<
>

¿Se equivocó Red Bull en Catar en la estrategia de Sergio Pérez?

play
Checo Pérez dio espectáculo y terminó cuarto en Qatar (1:41)

El mexicano largó desde el 11º lugar en Losail y avanzó hasta quedar a un paso del podio. (1:41)

Sergio Pérez terminó en el cuarto lugar en el Gran Premio de Catar, pero algunas personas incluido el propio Checo, la estrategia para el auto 11 de Red Bull no fue la mejor y se perdió la oportunidad de un podio.

Pero, ¿sí es un error amarrar 12 puntos y no arriesgar para conseguir un escalón en el podio y tres unidades más o es simplemente una forma conservadora de correr en una pista desconocida?

Existen el análisis puntos a favor y puntos en contra de esto, lo que sí es que hay que tomar en cuenta que no contamos con toda la información que tiene el equipo.

En contra de la estrategia...

La estrategia que siguió Red Bull con Sergio Pérez fue la de realizar dos paradas en pits que dividieron su carrera en tres stints de llantas medias-duras-medias.

La primera vez que el mexicano fue llamado a los boxes fue en la vuelta 19, justo después de Max Verstappen y Lewis Hamilton, esto cuando Checo circulaba en cuarta posición, atrás de Fernando Alonso.

La remontada del tapatío desde la undécima posición de largada fue construida con una buena salida y rebases sobre Yuki Tsunoda, Carlos Sainz, Esteban Ocon y Lando Norris, con batalla particularmente reñida con el español.

Con otro piloto de España vino la comparación más fuerte, Alonso, quien largó con neumáticos suaves y aguantó hasta el giro 23 para montar duros e irse con ellos hasta el final.

El primer elemento a considerar, en contra de la estrategia fue demeritar el talento natural de Checo Pérez para gestionar neumáticos y alargar su vida útil en carrera. No era descabellado pensar en que Pérez con llantas medias podría haber ido a pits luego que Alonso. Al no hacerlo, ya que desde el radio le dijeron que se cambiaba la estrategia condicionó su Gran Premio a dos paradas y tenía que ser muy rápido para recuperar ese tiempo en dos paradas, si quería subirse al podio.

El cambio de estrategia, donde primero se trataba de conservar los neumáticos con un ritmo controlado, se contrapuso con la decisión de la entrada a pits, pero ahí vienen los elementos que hicieron a su equipo tomar esa decisión.

A favor de la estrategia...

Losail era un circuito desconocido para todos, no importa que Checo hubiera corrido ahí hace más de 12 años en la GP2, no había información real en pista para nadie, pero lo que se pudo ver viernes y sábado es que el asfalto es abrasivo y que los lavaderos tienen una altura y ubicación que daña particularmente a los autos que tuvieron que ir hasta los límites de pista.

Por ello, y lo dijo Christian Horner a Sky Sports al terminar el Gran Premio de Catar fueron conservadores y pensaron en parar dos veces con Checo Pérez porque temían que pudiera sucederle lo que más tarde sucedió a Valtteri Bottas, quien sentía en perfecto estado sus neumáticos y el giro 32 vio pincharse el delantero izquierdo de sus medios y perdió toda oportunidad de meterse a los puntos, cuando iba con ritmo de hacer podio o al menos estar en el Top 5.

Ferrari, McLaren, Alpine, Williams optaron por una sola parada, como Bottas, pero George Russell, Nicholas Latifi y Lando Norris les valió salir también con una ponchadura. Fueron cuatro en total en el GP, lo que obligó a Pirelli a anunciar una investigación, ya que fue demasiado.

Datos sobre el riesgo, evidentemente existían, y si Bottas hubiera tenido éxito ahora sería mucho peor la resaca para Red Bull, pero al final, sumaron 12 puntos que Mercedes no tuvo, ni uno solo de parte del finlandés y que en la cuenta se ven con los que los pones a 5 unidades del liderato en el Campeonato de Constructores y 13 que separan a Pérez de Valtteri.

A Checo Pérez, al calor del fin de la carrera, le pareció un error la estrategia y así se lo hizo saber a su ingeniero Hugh Bird, quien lo conminó a lavar la ropa sucia en casa y no dirimir el "briefing" delante de las visitas en radio abierta.

Bird tendrá en sus manos, suponemos, el argumento de los 12 puntos contra nada de Bottas, además el desgaste en las gomas, producto de cuatro rebases en el primer stint, dos muy bravos; cuatro más en el segundo, y tres en el tercero, con batallas complicadas de ir lado a lado con Sainz, Stroll, Alonso, Ocon, Vettel, frenadas a fondo, pasos muy abiertos cuando se acabó la por el lado externo y por la parte sucia, sin contar los acercamientos a los temidos lavaderos, son elementos de juicio a favor de no dejar al azar la vida de unas llantas que acabaron por explotar para otros cuatro pilotos.

Tan es ventajoso decir tuvimos razón como condenar un error cuando se trataba de una pista desconocida y que la estrategia era más una suposición que una certeza. Ahora, hasta Tiresias puede decir que la mejor estrategia era a una parada, pero las decisiones se toman, con todos los elementos para hacerlo, en el momento.

Tal vez cuando se saquen las cuentas en la clasificación final le hagan faltan esos 3 puntitos a Red Bull para llevarse el título de pilotos, pero si no es así con los 12 más lo que se coseche en las carreras que siguen salen campeones, dirán la apuesta fue correcta, pero al final es eso, una apuesta y aunque duela que Checo Pérez no haya pisado el podio, se trató de una decisión de equipo y deberán afrontar el éxito o derrota que acarreé.

Veredicto...

Red Bull dejó ir tres puntos con su forma conservadora de jugar en la estrategia, pero también le pagó con 12 puntos que Mercedes no tuvo, así que el veredicto lo dará al final la tabla de posiciones una vez que caiga la bandera a cuadros en Abu Dhabi.