Los Dodgers de Los Angeles (66-52) amanecieron el miércoles en el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, con medio juego sobre los Gigantes de San Francisco (66-53), tras recortar una desventaja que llegó a ser de 8.0 partidos el 26 de junio, irónicamente, el mismo día de la última aparición de su estelar lanzador Clayton Kershaw.

Más que una buena racha de los Dodgers, ha sido una muy mala de los Gigantes el factor principal para que cambie de manos el liderato divisional. San Francisco, que tuvo el mejor récord de las Grandes Ligas en la primera mitad de la temporada (57-33) ostenta el peor (9-20) desde la pausa del Juego de Estrellas. Los Angeles tiene marca de 15-12 en la segunda mitad.

De todos modos, no deja de ser llamativo que en 41 partidos desde que perdió a Kershaw, quien al momento de lesionarse caminaba sin tropiezos rumbo a su cuarto premio Cy Young y, probablemente, a su segundo premio de Jugador Más Valioso, Los Angeles ha logrado una espectacular foja de 25-16 en su ascenso al tope de la división.

El 26 de junio en Pittsburgh, Kershaw (11-2, 1.79, 145 ponches, 121.0 entradas) tuvo su peor desempeño de la temporada, permitiendo cuatro carreras limpias y nueve hits en seis entradas ante los Piratas. Luego del encuentro se determinó que el mejor lanzador de las ligas mayores sufría de una hernia en un disco de la espalda y debía ser inhabilitado.

USA Today SportsLos Dodgers han logrado una espectacular foja de 25-16 en su ascenso al tope de la división desde que perdieron por lesión a su as Clayton Kershaw.
Inicialmente, los Dodgers pusieron a Kershaw en lista de lesionados por 15 días, pero luego descubrieron que el daño era peor y las cosas se pusieron más feas en un juego simulado que lanzó el 16 de julio.

Actualmente, Kershaw se encuentra en lista de incapacitados por 60 días -- no será elegible para regresar hasta el 27 de agosto -- pero el equipo no sabe con exactitud si volverá a lanzar esta temporada. El zurdo "aparó" pelotas en los jardines de Dodger Stadium el pasado fin de semana, pero la palabra "cirugía" ha sido usada más que "regreso" por los directivos del club y el manager novato Dave Roberts en las últimas seis semanas.

Como si no fuera suficiente con perder el "As" de la rotación, los Dodgers han llevado a 26 jugadores a la lista de lesionados este año, un nuevo récord para la Liga Nacional y a uno de la marca del béisbol, establecida por los Medias Rojas de Boston en el 2012.

Los abridores Bud Norris, Brandon McCarthy, Hyun-Jin Ryu y Alex Wood están en lista de lesionados; el zurdo Rich Hill, adquirido desde Oakland el 31 de julio, aún no debuta con el uniforme azul por una ampolla en el dedo mayor de su mano de lanzar, y el zurdo Brett Anderson debutó en el 2016 el domingo pasado, permitiendo cinco carreras en una entrada ante los Piratas.

El novato japonés Kenta Maeda (12-7, 3.29 en 24 salidas) y el veterano zurdo Scott Kazmir (9-6, 4.44 en 23 inicios) son los únicos abridores de los Dodgers con más aperturas que Kershaw (16). Trece lanzadores diferentes abrieron al menos un encuentro para Los Angeles esta temporada.

La buena noticia es que liderado por un bullpen que tiene foja de 23-15 y el mejor Whip (1.10) y la segunda mejor efectividad (3.15) de la Liga Nacional, el pitcheo de los Dodgers marcha cuarto en promedio de carreras limpias permitidas (3.69) en su circuito. El cerrador Kenley Jansen (35 salvamentos, 1.80 de efectividad, 0.70 Whip y 70 ponches en 50.0 IL), quien estuvo cerca de perder su trabajo ante la fallida llegada del cubano Aroldis Chapman, ha sido el mejor taponero de la liga.

Ahh, el torpedero Corey Seager, el gran candidato al Novato del Año de la Liga Nacional, se ha comportado como un campeón, liderando el club en WAR (4.4), promedio (.307), hits (142), jonrones (21), carreras anotadas (75), slugging (.528) y OPS (.888). A los 22 años y con apenas 141 juegos en las ligas mayores, Seager puede ser proclamado como el mejor jugador de posición que tienen los Dodgers.

Los Angeles y San Francisco aún tienen nueve juegos pendientes entre ellos, lo que seguramente decidirá el ganador de la división, pero eso no resta méritos al hecho de que sin Kershaw y un récord de lesionados, los Dodgers estén en primer lugar del sector y en una tremenda posición de avanzar a los playoffs, comenzando la segunda quncena del penúltimo mes de la temporada regular.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


BOSTON -- Alex Rodriguez, quien jugará el viernes por última vez con los Yankees de Nueva York, no solamente es uno de los jugadores con más números acumulados en el diamante, sino que además es el que más dinero ha recaudado por contratos de trabajo en la historia de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Entre 1994, cuando debutó con los Marineros de Seattle, y diciembre del 2017, cuando recibirá el último cheque de su actual pacto con los Yankees, "A-Rod" tenía pactado recaudar pagos por un total de $437,2 millones de dólares.

Pero a ese gran total hay que deducirle los casi $18 millones de dólares que Rodríguez dejó de cobrar en el 2014 debido a una suspensión de 162 partidos por violar la política antidopaje de las ligas mayores.

De acuerdo a las reglas del béisbol, el dinero que los jugadores dejan de recibir por cumplir suspensiones se queda en las arcas de los clubes, por lo que Rodríguez, cuyo abogado demostró que tenía que recibir $2,8 millones de su salario establecido de $21 millones aunque no jugara un partido en 2014 -- debido a que la temporada de MLB se mide por días (183) y no por juegos -- en realidad habrá ganado cerca de $420 millones al final de su actual contrato.

De todas maneras, seguiría siendo el pelotero más rico de todos los tiempos. Por encima de Babe Ruth, Hank Aaron, Willie Mays y todos los que han fichado contratos exhorbitantes en la última década, de acuerdo a los registros de baseballreference.com y Spotrac.com.

"A-Rod", el hijo de los dominicanos Víctor Rodríguez y Lourdes Navarro, ya era rico antes de pisar por primera vez un terreno en el profesionalismo. Los Marineros le pagaron un bono de $1,3 millones de dólares después de reclutarlo como número uno en el sorteo colegial de 1993, desde una escuela secundaria de Miami, cuando tenía 17 años de edad.

Después de ganar cerca del salario mínimo en sus primeras tres temporadas en Grandes Ligas, Rodríguez escaló sobre el millón en 1997 y había ganado alrededor de $12 millones con Seattle cuando firmó el primero de los dos grandes contratos de su carrera.

En el invierno del 2000 fichó como agente libre con los Vigilantes de Texas por 10 años y $252 millones y ya estando en Nueva York escapó del acuerdo faltando tres años para concluirlo y firmó su actual pacto, por 10 años y $275 millones. Ese acuerdo incluye un paquete de compensación por $30 millones de dólares por explotar su arribo a marcas importantes de jonrones, pero en la práctica ese paquete nunca se llegó a ejecutar en Nueva York.

Solamente el contrato del jardinero Giancarlo Stanton con los Marlins de Miami ($325 millones de dólares por 13 años, del 2015 al 2027) supera individualmente los últimos dos acuerdos de A-Rod. Pero en sentido general, solamente el inicialista venezolano Miguel Cabrera se acerca al total recaudado por Rodríguez.

Cabrera, quien juega en Grandes Ligas desde el 2003, firmó una extensión de $248 millones por ocho años con los Tigres de Detroit (del 2016 al 2023) justo cuando estaba cerca de terminar su contrato anterior, una extensión de $152,3 millones por ocho años (2008-2015) con los mismos Tigres.

Cuando concluya el actual pacto de Cabrera, el toletero habrá recibido $400 millones en salarios, incluyendo más de $8,5 millones que ganó con los Marlins en los primeros cinco años de su carrera.

En la historia de Grandes Ligas se han firmado 12 contratos de más de $200 millones y Rodríguez tiene dos de ellos. El inicialista dominicano Albert Pujols, Stanton y el lanzador Zack Greinke son los únicos otros jugadores que han firmado contratos que les garantizan ganancias sobre los $300 millones de dólares en su carreras.

De todos, "A-Rod" es el que mayor provecho económico ha sacado a su talento por jugar al béisbol.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- Mark Teixeira ha sido un gran jugador de béisbol, uno que probablemente tendrá una placa en el Parque de los Monumentos en Yankee Stadium, pero no tan bueno como para ser declarado un tiro seguro al Salón de la Fama de Cooperstown.

Teixeira, quien decidió el viernes retirarse al final de la temporada del 2016, fue un excelente primera base defensivo y uno de los bateadores ambidiestros más poderosos de la historia. Ganó cinco Guantes de oro y siempre fue candidato al galardón y es uno de cinco bateadores de ambas manos con más de 400 jonrones, junto a Mickey Mantle (536), Eddie Murray (504), Chipper Jones (468) y Carlos Beltrán.

Teixeira es uno de nueve jugadores con 400 jonrones y cinco Guantes de Oro y apenas el segundo de ese grupo que pasó su carrera jugando en el cuadro interior. El otro es el antesalista Mike Schmidt (548 jonrones y nueve Guantes de Oro), un miembro de Cooperstown desde 1995, su primer año de elegibilidad.

Pero Teixeira no fue un jugador tan dominante como Schmidt, un ganador de tres premios Jugador Más Valioso que es considerado ampliamente como el antesalista más completo de la historia.

Primero, lo positivo. En 14 temporadas con los Vigilantes de Texas, los Bravos de Atlanta, los Angelinos de Los Angeles y los Yankees de Nueva York, Teixeira batea .269 con 404 jonrones, 400 dobles, 1,281 carreras impulsadas y 1,085 anotadas. Superó los 30 jonrones en nueve ocasiones y las 100 impulsadas en ocho y en 14 partidos bateó cuadrangular a la zurda y la derecha, récord de todos los tiempos en el béisbol.

En un par de veces, "Tex" quedó entre los primeros 10 en la carrera por el Jugador Más Valioso de su liga. Quedó séptimo en 2005, cuando bateó .301 con 43 jonrones y 144 remolques, y segundo en el 2009, cuando logró su mejor desempeño con los Yankees, bateando .292 con 39 jonrones y 122 producidas.

Ahora, los datos que no ayudan mucho a Teixeira para ser un candidato de primera línea para soñar con el Salón de la Fama. En los primeros seis años de su carrera parecía que Teixeira era un seguro inmortal, pero desde que firmó su gran contrato de $180 millones de dólares por ocho temporadas con los Yankees, aparecieron las odiosas lesiones.

Teixeira, quien ha visitado la lista de lesionados en siete ocasiones en su carrera por diversas dolencias, especialmente en muñecas y rodillas, promedió .281, 35 jonrones, 113 impulsadas y 4.9 WAR entre 2003 y 2011, pero apenas .230, 18 jonrones, 53 impulsadas y 1.6 WAR desde el 2012 a la fecha.

Teixeira fue un bateador élite en el 2009, pero batea .249 con 25 jonrones y 75 carreras remolcadas por año desde que llegó a Nueva York. Esas no son estadísticas grandiosas para un bateador del medio de la alineación, mucho menos para un defensor de la primera base.

Esta temporada batea .198 con 10 jonrones, 27 remolques y 76 ponches en 77 partidos. No ha bateado por encima de .256 desde el 2010

De acuerdo a Baseballreference.com, las estadísticas globales de Teixeira son comparables a las de Tino Martinez, otro antiguo inicialista de los Yankees; Norm Cash, Gil Hodges, Derrek Lee, Rocky Colavito y Lance Berkman. Al igual que Teixeira, todos ellos fueron buenos jugadores, pero ninguno está en Cooperstown.

De los 217 ex ligamayoristas que alcanzaron el Salón de la Fama, solamente 21 jugaron en la primera base. De los inicialistas que que coincidieron con Teixeira, el retirado Jeff Bagwell y los activos Albert Pujols y Miguel Cabrera son los que mayores probabilidades tienen de unirse al grupo.

Teixeira fue un gran jugador, pero no tanto.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Alex Rodríguez celebra este miércoles 27 de julio su cumpleaños 41 y aunque los Yankees de Nueva York enfrentará un pitcher abridor derecho, la historia dice que el manager Joe Girardi debería reconsiderar su plan original y colocar al veterano toletero dominicano en su alineación abridora contra los Astros de Houston.

Rodríguez, quien necesita cuatro jonrones para ser el cuarto jugador de la historia con 700 en Grandes Ligas, no ha iniciado jugando desde el pasado viernes y apenas ha consumido 23 turnos en la segunda mitad de la temporada.

Antes de la pausa del Juego de Estrellas, Girardi anunció que "A-Rod" sería usado casi exclusivamente contra pitchers zurdos, pero el capataz no lo usó contra Dallas Keuchel, el lunes, en el inicio de la serie en el Minute Maid Park. El miércoles, el derecho Lance McCullers comenzará por los Astros, y si Girardi mantiene su estrategia de las últimas semanas, el puertorriqueño Carlos Beltrán deberá ser el bateador designado de Nueva York.

No es que el manager tenga algo en contra del histórico y controversial pelotero, sino más bien que, a diferencia de la temporada anterior, Rodríguez no ha hecho mucho para ganarse tiempo de juego en el 2016. En su penúltimo año de contrato, Rodríguez batea .206 con nueve jonrones, 14 boletos y 60 ponches en 181 apariciones en el plato. No ha pegado hit en sus últimos 12 turnos y va de 31-4 (.129) con un jonrón en todo el mes de julio.

La historia en el día de sus cumpleaños, sin embargo, respalda al hijo de Víctor Rodríguez y Lourdes Navarro. "A-Rod" batea .327 con seis jonrones (1 HR cada 9.2 turnos) en 14 partidos el 27 de julio. El año pasado se convirtió en el sexto jugador que batea cuadrangular en su cumpleaños 40. Solamente Al Simmons (19) y Lou Gehrig (17) tienen más carreras impulsadas que "A-Rod" (16) en el anivesario de su nacimiento.

Alex Rodriguez
Adam Hunger/Getty Images"A-Rod" batea .327 con seis jonrones (1 HR cada 9.2 turnos) en 14 partidos el 27 de julio, la fecha de su cumpleaños.
Rodríguez bateó 33 cuadrangulares y remolcó 86 carreras en 523 turnos en el 2015, en su regreso al terreno tras cumplir una sanción de 162 partidos por violar el programa antidopaje de las ligas mayores. En ese momento parecía que no tendría muchos inconvenientes para unirse este año a Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth en el "Club 700" e incluso superar los 714 bambinazos del legendario Ruth, pero ahora mismo el presente y futuro de "A-Rod" lucen inciertos.

Rodríguez, un 14 veces Todos Estrellas y triple Jugador Más Valioso con más de tres mil hits, dos mil carreras remolcadas y dos mil anotadas, necesita 66 vuelacercas para destronar a Bonds (762) del liderato histórico y 59 para empatar con Aaron (755) en el segundo lugar. Pero por su desempeño de los primeros cuatro meses parece difícil, incluso, que alcance a Ruth, pese a que tiene contrato garantizado para el 2017.

De acuerdo a datos recopilados por ESPN Stats & Info Group, en ruta a convertirse en el rey de los jonrones, Bonds bateó 79 después de cumplir 40 años, el líder de todos tiempos, mientras que "A-Rod" apenas tiene 19. Carlton Fisk (72), Darrell Evans (60), Dave Winfield (59) y Carl Yastremski (49) escoltan a Bonds en la lista. Aaron bateó 42 en sus últimas tres temporadas y Ruth tuvo seis con 40 años en su año de retiro.

Pero en el día de sus cumpleaños, ninguno ha sido más efectivo que "A-Rod" y los Yankees deberían considerar el dato para armar la alineación del miércoles en Houston.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ORLANDO, Florida -- En un potencial Todos Estrellas de la primera mitad de la temporada formado exclusivamente por peloteros latinos, entrarían fácilmente los dominicanos David Ortiz y Manny Machado, el venezolano José Altuve, el arubeño Xander Bogaerts y el cubano Yoenis Céspedes, electos por los aficionados para abrir el martes en San Diego, pero también otros que fueron ignorados como el astro venezolano Miguel Cabrera y el jardinero quisqueyano Starling Marte.

Un importante total de 27 latinoamericanos, incluyendo seis que estarán en las alineaciones titulares de Liga Americana y Liga Nacional, fueron convocados al 87º Juego de Estrellas de Grandes Ligas, programado para celebrarse en el Petco Park.

Están repartidos en 13 dominicanos, 6 venezolanos, dos cubanos, dos puertorriqueños, un arubeño, un colombiano, un curazoleño y un mexicano.

Atendiendo el número de jugadores que pueden integrar un roster en esta competición y otros criterios de Grandes Ligas para tales fines, armamos una escuadra de estrellas latinoamericanas de la primera mitad de la temporada del 2016. La misma incluye a todos los que fueron convocados para el clásico de mitad de temporada en la casa de los Padres.

Esta escuadra latina quedó formada por 17 dominicanos, 8 venezolanos, dos cubanos, dos puertorriqueños, dos mexicanos, un arubano, un colombiano y un curazoleño.

En la alineación titular latinoamericana, Wilson Ramos desplaza a su compatriota Salvador Pérez de la receptoría y también entran como abridores Cabrera, Marte y el jardinero venezolano Carlos González. Entre los sustitutos destacan los jardineros quisqueyanos Nelson Cruz y Gregory Polanco, los venezolanos Víctor Martínez y Francisco Rodríguez y el mexicano Roberto Osuna, quienes fueron obviados para ir a San Diego.

TODOS ESTRELLAS LATINOS 2016

TITULARES

C- Wilson Ramos, Nacionales de Washington 1B- Miguel Cabrera, Tigres de Detroit 2B- José Altuve, Astros de Houston 3B- Manny Machado, Orioles de Baltimore SS- Xander Bogaerts, Medias Rojas de Boston LF- Starling Marte, Piratas de Pittsburgh CF- Yoenis Céspedes, Mets de Nueva York RF- Carlos González, Rockies de Colorado BD- David Ortiz, Medias Rojas de Boston

SUSTITUTOS

C- Salvador Pérez, Reales de Kansas City INF- Robinson Canó, Marineros de Seattle INF- Adrián Beltré, Vigilantes de Texas INF- Francisco Lindor, Indios de Cleveland INF- Eduardo Núñez, Mellizos de Minnesota OF- Marcell Ozuna, Marlins de Miami OF- Gregory Polanco, Piratas de Pittsburgh OF- Nelson Cruz, Marineros de Seattle OF- Carlos Beltrán, Yankees de Nueva York OF- Odubel Herrera, Filis de Filadelfia 1B/BD- Edwin Encarnación, Azulejos de Toronto BD- Víctor Martínez, Tigres de Detroit

LANZADORES

Johnny Cueto, Gigantes de San Francisco Danny Salazar, Indios de Cleveland José Fernández, Marlins de Miami Marco Estrada, Azulejos de Toronto Julio Teherán, Bravos de Atlanta Bartolo Colón, Mets de Nueva York Jeurys Familia, Mets de Nueva York Kenley Jansen, Dodgers de Los Angeles Alex Colomé, Rays de Tampa Bay Dellin Betances, Yankees de Nueva York Fernando Rodney, Padres de San Diego-Marlins de Miami Francisco Rodríguez, Tigres de Detroit Roberto Osuna, Azulejos de Toronto
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Al Horford
Mark D. Smith/USA TODAY Sports
ORLANDO, Florida -- Cuando Boston Celtics anuncie oficialmente el nuevo contrato de Alfred Horford hijo por cuatro años y $113 millones de dólares, el estelar delantero tendrá el mayor salario anual promedio de todos los tiempos entre los atletas profesionales dominicanos, incluyendo los populares peloteros de las Grandes Ligas.

Horford, de 30 años, es un cuatro veces Todos Estrellas de la liga profesional de baloncesto de Estados Unidos (NBA, por sus siglas en inglés), que jugó los primeros nueve años de su carrera con Atlanta Hawks, luego de ayudar a Florida University a ganar dos títulos nacionales consecutivos.

El hijo del ex NBA Alfred Horford y la periodista Arelys Reynoso promedia 14,3 puntos, 8,9 rebotes y 2,7 asistencias durante su carrera, que incluye ocho apariciones en la postemporada. Por mucho, Horford Reynoso es el mejor basquetbolista dominicano de todos los tiempos y uno de los pocos atletas de conjunto que ha generado una fortuna muy parecida a las de los grandes beisbolistas del país.

El promedio anual de $28,25 millones del nuevo pacto de Horford, supera los megacontratos fichados por el jonronero Alex Rodríguez con Yankees de Nueva York ($275 millones por 10 años) y Rangers de Texas ($252 millones por 10 años) en la primera década del tercer milenio y los más recientes del inicialista Albert Pujols ($240 millones por 10 años) con Angelinos de Los Ángeles y del intermedista Robinson Canó ($240 millones por 10 años) con Marineros de Seattle.

Horford, Rodríguez, Pujols, Canó, el jardinero Manny Ramírez y el lanzador Johnny Cueto son los únicos atletas dominicanos que han firmado contratos con salarios garantizados de al menos $20 millones de dólares anuales.

Etiquetas:

NBA, MLB

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Cuando David Ortiz anunció en noviembre pasado que la del 2016 sería su última temporada como jugador de béisbol dejó en claro que se va porque ya no puede aguantar el dolor de sus estropeados talones y no porque dudara de su capacidad para seguir bateando pelotas durante un par de años más.

Ortiz anunció su decisión el día de su cumpleaños 40 y un mes después de que finalizó la temporada con 37 jonrones, 37 dobles y 108 carreras impulsadas y logró ingresar al club de los bateadores con 500 cuadrangulares en las ligas mayores.

Estaba claro que la decisión no tenía nada que ver con el desempeño en el campo, pero sí con la calidad de vida que quería vivir luego de su carrera.

Después de todo ¿de qué vale acumular fama y fortuna y no poder disfrutar ninguna de las dos por estar postrado en una silla de ruedas o una cama de hospital?

"Me siento feliz por haber decidido mi partida en mis propios términos. Quiero que me recuerden como alguien que se fue cuando aún podía hacerlo bien en el terreno", dijo Ortiz a ESPNdeportes.com ese inolvidable 18 de noviembre. "Me voy a preparar como todos los años para tratar de ayudar a Boston a ganar otro campeonato, pero luego de eso, comenzaré a pensar en hacer otras cosas", agregó.

David Ortiz
AP Photo/Haraz N. GhanbariOrtiz jugó en cinco ediciones de la Serie del Caribe, pese a que su equipo Leones del Escogido no fue el representante en esos años, y en las primeras dos versiones del Clásico Mundial.
Y entonces, cuando "Big Papi" está haciendo exactamente lo que prometió y lo que ha hecho por los últimos 20 años -- desmoralizar lanzadores con enormes y dramáticos batazos -- surgen dos espontáneos movimientos, uno internacional y el otro local en República Dominicana, solicitando a Ortiz que reconsidere el retiro y que de mantenerlo, lo rompa para participar en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Incluso #NoteretiresDavid y #PapiPalClásico son dos etiquetas populares en las redes sociales.

Exceptuando a los leales e incondicionales miembros de la "Nación Medias Rojas", que han apoyado a Ortiz en las buenas y las malas por la mayor parte de los últimos 14 años -- un par de abucheos ocasionales no deberían impactar el récord general de los aficionados en Fenway Park --, la mayoría de esos que piden al bateador designado de Boston que siga jugando son los mismos que asombrosamente querían retirarlo en los primeros meses de la temporada del 2009 (¡hace siete años!) y los mismos que inundarán los programas de radio para exigir la cancelación inmediata del tipo si no está compitiendo por la triple corona del bateo en las primeras dos semanas de la próxima temporada.

Mucha gente lo ha olvidado (recuerden esto: "el malagradecido no tiene memoria") pero en el 2009, Ortiz bateó su primer jonrón el 20 de mayo y no consiguió el segundo hasta el 6 de junio, lo que desató la campaña #FueraPapi nada y más y nada menos que, asombroso, en República Dominicana. Ortiz, como siempre ha hecho, se repuso pegando siete jonrones mensualmente para terminar el año con 28 vuelacercas y 99 carreras impulsadas.

Al menos dos veces más en las siguientes temporadas, Ortiz tuvo que sentarse a explicar que las malas rachas son normales, incluso para los mejores bateadores de la historia, entre los que se encuentra, y solicitar que le tuvieran paciencia.

Ahora que decidió marcharse bajo sus propios términos, el mejor bateador zurdo de la rica historia del béisbol quisqueyano debería ignorar los cantos de sirena que le recomiendan seguir.

Sin importar que consiga una triple corona o gane su primer premio de Jugador Más Valioso, Ortiz debe mantener su plan de marcharse justo después de que los Medias Rojas jueguen su último partido del 2016. El no necesita jugar en el Clásico Mundial -- programado para marzo, o sea, cinco meses después de su retiro -- para reconfirmar su dominicanidad.

Papi jugó en cinco ediciones de la Serie del Caribe, pese a que su equipo Leones del Escogido no fue el representante en esos años, y en las primeras dos versiones del Clásico Mundial.

Ortiz ya cumplió con su carrera, su familia y su país. Papi, "váyase en paz, mi compadre váyase en paz", como dice uno de los merengues más tradicionales de República Dominicana.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El juvenil zurdo mexicano Julio Urías hará su sexta apertura de Grandes Ligas el miércoles, cuando los Nacionales de Washington, el líder de la División Este de la Liga Nacional, choquen contra los Dodgers de Los Angeles, segundos en la División Oeste y líder de los puestos comodines del viejo circuito, en el último de una serie de tres encuentros en Chavez Ravine.

Luego de esa asignación, el futuro inmediato de Urías en la rotación de los Dodgers es incierto. El manager Dave Roberts informó que el chico de 19 años podría tener otra salida, sin decir cuando, antes de ser detenido para controlar su carga de trabajo el resto del verano.

¿Las razones? Urías (0-2, 4.50 en 22 innings en MLB) ha trabajado 67 entradas este año, incluyendo 41 en Triple A. Desde que fue firmado a los 16 años en el 2012, solamente en dos ocasiones ha superado los 80 episodios (lanzó 87.2 IL en clase A a los 17 años) y nunca pasó de 86 lanzamientos en sus primeras cinco aperturas con el club grande.

Julio Urias
Jae C. Hong/AP PhotoEn cinco salidas en Grandes Ligas, Julio Urías tiene marca de 0-2 y efectividad de 4.50 en 22 entradas de labor.
Sin anunciar cuantas entradas sería un número ideal, los Dodgers han dejado bien establecido que el progreso de Urías será gradual y que más de 100 episodios de trabajo en el 2016 estaría fuera de consideración. Mandarlo al bullpen, a las ligas menores o a algún programa especial sin la presión de sacar outs son algunas de las opciones que baraja la organización actualmente.

El tratamiento no es nuevo. Es parte de la histeria moderna para tratar de reducir los riesgos de lesiones en lanzadores jóvenes de talento superior. Ya vimos algo parecido en los primeros años de las carreras de Joba Chamberlain y Phil Hughes con los Yankees de Nueva York, Stephen Strasburg con Washington, el cubano José Fernández con los Marlins de Miami y muchos otros.

Para los Dodgers, Urías es el futuro y un pitcher con un talento, que manejado apropiadamente, podría tener la oportunidad de igualar lo que hicieron y están haciendo en la franquicia otros zurdos excepcionales como Fernando Valenzuela y Clayton Kershaw.

Por muchas razones, el nombre de Valenzuela surge en la conversación cada vez que hablamos de Urías. Ambos son mexicanos, zurdos y debutaron con los Dodgers a los 19 años. Pero contrario a lo que ocurre hoy día con "@theteenager7", "El Toro" no tuvo trabas para desarrollarse a plenitud.

En 1980, cuando Valenzuela debutó en Grandes Ligas apareciendo en 10 partidos y lanzando 17 entradas como relevista en la segunda quincena de septiembre, venía de trabajar 174 innings en AA en apenas su segunda temporada profesional. En total, Valenzuela laboró 191.2 episodios en 37 juegos (25 aperturas, todas en ligas menores) y completó 11 encuentros. El año anterior apenas había lanzado 24 innings en clase A en su debut profesional a los 18 años.

En 1981, Valenzuela recibió la pelota el día inaugural por una lesión de Jerry Reuss y respondió abriendo la temporada con 8-0, siete juegos completos, cinco blanqueadas, cuatro carreras y 68 ponches en 72 entradas antes de perder por primera vez el 18 de mayo.

A los 20 años de edad, Valenzuela fue Novato del Año y Cy Young de la Liga Nacional, campeón de la Serie Mundial y enfrentó 758 bateadores en una temporada que fue recortada por una huelga de peloteros que duró dos meses.

Pero los tiempos han cambiado y Urías abrirá el miércoles sin saber exactamente que le depara. Incluso si lanza una blanqueada o saca los 27 outs por la vía del ponche, cada pitcheo que haga lo acercará a un final adelantado de temporada como resultado del moderno plan de monitoreo que, buscando cuidar a los pitchers, muchas veces impide el desarrollo normal de un fenómeno.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mientras se acerca al prestigioso grupito de los peloteros que han bateado tres mil hits en las Grandes Ligas norteamericanas, Ichiro Suzuki reanima la discusión sobre si ya supera a Sadaharu Oh como mejor pelotero japonés de todos los tiempos, al tiempo que mejora su expediente para ser el primero de su raza con una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Suzuki, quien se fue de 4-3 en la victoria de Marlins de Miami 13-4 sobre Padres de San Diego, el lunes, batea .350 (42 hits en 120 turnos) en el 2016, cuando juega su temporada #25 entre las ligas mayores niponas (NPB) y de Estados Unidos (MLB). A los 42 años, Suzuki tiene cuatro juegos de tres o más imparables --incluyendo dos de 4 hits-- y un porcentaje de .425 de OBP, pese a que solamente ha iniciado jugando en 22 encuentros.

Ahora Suzuki ha pegado 2,977 imparables con Marineros de Seattle, Yankees de Nueva York y Marlins desde su debut en el 2001. Incluyendo los 1,278 hits que bateó en nueve temporadas con Orix, de la Liga Pacífico en Japón, totaliza 4,255 incogibles en altos niveles, a uno del total que tuvo Pete Rose, quien ostenta el récord de las ligas mayores.

Suzuki no solamente ha sido uno de los mejores bateadores de las últimas dos décadas, sino que además ha sido uno de los peloteros más productivos de Grandes Ligas en un tramo de 15 años. Entre todos los peloteros activos, el pequeño samurai de los Marlins es séptimo en Victorias Sobre Nivel Reemplazo (WAR) acumuladas con 59.8, en la versión de Baseball Reference.

Alex Rodríguez (118.6), Albert Pujols (99.5), Adrián Beltré (86.0), Carlos Beltrán, Miguel Cabrera (69.4) y Chase Utley (66.5) son los únicos que le superan, mientras que Ichiro está por encima de jugadores de la talla de Robinson Canó (58.3), David Ortiz (53.3), Mark Teixeira (51.8) y David Wright (50.0). Cuando llegue a los tres mil imparables, Suzuki se convertirá en el miembro #30, y el primer asiático, del prestigioso grupo. De los 29 integrantes del "Club 3,000", los únicos que no han sido electos al Salón de la Fama son Rose (expulsado de por vida del béisbol por apostar); Rafael Palmeiro, la primera gran estrella de MLB suspendida por violar el programa antidopaje, y Alex Rodríguez, quien aún está activo.

En el caso de Suzuki, no hay un solo argumento importante en su contra para mantenerlo fuera de Cooperstown una vez sea elegible. Además de sus casi tres mil imparables, batea .314 con 504 bases robadas y 1,368 carreras anotadas en MLB y será el séptimo jugador de 3,000 hits y 500 robos, junto a Ty Cobb (4,191/901), Honus Wagner (3,430/724), Paul Molitor (3,319/504), Eddie Collins (3,313/743), Rickey Henderson (3,055/1,406) y Lou Brock (3,023/938).

Ichiro construyó su carrera de Salón de la Fama en sus primeros 10 años en Grandes Ligas. Ganó los premios de Novato del Año y Jugador Más Valioso en el 2001 y acudió a cada Juego de Estrellas y ganó el Guante de Oro en sus primeras 10 temporadas con los Marineros, período durante el que acumuló siete lideratos de hits-- incluyendo el récord de una temporada, con 262 en 2004-- y dos títulos de bateo.

Uniendo sus días en la NPB y la MLB, Ichiro batea .325 con 4,255 hits (557 dobles, 231 jonrones, 113 triples), 703 bases robadas, 1,276 carreras impulsadas y 2,026 anotadas en una carrera que comenzó en 1992. Ha ganado 17 Guantes de Oro, nueve títulos de bateo, cuatro premios MVP y fue convocado a 17 Juegos de Estrellas.

Oh, el nueve veces MVP de la Liga Central y líder de jonrones (868), carreras impulsadas (2,170) y bases por bolas (2,390) en Japón, es considerado el mejor pelotero nipón de todos los tiempos y fue electo al Salón de la Fama de su país en 1994. Pero Ichiro triunfó en Japón y Estados Unidos y casi seguro será el primero en el pabellón de inmortales de ambos países.

