<
>

El frenesí de la agencia libre abre la carrera por el título

play
Alrededor de la NBA: Los Nets rompen el mercado (1:21)

Kevin Durant, Kyrie Irving y DeAndre Jordan se mudan a Brooklyn; ¿candidatos a ganar la Conferencia Este? (1:21)

Acabamos de presenciar el día de mayor intensidad en lo que respecta a transacciones en la historia de la NBA. De hecho, fue un poco más de la cuarta parte de un día.

En medio de la cascada de gastos y de pactos para "firmar y canjear" del domingo, fue fácilno ver que algo potencialmente maravilloso estaba ocurriendo: la liga se puso sumamente competitiva.

Kawhi Leonard tiene la ficha de favorito en sus manos y dondequiera que firme podría terminar siendo el gran favorito para hacerse con el título. Sin importar lo que decida, promete ser una misteriosa temporada 2019-20 con una buena cantidad de verdaderos contendores, lo cual es un cambio necesario.

Esta bien podría convertirse en la primera temporada de transición en la NBA desde 2014-15, cuando el Miami Heat se desmembró y los San Antonio Spurs desaceleraron para eventualmente quedar eliminados en la primera ronda de los playoffs. De esa neblina surgieron los Golden State Warriors, que nos sorprendieron con su salto explosivo. Fue un tiempo alegre y de incertidumbre.

La flamante temporada 2019-20 ahora tiene mayor promesa. Las primeras horas del nuevo año de la liga vio a equipos en ambas conferencias fortificarse al distribuir el equilibrio de poder. Después de esperar el fin de la carrera de los Warriors de cinco años y el ocaso de la racha de LeBron James en finales, esto es lo que todos los demás ha estado esperado. La puerta está abierta y todos lo pueden percibir.

Solo hay que tomar en cuenta la circunstancia inusual enfrentada por dos de los mayores ganadores de la temporada baja. Los Brooklyn Nets experimentaron un histórico periodo de agencia libre, haciéndose con los servicios de Kyrie Irving y Kevin Durant en una encendida racha visible en redes sociales. Sin embargo, debido a las circunstancias que implica la lesión sufrida por Durant, los Nets deben esperar mientras éste se recupera de su rotura del tendón de Aquiles.

Ciertamente, los Nets incorporaron a Irving, pero en el proceso debieron despachar a otro base All-Star, como lo es D'Angelo Russell. Probablemente, los Nets estén mejor para la próxima temporada; no obstante, hasta que Durant regrese, quizás tengan que conformarse con estar en el medio de los contendores de la Conferencia del Este.

La organización de Los Angeles Lakers ha sido otra de las grandes ganadoras, captando a Anthony Davis; aunque esperar a Leonard le ha costado a los Lakers la oportunidad de firmar la mayoría de sus objetivos de jugadores de reparto, ya que la mayoría ha decidido firmar con otros equipos. Si logran completar el grand slam haciéndose con los servicios de Leonard, se enfrentan al prospecto de jugar la próxima temporada con un récord de 10 jugadores a sueldo mínimo, lo cual podría representar una serie de problemas incluso con su poder de estrellas presentes. El futuro para Lakers y Nets es brillante pero quizás no llegue a ser el mejor posible durante un tiempo.

Los Warriors prometen mantenerse relevantes con Russell uniéndose a Steph Curry mientras esperan por Klay Thompson, de quien se espera renueve eventualmente, hasta que se recupere de su lesión en el ligamento anterior cruzado. Sin embargo, los manejos necesarios para adquirir a Russell en un pacto de "firmar y cambiar" con Durant restarán algo de profundidad y los hará un equipo vulnerable.

Mientras tanto, la División Noroccidental se ha convertido en una carrera armamentista con el Utah Jazz recargando su equipo al canjear a Mike Conley para después incorporar a Bojan Bogdanovic y Ed Davis en la jornada del domingo. Se unen a los Denver Nuggets, que decidieron pagarle $30 millones a Paul Millsap para mantenerlo y aseguraron a Jamal Murray con una extensión contractual a cinco años, como legítimos contendores para ganar en la Conferencia del Oeste.

También tenemos a los Portland Trail Blazers, que acaban de disputar las finales de Conferencia y renovaron a Damian Lillard y Rodney Hood. Sin mencionar al Oklahoma City Thunder, que cuenta con dos jugadores a nivel All-NBA con Russell Westbrook y Paul George.

Los Dallas Mavericks, que tendrán de regreso al recién renovado Kristaps Porzingis y los New Orleans Pelicans, que ahora cuentan con uno de los equipos con mayor profundidad en la conferencia después de firmar a JJ Redick y negociar a Derrick Favors, serán ambos contendores a un puesto en los playoffs. Y tenemos la expectativa que despierta el seleccionado número 1 del draft Zion Williamson, que se convertirá en cita obligada todas las noches al punto en el cual los Pelicans podrían agotar sus abonos.

Con su profundidad, podrían ser serios contendores al título. O tenemos a los Houston Rockets, quienes a pesar de su complicada situación interna está repleto de talento y bien pudo haber sido el segundo mejor equipo en la Conferencia del Oeste al final de la pasada temporada regular.

Habiendo dicho todo lo anterior, por primera vez en memoria reciente, el Este podría ser más fuerte que la Conferencia del Oeste hablando colectivamente.

Los Boston Celtics se rearmaron al reemplazar a Irving con Kemba Walker, titular del Juego de Estrellas en la pasada temporada. Por su parte, los Philadelphia 76ers, una vez que puedan concretar una operación de "firmar y canjear" con Jimmy Butler, habrán sumado al gigante Al Horford, ficha altamente cotizada, junto con el ala Josh Richardson luego de renovar con Tobias Harris.

Después de una temporada con 60 victorias, los Milwaukee Bucks mantuvieron a los jugadores clave Khris Middleton y Brook Lopez para que éstos creen espacios para el Más Valioso Giannis Antetokounmpo. No obstante, debieron dejar partir al valioso base Malcolm Brogdon por razones financieras, quizás haciendo que regresen por ligero margen al lote de nivel medio.

Brogdon pasó a los Indiana Pacers, donde se espera que eventualmente se incorpore a un Victor Oladipo en recuperación para crear así una poderosa pista trasera que podría ayudarles a ser un factor preponderante. Los Detroit Pistons sumaron otra opción anotadora y creadora al pactar con Derrick Rose, en su búsqueda de regresar a los playoffs.

Sumen a unos Atlanta Hawks en mejoría, un equipo que cuenta con dos elegidos entre los 10 primeros del draft incorporándose a su núcleo joven, además del Miami Heat, que trama su regreso a la postemporada después de sentar las bases de una operación para hacerse con Butler en un "firmar y canjear" agresivo que probablemente será concretado.

Y por supuesto, tenemos a los Toronto Raptors, campeones defensores. Si Leonard decide volver, el también agente libre Danny Green podría seguirle para así terminar con los mejores ocho jugadores de un equipo dueño del título con argumentos legítimos para repetir. Incluso si Leonard decide partir, Pascal Siakam y Kyle Lowry deberían mantener a Toronto como un equipo peligroso, aunque se cree la ventana para que surjan nuevos candidatos.

La anticipación causada por todos estos movimientos despertó amplio interés durante los 12 meses previos. Frecuentemente, la obsesión con este verano repleto de agentes libres superó la atención que despertaban los partidos. Esa tendencia podría terminar ahora, con tantos equipos que sienten que podrían ser los próximos Warriors de 2014-15 y apoderarse de la NBA.

Se espera que la clase de agentes libres de 2020 tenga mucha menor categoría que el grupo de este verano, lleno de fichas codiciadas. Combinado con la lista mejorada de equipos competitivos, podría despertar mayor interés en el baloncesto que en la predicción de transacciones que dominó frecuentemente la conversación durante los últimos 12 meses.

Ese cambio de por sí podría darle energía a la temporada regular y desvelar la clase de año de oportunidad que revelará nuevos dramas y relatos, para que los aficionados vuelvan a enamorarse del baloncesto.