que llegó a las ligas mayores, sino que está 141 puntos por debajo de su promedio de por vida (.559).

De todos modos, Cabrera es por mucho el candidato más genuino a unirse al grupo de 600 cuadrangulares entre todos los peloteros activos, al menos en la próxima década.

El dominicano Adrián Beltré, de los Vigilantes de Texas, y el puertorriqueño Carlos Beltrán, de los Astros de Houston, son dos y tres en el liderato entre los activos, pero ambos juegan su 20ª temporada y básicamente están cerca del retiro.

Jugadores jóvenes y poderosos como Mike Trout (184 jonrones en siete años) y Bryce Harper (137 en seis años) aún no llegan a 200 y están bien lejos de una conversación sobre los 400, 500 y 600 cuadrangulares.

Pujols es el primero que llega a 600 desde que Jim Thome lo hizo en el 2011, un lapso de seis años. Alex Rodríguez (2010), Ken Griffey Jr. (2008), Sammy Sosa (2007) y Barry Bonds (2002) lo habían hecho en períodos cortos de tiempo entre ellos. Entre el primero y el segundo, Babe Ruth (1931) y Willie Mays (1969), pasaron 38 años, y entre el tercero, Hank Aaron (1971), y el cuarto, Bonds, pasaron 31.

¿Cuántos años pasarán entre Pujols y el próximo? Nadie sabe exactamente, pero Cabrera es el único que podría hacerlo entre ahora y la próxima década.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO