<
>

Magic: Pelinka, GM de Lakers, me estaba 'apuñalando por la espalda'

play
Magic: 'Luke Walton fue la gota que derramó el vaso' (1:26)

Magic Johnson explicó que renunció de los Lakers porque él quería despedir a Walton, pero el directivo Tim Harris insistió en mantenerlo. (1:26)

Usando la palabra "traición", Magic Johnson dejó en claro que el gerente general, Rob Pelinka, era el único que lo había "apuñalado por la espalda", diciéndole a la gente que no estaba trabajando duro y que quería tomar su trabajo en Los Angeles Lakers.

En una aparición en el show First Take el lunes por la mañana, Johnson no se contuvo, identificando a Pelinka como la persona a la que se refería cuando mencionó que estaba cansado de la "puñalada por la espalda" y de las "murmuraciones" que estaban sucediendo detrás suyo cuando de repente se retiró como presidente de operaciones de baloncesto de los Lakers el 9 de abril.

"Empiezo a escuchar, 'Magic, no está trabajando lo suficiente. Magic no está en la oficina", Johnson comentó a First Take." La gente en la oficina de los Lakers me decía que Rob estaba diciendo cosas, Rob Pelinka, y no me gustó que esas cosas se decían a mis espaldas, que no estaba en la oficina lo suficiente. Así que comencé a recibir llamadas de mis amigos fuera del baloncesto diciendo que esas cosas ahora se las decían fuera del baloncesto, pero ya no en la oficina de los Lakers".

"Si vas a hablar de traición, es solo con Rob", agregó Johnson más tarde cuando se le preguntó quién lo había traicionado en la organización de los Lakers.

Pelinka respondió varias preguntas sobre los explosivos comentarios de Johnson al presentar el nuevo entrenador de los Lakers, Frank Vogel, a los medios de Los Angeles el lunes por la mañana. Pelinka dijo que las acusaciones de Johnson no eran ciertas y que él había hablado con su ex jefe "hace dos días" sobre los Lakers que habían conseguido la cuarta selección en la lotería.

"Creo que lo más importante para mí es que los dos años de poder trabajar lado a lado con Earvin son algunos de los mejores recuerdos que tengo de los deportes y el trabajo", dijo Pelinka. "Es una persona increíble con quien trabajar. Llena la habitación con alegría y visión. Y realmente es triste y desalentador pensar que cree que las cosas son una percepción errónea. Creo que todos los que estamos en la vida probablemente hemos pasado por cosas en las que quizás haya un tercero susurrarando o él dijo, ella dijo cosas que no son ciertas. He hablado con él varias veces desde que él decidió alejarse y tuvimos muchas conversaciones llenas de alegría".

Añadió: "Entonces, estas cosas son sorprendentes de escuchar y desalentadoras, pero espero con interés la oportunidad de hablar con él y sentarme con él y trabajar a través de ellas como en cualquier relación. Simplemente no son ciertas. Estoy de su lado. Lo apoyp como colega, como compañero. Siempre he apoyado todo lo que ha hecho y lo seguiré haciendo".

La partida de Johnson sorprendió a la NBA, y la estrella LeBron James dijo que le habría gustado al menos una llamada telefónica.

"Respeto a LeBron por lo que acaba de decir", dijo Johnson después de ver un clip de los comentarios de James sobre "The Shop" de HBO. "Amo a LeBron, amo a su familia... pero a veces como hombre, tienes que tomar decisiones basadas en tu bienestar. Y tomé esa decisión".

Una fuente cercana a James le dijo a ESPN que creía que a Johnson "le fue bien" durante su aparición el lunes por la mañana.

Johnson luego explicó que la otra razón por la que finalmente se retiró antes del final de la temporada regular de los Lakers fue que sentía que ya no tenía el poder de tomar decisiones, ya que había respondido previamente a la propietaria controladora Jeanie Buss. Johnson dijo que no se le permitió despedir al entrenador en jefe Luke Walton después de que Tim Harris, presidente de operaciones de baloncesto de los Lakers / gobernador suplente de la NBA, se involucró demasiado en las decisiones de baloncesto.

"La paja que rompió la espalda del camello fue que quería despedir a Luke Walton", dijo Johnson. "Le mostré las cosas que hizo bien y las que no hizo. Le dije, escucha, tenemos que conseguir un mejor entrenador. El primer día, bueno, pensemos en ello. El segundo día, está bien, puedes despedirlo. Luego al día siguiente, no deberíamos tratar de resolverlo".

"Así íbamos y veníamos, y luego ella llevó a Tim Harris a la reunión, algunos de los muchachos y Tim querían que se quedara porque eran amigos de él, y dije cuando lo noté, solo respondo a Jeanie Buss", continuó Johnson. "Ahora tengo a Tim involucrado. Es hora de que me vaya. Me sucedieron cosas que se dijeron a mis espaldas. No tengo el poder que pensé que tenía para tomar decisiones. Y les dije a ellos, que no es divertido para mí. Cuando creo que no tengo el poder para tomar decisiones que creía tener, tengo que apartarme".

Johnson dijo que no tenía problemas tratando de ayudar a Joey Buss, copropietario/presidente del equipo de South Bay Lakers, y Jesse Buss, copropietario director de exploración y asistente de gerente general, a que eventualmente se mudaran a la oficina principal. Pero también explicó que hay demasiadas personas en la organización de los Lakers que intentan opinar sobre asuntos de baloncesto.

"[Se supone que Harris] debe dirigir el negocio de los Lakers, pero él estaba tratando de venir a nuestro lado", comentó Johnson. "Haz que todos los que tienen un rol con los Lakers, permanezcan en ese rol. OK, Tim Harris, usted es el presidente de negocios, permanezca allí en el negocio. Jesse y Joey [Buss], hey, ustedes son los gerentes generales asistentes de Rob. Joey, usted dirige el equipo de la Liga G. Luego, haga eso y hágalo bien. Una vez que demuestre que puede impulsar la excelencia, entonces tal vez pueda mudarse a otro departamento. Pero ahora mismo, todos tienen una voz".

Johnson dijo que Jeanie Buss está escuchando a las personas más cercanas a ella, incluidos su amiga de muchos años y directora ejecutiva de los Lakers/proyectos especiales, Linda Rambis, y el exentrenador en jefe de los Lakers y su ex novio, Phil Jackson.

Johnson dijo que renunciar no estaba relacionado con no poder despedir a Pelinka.

play
1:02

Magic, sin arrepentimientos con LeBron

La leyenda de los Lakers asegura que decidió a su manera la salida del equipo.

Él dijo que el plan era que él estaba preparado para ayudar a elevar a Pelinka para que eventualmente lo reemplazara, pero que ya no podía trabajar junto a alguien que sentía que estaba tratando de socavarlo.

Cuando se le preguntó quién más lo había apuñalado por la espalda, Johnson dijo que solo era Pelinka.

"Sólo Rob", subrayó Johnson. "Otras personas no me molestaron ... lo que sucedió fue que ya no me estaba divirtiendo yendo a trabajar, especialmente cuando trabajaba a su lado, sabiendo que querías mi posición".