LOS ANGELES -- Los Angeles Galaxy continúan haciendo historia en la MLS. Tener a los jugadores más mediáticos es sinónimo de equipo competente (son los vigentes campeones de la Copa MLS), resolutivo (fueron capaces de pasar de la última posición a posiciones de playoffs en dos meses esta temporada), mediáticos y, por supuesto, líderes en ventas de playeras.

David Beckham
Victor Decolongon/Getty ImagesEs el quinto año consecutivo en el que Beckham es el líder en camisetas vendidas en la MLS

Según un listado proporcionado por la MLS, Galaxy es el único plantel que cuenta con tres jugadores entre los que más camisetas venden. El líder indiscutible y por antonomasia desde hace cinco años es David Beckham.

Si ha habido una revolución en la liga, ha sido gracias a su presencia, que ha logrado ampliar las fronteras del fútbol estadounidense y producir generosos beneficios a la MLS y el Galaxy con la venta de playeras. No olvidemos que antes incluso de ser presentado en 2007, las camisetas con el número 23 y el nombre de Beckham se vendieron como churros: 250.000 playeras vendidas. Eso sin contar con los 11.000 nuevos pases de temporada y al lleno absoluto en asientos de lujo.

Más allá de la 'Beckham-manía' desatada, en la tercera posición de playeras más vendidas se encuentra la de Landon Donovan, otro clásico de los ingresos por este tipo de vía. Robbie Keane, que arribó a Los Angeles hace un año, ocupa la octava posición en número de camisetas del Galaxy distribuidas a la afición. Mike Magee se encuentra en la posición número 23, hecho que según un artículo publicado en la web oficial del club, le provocó una grata sorpresa.

"¿En serio? ¿El 23? Mi madre tendrá algo que ver", bromeó el jugador, "no sabía nada, pero me quedo con ello".

Además del Galaxy, entre las playeras más vendidas se encuentran las de Thierry Henry de los Red Bulls de Nueva York, que se sitúa en la segunda plaza; la de Fredy Montero, de Seattle Sounders, en la cuarta; Dwayne De Rosario, en la quinta; o el goleador Chris Wondolowski en la sexta.

El periodo que abarca el listado es desde el 10 de marzo hasta el 10 de septiembre del 2012.

Landon Donovan
Rafael Suanes/US PresswireLandon Donovan se lastimó el aductor en el amistoso ante México el pasado 15 de agosto

LOS ÁNGELES -- Landon Donovan no pudo participar en la cita de clasificación para la Copa del Mundo de Brasil entre las selecciones de EE.UU. y Jamaica y es que el jugador de Los Angeles Galaxy lleva lesionado desde el 15 de agosto, cuando se dañó el aductor derecho en el juego ante México. Desde aquella victoria histórica, Donovan no ha podido si quiera saltar a la cancha para practicar.

"Me estoy recuperando. Todavía no he tenido la oportunidad de entrenar. Espero poder hacerlo este fin de semana o la semana que viene y estar listo para el partido de Colorado", señaló el capitán del Galaxy, que reconoció que las molestias van a mejor, aunque todavía falta tiempo. "Está mejorando, pero tarda más cuando te haces más mayor.

Cada lesión es diferente según la persona. Si tienes 18 años seguro que vuelves antes que con 37", comentó el veterano jugador.

"Lo llevamos día a día y a ver cómo va. En un principio esperaba estar listo para el viaje con la selección, pero desafortunadamente no pudo ser. Seré el fan número uno viéndolo por televisión", apuntó.

Ha pasado casi un mes desde que se produjo la lesión en el aductor, 23 días en los que el Galaxy ha jugado cuatro citas, dos de liga regular y otras tantas de Liga de Campeones. Los pupilos de Bruce Arena han solventado todos sus compromisos con victorias, algo que tranquiliza a Donovan.

"Es frustrante no poder jugar. Pero por suerte han ganado los cuatro partidos que me perdí, y eso me quita mucha presión", confesó.

Hector Jimenez
Andy Marlin/Getty ImagesHéctor Jiménez perdería la titularidad ante Christian Wilhemsson
LOS ÁNGELES -- La confirmación del fichaje del jugador sueco, Christian Wilhemsson, se produjo este lunes.

El plantel se refuerza en la banda derecha con la presencia de un futbolista experimentado que ha jugado una Copa del Mundo en 2006 y tres Eurocopas. Wilhemsson llega con las ganas de agradar tal y como afirmó en una entrevista a un sitio web sueco, en la que además de dar la noticia de su fichaje (antes de que el club confirmara el mismo a través de su página web), dejó claros sus deseos de regresar a la selección de Suecia, algo que, según explicó, podría conseguir jugando en el Galaxy.

Los cierto es que sus deseos se contraponen diametralmente con las aspiraciones de Héctor Jiménez, que parecía haberse ganado la titularidad esta temporada. Ha jugado de inicio en 13 de las 28 citas ligueras del club este año y con 23 años de edad, es una de las promesas nacidas de la cantera galáctica. En 2011 tan solo comenzó de titular en una ocasión, y siempre se mostró muy agradecido a Bruce Arena por la oportunidad que recibió a comienzo de esta campaña.

Con la presencia de Wilhemsson en el equipo, es muy probable que Jiménez vuelva al banquillo para salir en las segundas partes. Tendrá que volver a demostrar al director técnico que puede ser titular y la competencia será mayor. Este tipo de hechos suelen beneficiar a los equipos, aunque siempre hayan jugadores que salgan perjudicados.

El jugador sueco ha cautivado a Bruce Arena durante las sesiones de prácticas que ha tenido en los últimos días. Se vuelve a demostrar que los valores veteranos suelen llamar la atención del técnico, que suele darle más valor a la experiencia sobre la juventud. Wilhemsson cuenta con 32 años de edad y sobrada experiencia en clubes como Anderlecht, Roma, Bolton o Deportivo de la Coruña antes de partir a Arabia Saudí y Qatar.

Tras confirmarse su fichaje, partió junto a los reservas a medirse a los suplentes de San José Earthquakes. Empieza de cero, en el lugar donde Héctor Jiménez comenzó a dar sus primeros pasos en el Galaxy, aunque todo apunta a que acabará ocupando un puesto de inicio en la banda derecha en breve. Al mexicano-estadounidense le pueden quedar un par de oportunidades para dificultar este cambio de extremos. Aunque no estuvo acertado en las últimas citas, el balance general de lo que va de temporada es más que aceptable.

Así las cosas, la lucha por la banda derecha está servida. Que gane el mejor.

David BeckhamJeff Vinnick/Getty ImagesDavid Beckham aún se recupera de un problema gastrointestinal.

Esta noche, Los Angeles Galaxy buscan ante Vancouver Whitecaps mantener la gran racha de los últimos encuentros. El camino está siendo de rosas para los pupilos de Bruce Arena, que afrontan la cita luego de haber solventado con buena nota los dos compromisos de la Liga de Campeones de la CONCACAF ante Isidro Metapán (5-2) y Puerto Rico Islanders (4-0) y una importantísima cita entremedio ante FC Dallas (2-0) que les afianza en las posiciones de playoffs en la Conferencia Oeste de la MLS.

De ganar a los Whitecaps ante una afición ansiosa por presenciar la cuarta victoria al hilo de su equipo en dos semanas, los angelinos podrían ascender hasta la segunda plaza de la clasificación si Seattle Sounders y Real Salt Lake no puntúan, y pondrían tierra de por medio ante los canadienses con una diferencia de tres puntos. Una victoria visitante dejaría a Galaxy y Vancouver con igual número de unidades en el casillero.

A pesar del buen momento que vive el equipo, el único problema con el que se enfrenta el cuerpo técnico es el de la lesión de Landon Donovan. Las molestias en uno de sus aductores aún persiguen al buque insignia de la franquicia, y es que desde su aparición internacional en la victoria de EEUU ante México del pasado 15 de agosto, Donovan no ha saltado al pasto. La lesión está siendo evaluada a diario, y el capitán del Galaxy no pudo entrenar con el resto de sus compañeros este viernes.

"Su recuperación es cercana, pero necesita algo más de tiempo", comentó el director técnico, Bruce Arena.

"Está sufriendo por su aductor, pero se le pondrá bien", comentó su compañero, David Beckham. "Obviamente le queremos en forma para el resto de la temporada, así que no hay prisa para su regreso. Si todavía lo siente, es mejor que se le ponga bien antes de pise la cancha".

El jugador inglés también arrastra los últimos coletazos de sus problemas gastrointestinales que le impidieron finalizar el encuentro ante FC Dallas del pasado domingo, también se sentó en el banquillo frente a Puerto Rico Islanders. El volante afirmó que se siente "mucho mejor" del virus que arrastró durante la semana y todo apunta a que saldrá de titular ante Vancouver.

La acumulación de encuentros obligó a Arena a realizar rotaciones en la última cita de la Liga de Campeones, es por ello que muchos de los jugadores titulares afrontan el encuentro con las piernas descansadas y es que solamente Marcelo Sarvas, Héctor Jiménez y Sean Franklin salieron de inicio.

Será el tercer partido de la temporada entre ambas formaciones luego de la victoria en feudo angelino por 3-0 y un empate a dos en Canadá. Los Whitecaps acumulan una racha negativa de tres derrotas consecutivas luego de caer ante Dallas, Seattle y Portland que les ha hecho descender en el casillero.

El encuentro comenzará a las 7 pm PT y se jugará en el Home Depot Center.

LA Galaxy:

Josh Saunders; Todd Dunivant, Sean Franklin, Omar González, AJ De La Garza; Mike Magee, David Beckham, Marcelo Sarvas, Juninho; Héctor Jiménez y Robbie Keane.

Vancouver Whitecaps: Donovan Ricketts; Kosuke Kimura, Hanyer Mosquera, David Horst, Steven Smith; Darlington Nagbe, Jack Jewsbury, Eric Alexander; Sal Zizzo, Bright Dike y Danny Mwanga.

LOS ÁNGELES -- Los Angeles Galaxy vencieron en la visita de FC Dallas al Home Depot Center por 2-0. Juninho, primero y Todd Dunivant, después, decantaron la balanza del lado galáctico, que amplían la brecha con los aspirantes a puestos de playoffs en la clasificación. Con la victoria ya son 11 puntos los que separan a Galaxy de Dallas.

CÓMO SUCEDIÓ
Galaxy comenzó el encuentro muy enchufado con Landon Donovan fuera de la convocatoria y la presencia de una medular formada por David Beckham, Marcelo Sarvas y Juninho. A los 10 minutos de juego ya habían tenido tres opciones de gol, quizás la más clara una gran combinación entre Sean Franklin y Marcelo Sarvas, que disparó con poca potencia para que Kevin Hartman detuviera la bola.

Todd Dunivant pudo haber visto la tarjeta roja luego de derribar Jackson, que se marchaba solo para encarar a Josh Saunders. Era el último hombre y la ocasión era franca para Dallas y finalmente tan solo recibió la amarilla.

Los visitantes también apretaron en un par de ocasiones, sobre todo luego de que Zach Lloyd rematara de cabeza para que una estirada de Saunders evitara el gol. La atajada se llevó la ovación del público. Las mejores ocasiones seguían llegando del lado angelino, propiciadas en su mayoría por los balones envenenados al área de Beckham y las internadas por la derecha, con un Héctor Jiménez muy activo.

Galaxy vs. Dallas
Getty ImagesTodd Dunivant, de Los Angeles Galaxy, lucha por controlar el balón ante Fabian Castillo (7) del FC Dallas
La presencia de Jackson en la delantera de Dallas era la que más problemas causó al zaga del Galaxy. Brek Shea no estaba conectado y Fabián Castillo tuvo que agarrar la batuta en varias ocasiones. Precisamente una combinación entre David Ferreira y Castillo a punto estuvo de poner el 0-1 en el marcador en el minuto 38.

Las ofensivas de ambos conjuntos no carburaban antes del descanso y se veían carencias en las ideas de uno y otro equipo en ataque. Los problemas fueron mayores para Dallas cuando Fabián Castillo se vio obligado a retirarse del pasto por una lesión; Blas Pérez fue su sustituto a tres minutos pare el intermedio.

Tras la reanudación, la ofensiva del Galaxy de desatascó, otra vez más con mucha participación desde la derecha. Robbie Keane lo intentó siempre con el gol en la mirilla, aunque los locales no llevaban tanto peligro, su intensidad era un punto mayor que la de Dallas. La mejor jugada del encuentro fue precisamente de los visitantes.

Jackson controló de espuela para orientar el esférico en carrera. Un gran pase a Ferreira a punto estuvo de acabar con el balón traspasando la línea de gol. Dallas parecía despertar del letargo. Otra combinación entre Shea y Pérez también puso en apuros a la defensa del Galaxy a 25 minutos para el final.

Entonces llegó el minuto 66 de juego. El recién ingresado, Villarreal, se deslizó por la izquierda tras aprovechar un nefasto pase de la zaga de Dallas. Sorteó la salida del arquero y pasó la bola a Juninho, que no perdonó con toda la portería por delante. Se abrió el marcador y los espacios de los pupilos de Schellas Hyndman atrás daban más opciones al Galaxy.

El segundo tanto del partido no llegó de contragolpe para los pupilos de Bruce Arena, sino en una jugada larga de posesión. Entre Sarvas, Keane y Stephens habilitaron a Todd Dunivant, para que éste no perdonara para anotar.

Los minutos se consumieron con el Galaxy sabiéndose vencededor.

LO MEJOR
El gol de Juninho y el papel primordial de José Villarreal. El descendiente de mexicanos lo hizo de maravilla a la hora de sortear la salida de Hyndman y habilitó a la perfección para que el brasilero anotara.

VAYA DÍA Héctor Jiménez no tuvo su día. Aunque se mostró voluntaroso, no tuvo suerte en varias conexiones con peligro. Fue sustituido por José Villarreal y el jugador se mostró contrariado con su actuación.

EL DATO
Juninho consiguió su cuarto gol de la temporada. Con el tanto ante Dallas, lleva tres tantos en los dos últimos partidos (el anterior fue el de CONCACHAMPIONS ante Isidro Metapán el jueves pasado).

GOLES
66' Juninho 84' Todd Dunivant

AMONESTACIONES
11' Todd Dunivant (amarilla) 27' Sean Franklin (amarilla) 72' Marcelo Sarvas (amarilla) 92' Omar González (amarilla)

ALINEACIONES
LA Galaxy: Josh Saunders; Sean Franklin, Omar González, AJ DeLaGarza, Todd Dunivant; David Beckham (Michael Stephens, 78'), Juninho, Marcelo Sarvas, Héctor Jiménez (José Villarreal, 59'), Mike Magee (Pat Noonan, 89)y Robbie Keane.

FC Dallas: Kevin Hartman; Zach Lloyd, George John, Matt Hedges, Jair Benitez; Fabián Castillo (Blas Pérez, 41'), David Ferreira, Andrew Jacobson (Daniel Hernández, 80'), Julián De Guzmán; Brek Shea y Jackson (Hernán Pertuz, 86').

LO PRÓXIMO
La siguiente cita del Galaxy será frente a Puerto Rico Islanders este miércoles a partir de las 7 pm PT en el encuentro correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Campeones de la CONCACAF para ambos conjuntos, que llevan tres y cero puntos respectivamente.

LOS ÁNGELES -- Hubo unanimidad en las filas de Los Angeles Galaxy: la CONCACAF debería tomar cartas en el asunto de los árbitros.

Lo presenciado en el encuentro entre el Galaxy e Isidro Metapán fue un claro ejemplo de la crisis arbitral que azota a esta competición.

El colegiado mexicano Alfredo Peñazola no estuvo afortunado en varios lances del partido, ni para un equipo, ni para el otro. Consecuencias: un penal no pitado al conjunto salvadoreño, varias tarjetas amarillas de lo más cuestionables, decisiones donde mostró inseguridad (esa inseguridad que acompleja y hace a los árbitro menos confiados ser más peligrosos), un gol ilegal a Juninho donde no se pitó fuera de lugar y una expulsión que todavía pocos son capaces de comprender.

Corría el minuto 70 de juego, cuando una internada de Robbie Keane acabó con el ariete irlandés en el suelo. Todo apuntaba a que iba a pitar falta a favor del Galaxy, pero para sorpresa de muchos, sancionó 'piscinazo' y amonestó a un Keane incrédulo.

Desde la perspectiva de la zona de prensa se vio al delantero realizando todo tipo de aspavientos, e incluso se dirigió al banquillo en lo que parecían ser signos de que ya no aguantaba más sobre el campo con semejantes decisiones. Fue ahí cuando le sacó la roja.

Entonces, los errores de este colegiado en concreto se extrapolaron al resto de los árbitros de la CONCACAF.

"No sé, el árbitro falló en la decisión. Es lo típico que vemos en estas competiciones, el árbitro ve algo y quiere quedar por encima de los demás y de todo", comentó el director técnico del Galaxy, Bruce Arena. "Supongo que igual Keane dijo algo, pero si el árbitro falla en una decisión como esa, tiene que ser más grande e ignorarlo. En lugar de eso, decidió que era amarilla por tirarse en la falta y obviamente le sacó la roja no sé por qué".

"No nos han explicado nada. Nunca he visto a un jugador como Mike Stephens salir y tener una amarilla como esta. Es un misterio en sí. No sé, es algo que es parte de la experiencia de la CONCACAF, y no hay excusas, esta competición tiene que ser mejor", apuntó Arena.

A pesar de la victoria del Galaxy, y de no haber influido en el resultado final en demasía, el tema arbitral en una competición internacional como ésta preocupa muy mucho a los jugadores. Marcelo Sarvas sabe bien lo que es jugar la Liga de Campeones y conoce el fútbol centroamericano a la perfección.

"Yo pienso que es algo que siempre tiene que revisar la CONCACAF. Es lo mismo de todos los años, cambió jugadas, tarjetas, la expulsión de Keane... bien que podamos haber salido con el resultado a favor", comentó el brasilero, algo que refrendó su compatriota, Juninho. "Fue confuso. Empezó mal no estaba bien en el partido, sacó tarjetas equivocadas. A veces así es la CONCACAF.

El principal afectado de la noche fue Keane. No quiso brindar declaraciones a la prensa después del encuentro, aunque tanto 'Juni' como Sarvas aseguran que el ariete comentó en el vestuario que no le dijo nada al colegiado. "Dijo que no habló nada con él. Entendió que sufrió una falta que no se pitó y entendió que habló de él, pero creo que no habló nada".

Beckham sí es Olímpico

FECHA
23/08
2012
por Gonzalo Aguirregomezcorta

LOS ÁNGELES -- David Beckham anotó otro gol para el recuerdo.

Sucedió justo antes del descanso en el encuentro de Liga de Campeones de la CONCACAF frente a Isidro Metapán. Como siempre que está sobre el terreno de juego, el inglés fue ovacionado por las masas congregadas en la esquina. Colocó el esférico junto al banderín y soltó uno de esos cañonazos que suelen ir a parar a alguna cabeza o que finalizan en rechace.

David Beckham
AP Photo/Mathew SumnerDavid Beckham anotó su segundo Gol Olímpico con el Galaxy

Esta vez, el balón voló para colarse en el fondo de la portería en el que fue un gol olímpico con mayúsculas.

Los halagos de sus compañeros no tardaron en llegar. "Se trata de David Beckham, su especialidad es la de patear como nadie, es pura habilidad", señaló Juninho, otro de los protagonistas de la noche tras anotar dos de los cinco goles de su equipo.

Discurso al que se unió su compatriota Marcelo Sarvas. "Me sorprendió como siempre que vemos un gol de estos, pero sabemos que (Beckham) tiene la capacidad de hacer dos, tres, cinco como estos", comentó el mediocentro.

Y así es. El jugador franquicia del Galaxy anotó otro gol como hace un año a Chicago Fire en el mismo feudo donde lo hizo esta vez. Se trata de un auténtico experto en aprovechar esos disparos para cubrirse de gloria deportiva. ¿Se trata del mejor lanzador de faltas que ha dado el fútbol moderno? ¿Puede superarse a sí mismo con el paso de los años? Habrá gustos para todos los colores, pero lo cierto es que lo suyo es asistir, ya sea con el esférico parado o en movimiento.

Ante Isidro Metapán, participó activamente en tres de las cinco jugadas de gol, en las otras dos ya había abandonado el terreno de juego.

Primero centró desde la derecha para que una confusión entre Fidel Mondragón y Ricardo Alvarado acabara con el balón en el fondo de las mallas; luego puso un centro medido a Robbie Keane para que cabeceara y anotara el segundo, y por último, hizo las delicias de los pocos aficionados presentes para hacer el golazo de la noche y puede que de la temporada.

En el listado de pases certeros se registraron otros que no tuvieron final feliz, pero ahí quedan, grabados en un estadio que disfruta de uno de los jugadores más veteranos de la liga, con sus pros y sus contras. Su toque de balón es sin duda la virtud por la que destaca.

No se sabe si la presencia de Beckham en la selección de Gran Bretaña hubiera logrado que el equipo llegara más lejos, pero lo cierto es que el jugador ha demostrado ser olímpico, quizás no para el Stuart Pearce, pero sí para las defensas que tienen que aguantar sus finuras cuando la pelota sale de sus botas.

Landon DonovanJamie Squire/Getty ImagesSu pasión por la Copa Mundial impedirá un retiro temprano para Landon Donovan.

CARSON -- Las recientes declaraciones de Landon Donovan tomaron por sorpresa a todos en el mundo del futbol estadounidense, y es que la posibilidad del retiro prematuro del niño dorado dejaría al deporte sin su mayor estandarte.

El martes el atacante confesó que analiza jubilarse tras acabar el contrato que lo liga a la Major League Soccer a finales de la temporada 2013. El californiano se negó a dar pista sobre sus planes a futuro y ni siquiera se mostró ilusionado con ser parte de su cuarta Copa del Mundo dentro de dos años en Brasil.

La realidad marca que Donovan quizás esté atravesando un momento de insuficiencia existencial. Hace ya un tiempo largo que el balompié estadounidense le quedó chico y ni la importación de figuras (decadentes en algunos casos) ya le genera ese fuego sagrado tan necesario para seguir compitiendo.

En la MLS, el punta ya fue campeón cuatro veces y ha sido galardonado como el mejor jugador en incontables ocasiones. A nivel internacional, el jugador se coronó en la Copa de Oro de la CONCACAF en tres oportunidades y ya cuenta con los records de goleo y asistencias con la camiseta de las barras y las estrellas.

Al no quedarle marcas por superar, es posible que el "Capitán América" se esté aburriendo y necesite un cambio de aire. Sus pasos por el Bayer Leverkusen y Bayern Munich alemanes, sumados al periodo disputado con el Everton de Inglaterra le dieron la oportunidad de sacarse la espina de jugar en Europa. Sin embargo, siempre lo hizo atado a un jugoso (aunque restrictivo) contrato con la liga norteamericana, y esto limitó su futuro en el viejo continente.

Cuando dicho convenio termine, Donovan será libre por primera vez en mucho tiempo. En ese momento es difícil creer que el jugador abandone la actividad, ya que aún estará en plenitud física y futbolística para conseguir el reconocimiento que seguramente busca del otro lado del charco.

Para esa época, el delantero no le deberá nada a nadie. Ha sido la cara visible de la competencia, ha devuelto la gloria a una franquicia histórica como Los Ángeles Galaxy y ha inscrito su nombre en virtualmente cada renglón del libro de records. Podrá escoger su rumbo sin mirar atrás, y seguramente será despedido como un héroe.

Es más que probable que el Everton le abra las puertas (después de todo Donovan se declaró fanático de ese club de por vida) y de no ser así, habrá otros conjuntos de nivel respetable que buscarán contar con él por su talento y no por su magnetismo con patrocinadores. Puede que no sea una estrella mundial, pero el diminutivo creador tampoco es un invento de la prensa ni del marketing 'yankee'.

Ahí podrá darle rienda suelta a la ilusión y demostrarse a sí mismo que pertenece en la élite del deporte que ama.

Solo un acuerdo a largo plazo y con la mente puesta al 100 por ciento en el terreno (y alejado de los flashes y las publicidades) le permitirá dar lo mejor que sí. El dinero y la fama ya no serán obstáculos, porque nadie se los podrá quitar.

Además sería utópico que Donovan deje al fútbol cuando todavía le quedan balas en la cartuchera.

A finales del 2013 se encontrará solamente a meses del mundial y su ADN le pedirá seguir. Su futuro en el seleccionado que hoy dirige Jurgen Klinsmann se pondrá en duda acabada la cita, pero cuesta creer que entregue la camiseta número 10 antes de esa fecha.

De seguir un tiempo más, el jugador podría quedar en la historia de la Copa del Mundo. Para esto, necesitará disputar su quinto torneo en el 2018 en Qatar. Donovan llegaría a ese compromiso con 36 abriles recién cumplidos y alcanzaría al mexicano Antonio Carbajal y el alemán Lothar Matthaus como los únicos en conseguir la 'manita'.

Dado su estilo de juego, capacidad mental y cualidades de liderazgo no sería descabellado que forme parte de dicho equipo, pese a que para esa altura sea un jugador de reparto.

Por estas razones se deberían tomar con pinzas los testimonios del oriundo de Ontario. Su juventud y el camino que le queda por recorrer son razones suficientes para que sigamos disfrutando de él en el verde césped. Hay Donovan para rato.

LOS ÁNGELES -- El interior derecho de Los Angeles Galaxy, Héctor Jiménez, está viviendo su mejor momento como futbolista. Tuvieron que pasar dos años para que este jugador forjado entre Bell Gardens y Ontario, donde jugó en el Arsenal, entrara en los planes de Bruce Arena de manera continuada.

Hector Jimenez
Andy Marlin/Getty ImagesHéctor Jiménez podría iniciar en el SuperClásico ante Chivas USA el domingo

Finalmente, esta temporada su nombre está sonando más que nunca.

Siempre paciente, Jiménez ha llegado a cumplir su sueño de compartir alineación titular con estrellas como David Beckham, Robbie Keane y Landon Donovan, algo que ya ha hecho en nueve ocasiones este año.

"En 2010, entré en un equipo que estaba hecho y tenía a veteranos con mucha experiencia. Traté de estar positivo, pero fue difícil de quebrar, no salían tantas oportunidades", comentó Jiménez, que ya lleva un gol vestido con la playera del Galaxy, precisamente el que consiguió en su primera cita como titular. Confiesa que no fueron años fáciles y que incluso barajó la opción de jugar en otro equipo.

"En algún momento pensé en irme, pero hablé con mi padre y me dijo que el tener paciencia era clave. Ahora Bruce me está dando la confianza de comenzar de titular. Estoy jugando con jugadores de nivel mundial. Cuando juegas con ellos, el fútbol se te hace más fácil. Siempre me dan consejos, fuera y dentro de la cancha", apuntó Jiménez. Precisamente hay unas palabras de Beckham que siempre tiene presente.

"Él jugó muchos años de su carrera en la banda y siempre me dice que permanezca abierto, que tenga paciencia y que ya me llegarán balones, y cuando eso suceda, que aproveche las oportunidades".

Otro jugador californiano que sabe perfectamente lo que es salir de las canchas más humildes para llegar a lo más alto es Landon Donovan, que siempre ha seguido los pasos de Jiménez muy de cerca y le intenta ayudar en lo que puede. "Tratamos de darle confianza. Decirle que juegue como él sabe y sobre todo que trabaje fuerte y que defienda bien para el equipo", explicó el capitán del Galaxy.

"Dentro del campo se ha hecho mejor y mejor, pero creo mentalmente está consiguiendo mucho. Durante los dos últimos años, él asumió contento formar parte del equipo con un rol menos participativo, y ahora puedes ver en sus ojos que lo quiere de verdad. Quiere ser parte del equipo y está jugando todo el tiempo. Hace todo lo que está en su mano para que el equipo triunfe y también contribuye con goles y asistencias, y eso hace mucho".

Su buen hacer por la banda le han convertido en un jugador muy desequilibrante que incluso lanza los saques de esquina cuando Beckham no está sobre el pasto. Arena todavía le dice que tiene mucho que aprender y que aún es un jugador joven. A pesar de ello, con sus 23 años de edad, ya sabe lo que es la paciencia, el duro trabajo y la capacidad de superación.

"Mis amigos no se creen qué hago aquí. Me preguntan por David, Robbie y Landon y todos ellos. Estoy cumpliendo el sueño de muchos de mis compañeros y el yo poder soñarlo por ellos es maravilloso".

Jiménez apunta a la titularidad de nuevo ante las Chivas USA en el SuperClásico que se jugará este domingo en el Home Depot Center, otra oportunidad para demostrar que su fútbol tiene un hueco en la plantilla del Galaxy.

Injustica para David Beckham

FECHA
04/08
2012
por Arash Markazi / ESPNLosAngeles.com
David BeckhamAP Photo/Jae C. HongDavid Beckham debió haber sido parte del equipo de Gran Bretaña.

CARSON, Calif. -- David Beckham dice que está feliz de estar de vuelta en Los Ángeles.

Está feliz de estar en su casa con su esposa y sus hijos. Está feliz de estar de vuelta con sus compañeros de equipo con el Galaxy. Está feliz de estar disfutando de las Olimpiadas como el reste de nosotros, en diferido y por televisión desde la comodidad de la sala de su casa.

Pero uno se da cuenta de que en realidad no está felíz, y tiene todo el derecho de sentirse de esa manera.

El pasado jueves, Beckham estaba en el campo en el Home Depot Center para jugar en contra de su antiguo equipo, el Real Madrid, frente a 30,317 fanáticos, la audience más grande que jamás haya visto ese estadio. Fue, como se esperaba, un partido dominado por Madrid, 5-1. Beckham comenzó la jugada que anotó el único gol para el Galaxy, una patada libre que resultó en un cabezazo de David Junior Lopes y que el arquero de Real Madrid, Iker Casillas, no pudo parar.

Beckham, sin embargo, debió haber estado en Inglaterra para jugar el partido de cuartos de finales entre Gran Bretaña y Corea del Sur.

Después de todo, Beckham fue instrumental en que la Olimpiadas llegaran a Londres, llamándolo el "momento de mayor orgullo en el cual yo he estado envuelto". Haberle dado a una de las figuras más famosas e influenciales en la historia del deporte inglés un espacio en el roster de 18 jugadores parecería ser como lo correcto. Dada la forma en la cual Beckham, de 37 años, ha estado jugando últimamente, pocos lo hubieran visto como una cortesía. Beckham tenía todo el derecho de haber estado en el equipo, por razones dentro y fuera de la cancha.

Esa no fue la manera, claramente, que los vio el director técnico de Gran Bretaña en junio cuando optó por llenar los tres puesto de 23 o más con Craig Bellamy, de Liverpool, Micah Richards, de Manchester City y Ryan Giggs, de Manchester United, quien cumplirá 39 años en noviembre.

"Seguro que estoy decepcionado, pero la vida sigue", dijo Beckham. "Mi familia está salidable y yo estoy batante saludable, así que al final del día, yo estaré allí para apoyar al equipo de Gran Bretaña".

David Beckham
Matthew Lloyd/Getty ImagesComo en una escena de una película de James Bond, David Beckham llevó la antorcha al Estadio Olímpico.

En vez de ser parte de los Juegos Olímpicos que él tanto ayudó a atraer a su país, Beckham fue una de las figuras centrales de la ceremonía de apertura y también será parte de la ceremonia de clausura. El ayudó a traer la antorcha al Estadio Olímpico mientras usaba uno de sus trajes hechos a la medida en un bote de velocidad en una escena que parecía una película de James Bond.

Beckham sólo pudo asistir a un evento mientras estaba en Inglaterra para la ceremonia de apertura. Fue al partido que Gran Bretaña ganó, 3-1, sobre los Emiratos Árabes Unidos, aplaudiendo por el equipo en el cual él esperaba jugar.

"En realidad no tuve la oportunidad de mucho más", dijo Beckham. "Pero claramente voy a regresar para la clausura y quizás pueda ver algunos eventos".

Aunque Beckham se perdió un partido del Galaxy para ir a la ceremonia de apertura y se perderá otro para la clausura, la pérdida de Inglaterra durante las Olimíadas ha sido un ganancia para el Galaxy.

El mismo carisma que utilizó para atraer las Olimpiadas a Londres la está usando pára atraer más fanáticos al Galaxy y a MLS. Se ha convertido en el mejor embajador de la liga en un tiempo en el cual fácilmente pudo haberse puesto a quejarse tras una de las decepcionas más grandes de su carrera.

Beckham personalmente fue al Beverly Hills Hotel a darle la bienvenida a los jugadores y entrenadores del Real Madrid. Compartió con sus antiguos compañeros de equipo en una recepción en las oficinas de CAA e intercambió historias con el director técnico del Real Madrid, José Mourinho.

Mourinho y Beckham fueron parte del comité organizador que ayudó a traer las Olimpiadas a Londres, y tras el partido deljueves, Mourinho todavía estaba tratando de entender el por qué Beckham no estaba en el equipo de Gran Bretaña.

"Eso es algo que yo no entiendo", dijo Mourinho. "Los Juegos Olímpicos están en Londres gracias a él. Gracias Sebastian Coe [la cabeza de las Olimpiadas en Londres] y otras personas, pero Beckham era la cara más importante en el proyecto. No entiendo por qué no está jugando. No puedo entenderlo. Creo que en un grupo de 18 jugadores, tendría cualidades para dar, cualidades humanas para dar, y él es uno de los profesionales del fútbol que mejor ejemplifica el ideal de Pierre de Coubertin [el fundador de las Olimpiadas]. Es una lástima que no está allí. No entiendo el por qué una personalidad tan grande en el proyecto está ahora jugando este partido cuando debería estar jugando en Londres".

Esa es seguramente una pregunta que Beckham se ha hecho ahora que está viendo las Olimpiadas por televisión a miles de millas de su país.

Real Madrid impuso la ley

FECHA
02/08
2012
por Gonzalo Aguirregomezcorta
GettyEl Galaxy no pudo tomar control del partido ante Real Madrid
CARSON -- El Real Madrid impuso su ley en el primer encuentro de la gira estadounidense correspondiente al World Football Challenge al vencer a Los Angeles Galaxy 5-1.

El equipo merengue mostró una gran imagen en la primera mitad, donde marcó tres de los goles, y en los compases finales de la cita, que dejaron al Galaxy contra las cuerdas. Se trató del cuarto enfrentamiento que ambos equipos juegan desde 2005 (tres de ellos en los tres últimos años) y los españoles siempre lograron llevarse la victoria. Aunque esta vez, fue la más abultada.

CÓMO SUCEDIÓ

Comenzó muy de cara la cita para el Real Madrid, que antes de que se cumpliera el minuto 11 de juego ya ganaba dos a cero. La defensa del Galaxy dejó varias lagunas, sobre todo por la recha, algo que un Di María de lo más acertado supo aprovechar a la perfección. El argentino sacó los colores a la zaga angelina. Primero, con un gran pase en profundidad para que Gonzalo Higuaín definiera a la perfección ante la salida de Josh Saunders. Era el minuto dos de encuentro y la maquinaria merengue carburaba a la perfección.

La banda derecha fue el origen de todos los males del Galaxy. Di María seguía empeñado en profundizar hasta la cocina para, o bien habilitar a sus compañeros en el área, o bien para definir. Eso fue precisamente lo que hizo el argentino en el minuto 11. Aguantó a la perfección en la esquina derecha del área sin que ni Bryan Gaul ni Marcelo Sarvas trataran de arrancarle la posesión, Di María chutó al palo corto y Saunders no pudo hacer nada para evitar el tanto.

El Madrid tenía el encuentro bajo control con Xabi Alonso y Lass Diarra bombeando al equipo y los merengues contaron con un par de ocasiones para ampliar el marcador. A pesar de ello, el Galaxy comenzó a tener más presencia en el plano ofensivo. Sarvas y Beckham optaron por la movilidad al tiempo en que Donovan y Keane buscaban los desmarques con muchas ganas. Precisamente fue el irlandés el que se mostró más incisivo en el área madridista, aunque tuvieron que ser dos defensas los que gestaran la jugada del gol del Galaxy. David Beckham colgó el esférico en un libre directo lanzado desde la izquierda de la portería defendida por Iker Casillas. Omar González cabeceó para que David Junior Lopes metiera el balón al fondo de las mallas.

La superioridad del Real Madrid era manifiesta, aunque el Galaxy seguía intentándolo con balones en profundidad a Donovan y Keane. A pesar de ello, el tercer tanto del conjunto dirigido por José Mourinho no tardó en llegar. Esta vez fue Gonzalo Higuaín el que jugó a ser el asistente. Le brindó un balón a Callejón, que solo ante Saunders, no perdonó.

El marcador pudo ser más amplio para el Madrid con otra combinación entre el incombustible Di María e Higuaín. El primer buscó el hueco con otro pase magistral, pero el ariete se entretuvo y cuando ya era demasiado tarde disparó sin éxito. El medio tiempo llegó y el Madrid aún tenía arsenal por desplegar en la segunda mitad: Cristiano Ronaldo, Benzema, Sergio Ramos, Pepe, Granero, Özil, Khedira... casi nada.

Ambos equipos cambiaron a todos sus jugadores en el descanso y los madridistas sacaron un equipo con siete titulares. El Galaxy, por su parte, jugó con sus hombres menos habituales.

Otra vez, los primeros minutos dejaron un gol de los madridistas. El canterano Álvaro Morata combinó con Granero, que le volvió a habilitar para que el español definiera ante Brian Perk.

El Real Madrid parecía inquietar menos la portería de Perk en el segundo acto. Özil, Ronaldo y Benzemá no se encontraban, mientras que los menos habituales del Galaxy daban guerra. Destacó una jugada de estrategia entre Héctor Jiménez y Mike Magee donde el esférico se marchó por poco.

Quedaban 25 minutos para el final del partido y Ronaldo decidió cambiarse a la banda derecha. Una asistencia suya casi finaliza en gol de Morata e incluso se permitió el lujo de dar otra asistencia de rabona. El Galaxy sufría, pero aguantaba el chaparrón estoico, gracias a un Perk inconmensurable que atajó tres balones de gol francos. Incluso José Villarreal libró una batalla particular con Arbeloa que obligó al defensor a emplearse al máximo con el jugador del Galaxy.

En el minuto 84, una gran jugada elaborada por la ofensiva del Madrid que acabó con Özil retrasando un balón para que otro canterano, Jesé Rodríguez, anotara el quinto gol. Fue entonces cuando el Madrid se volcó en la portería de Perk. Una chilena que atajó el arquero casi derrumba los cimientos con los vítores del respetable, que todavía presenció una jugada más que podría haber provocado el set madridista si Ronaldo hubiera acertado.

La defensa del Galaxy se empleó a fondo en los compases finales y el árbitro dio por finalizado al tiempo en que el público comenzaba su lucha por lograr autógrafos de los protagonistas.

LO MEJOR

Sin duda, la afición. El Home Depot Center registró un lleno hasta la bandera con 30,317 hinchas que acudieron a ver al campeón de La Liga BBVA y al de la Copa MLS. Se trató del récord en la historia del estadio, y además, el público lo pasó en grande. En la primera mitad disfrutando de los goles y el calentamiento de los madridistas en la banda; en la segunda, haciendo la ola y vibrando cada vez que Ronaldo tocaba el esférico. La afición se mereció un 10 y es que estuvo a la altura de las circunstancias. VAYA DÍA

Jugarle al Real Madrid es muy difícil, aun así, la zaga del Galaxy no tuvo su día. Desde el primer minuto se vieron sorprendidos por el vendaval ofensivo de los blancos, que no les dieron opción. Bryan Gaul sufrió en demasía las internadas de Di María y A.J. DeLaGarza y Lopes las veían venir. Omar González fue el más consistente.

GOLES

2' Gonzalo Higuaín
11' Ángel Di María
23' David Junior Lopes
36' José María Callejón
49' Álvaro Morata

ALINEACIONES LA Galaxy: Josh Saunders; A.J. DeLaGarza (Rafa García, descanso), Omar González (Andrew Boyens, descanso), David Junior Lopes (Tommy Meyer, descanso), Bryan Gaul (Bryan Jordan, descanso); Sean Franklin (Pat Noonan, descanso), David Beckham (Michael Stephens, descanso), Juninho (Kenny Walker, descanso), Marcelo Sarvas (Mike Magee, descanso); Landon Donovan (Héctor Jiménez, descanso) y Robbie Keane (José Villarreal, descanso).

Real Madrid: Iker Casillas (Antonio Adán, descanso); Rafael Varane (Álvaro Arbeloa, descanso), José Nacho Fernández (Alex Fernández, 41), Raúl Albiol (Sergio Ramos, descanso), Fabio Coentrao (Pepe, descanso); Jose María Callejón (Khedira, descanso), Lass Diarra (Özil, descanso), Xabi Alonso (Granero, descanso) , Kaká (Álvaro Morata, descanso); Ángel Di María (Cristiano Ronaldo, descanso) y Gonzalo Higuaín (Karim Benzema, descanso).
AL INICIO