A Ichiro le faltan 22 hits para los 3,000, pero hace rato que es un grande de todos los tiempos de este deporte.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Hiram Bithorn Stadium
Anthony Causi/Getty ImagesEl Estadio Hiram Bithorn de San Juan fue sede de por lo menos 1 de las llaves de los primeros tres Clásicos Mundiales, pero tras la cancelación de los juegos de MLB por el zika, existe el riesgo de no jugar allí en 2017.
ORLANDO -- Faltando meses para la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro (Brasil)este verano, todos sabemos que la próxima edición se realizará en Tokio (Japón) en el 2020 e incluso que Estados Unidos es el favorito para organizar los del 2024; igualmente que las olimpiadas invernales corresponden a Pyeonchang (Corea del Sur) en febrero del 2018 y que las dos próximas Copa Mundial de Fútbol se celebrarán en Rusia (2018) y Qatar (2022).

De igual modo, todos los campeonatos continentales y mundiales de casi todas las disciplinas están debidamente asignados y en proceso de organización. Por si les interesa saber, las próximas dos versiones del Mundial de Cricket ya se están organizando en Inglaterra y Gales (2019) e India (2023) y Barcelona (España) vibra de emoción por ser la sede del Mundial de Pelota Vasca del 2018.

Tristemente, faltando nueve meses para el primer pitcheo ceremonial, nadie, absolutamente nadie, sabe con certeza dónde, cuándo y cómo arrancará la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol, un evento que nació en el 2006 en medio de una algarabía tan grande, que muchos pensamos que para el 2016 sería algo importante y, sobretodo, muy organizado.

Sin embargo, la entidad llamada World Baseball Classic Inc., integrada por la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, por sus siglas en inglés), Grandes Ligas (MLB) y la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas (MLBPA) puede declararse totalmente incompetente debido a los grandes atrasos en el montaje del campeonato.

El Clásico Mundial es una clásica desorganización en donde, contrario a los otros grandes eventos, la norma es no decir nada y manejar los aspectos de montaje con un secretismo enfermizo que raya en lo ridículo. Un comportamiento inexplicable, tomando en cuenta que MLB es una de las entidades más sólidas y exitosas de todo el planea, debido, principalmente a lo celosa que es con los aspectos de organización y planeamiento.

LO QUE SABEMOS

El Clásico Mundial de Béisbol es la única competencia de béisbol entre selecciones nacionales en donde participan los jugadores de las Grandes Ligas. Japón ganó los primeros dos, en 2006 y 2009, mientras que República Dominicana es el campeón vigente, tras derrotar a Puerto Rico en la final del 2013 en San Francisco, California.

Para el torneo del 2017 ya están clasificados Australia, Canadá, China, Cuba, Estados Unidos, Corea del Sur, Colombia, Holanda, Italia, Japón, México, República Dominicana, Puerto Rico, Taiwán y Venezuela. El 16to. y último invitado será el ganador de una eliminatoria que será celebrada en Brooklyn, Nueva York, en septiembre y cuyos participantes serán Brasil, Gran Bretaña, Israél y Pakistán.

LO QUE SE RUMORA

La semana pasada, durante su visita a Puerto Rico, el comisionado de las ligas mayores, Rob Manfred, dijo -- quizás para hacerse el gracioso en San Juan -- que la Isla del Encanto seguía siendo una opción para albergar alguna ronda del Clásico Mundial y que en los próximos días habrán anuncios al respecto.

Lo que nosotros hemos escuchado es que tanto Puerto Rico como República Dominicana, que sometieron solicitudes para ser sedes, están eliminadas por el temor de los jugadores al virus del Zika. Después de todo, los peloteros de Miami Marlins y Pittsburgh Pirates cancelaron la serie en honor a Roberto Clemente que estaba programada en el estadio Hiram Bithorn.

Antes de eliminar los partidos en San Juan, World Baseball Classic Inc. mandó una comunicación a todos los países clasificados al Clásico Mundial 2017, informándole que habría una conferencia de prensa el 10 de mayo donde se darían a conocer todos los detalles del campeonato, como calendario, grupos y sedes, etc.

Pero los anuncios fueron cancelados simultáneamente con la cancelación de los partidos entre Piratas y Marlins por razones lógicas: Si Puerto Rico era "peligroso" (según algunos jugadores) para que jugaran Marlins y Piratas, entonces debía ser "peligroso" para que esos, o mejores jugadores, jueguen una ronda del clásico. Digamos que ese fue un acontecimiento inesperado que afectó el ritmo de organización del Clásico Mundial.

Hemos escuchado que el plan es que México, muy posiblemente Guadalajara, sea la sede representativa de América Latina, y que el Dodger Stadium de Los Angeles acoja por segunda vez la ronda final de un clásico, para el campeonato del 2017.

Pero todo eso son y seguirán siendo simples rumores hasta que los "desorganizadores" del Clásico Mundial anuncien algo al respecto.

Porque aunque usted no lo crea, el Clásico Mundial es el único evento de ese tamaño del que no se sabe nada apenas meses antes de su celebración.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO