<
>

Brisa Hennessy: embajadora de olas que llevó el Gallo Pinto al paradisiaco Fiyi

play
¡Agradecimiento total! Brisa Hannessy y su mensaje al pueblo tico luego de Tokio 2020 (1:08)

La surfista tica quedó entre las ocho mejoras del mundo y recordó a la afición luego de terminar su participación. (1:08)

A pesar de estar durante muchos años alejada de su Costa Rica nunca perdió el amor por su país y lo representó con orgullo en las justas de Tokio

Brisa Hennessy demostró que el surf costarricense tiene mucha calidad con sus impresionantes actuaciones en los Juegos Olímpicos donde consiguió un histórico sexto lugar que le valió un diploma olímpico, el cual no se obtenía desde 2008 en un atleta tico.

Hennessy, de 21 años, es la deportista del momento en Costa Rica, todos los ciudadanos estuvieron muy atentos de sus competiciones y le reconocieron con mucha alegría el haber llegado a los cuartos de final de unas justas tan importantes.

Como ya es conocido, la atleta es oriunda de Matapalo, en la Península de Osa, Puntarenas, ahí vivió durante los primeros nueve años de su vida con sus papás que tenían una escuela de surf hasta que después emprendió una aventura que la ha llevado a otras locaciones como Hawái y actualmente reside en las islas de Fiyi.

Carlos Brenes, experto en surf de Costa Rica y allegado a Brisa Hennessy habló con ESPN y contó detalles bastante llamativos de esta destacada deportista que se ganó el cariño de todo el país.

“Tuvo una infancia más criolla o pueblerina que muchos, ella vivió ocho o nueve años años sin agua y sin luz en condiciones muy rudimentarias porque los papás son bastante nómadas, les gusta mudarse en lugares con buenas olas, se abren una escuela de surf y viven ahí”, contó.

“Fue a una escuelita muy pequeña de solo cinco aulas en Matapalo, ahí conoce a los primeros surfeadores locales que la vieron crecer y a los 9 años se fue y pierde el idioma porque en Hawái no tenía donde practicar el español y lo que nos cuenta la mamá es que al inicio les hablaba español a la gente de Hawái y se fue adaptando al inglés y le ha costado recuperar el español”, explicó.

El acercamiento

En esa localidad fue donde empezó a relacionarse con las olas, las tablas y lo que es su pasión actualmente, pero al haberse ido del país a una edad tan temprana fue perdiendo el contacto con su lugar de origen pero nunca perdió la identidad y su arraigo a la tierra del ‘Pura Vida’, por eso fue que en un evento llegó a hablar con Leilani McGonagle, quien le comentó que ella tenía posibilidades de representar a Costa Rica y no lo pensó dos veces para que eso se hiciera realidad.

“Ella estaba representando a Hawái adonde empezó su carrera deportiva y en ese momento Leilani habló con ella en una competencia en Hawái y le dijo ‘¿usted sabe que usted puede competir por Costa Rica?’ y Brisa respondió ‘¿Cómo? Yo jamás hubiera pensado eso, yo quiero representar a Costa Rica’ entonces se contactó con la Federación y pidió que se le tomara en cuenta”, detalló Brenes.

Su otra pasión

Esa decisión tuvo frutos para ella y su país, pues verla entre las mejores del mundo llenó de orgullo a todos los seguidores del deporte en Costa Rica y es que aunque muchos hayan dudado en algún momento de sus raíces con esta tierra centroamericana por su ascendencia o por donde vive actualmente, ella tiene a esta nación muy dentro de su corazón así como las costumbres y tradiciones.

“El plato favorito de ella es el Gallo Pinto, siempre se contacta conmigo y me pide la salsa y a veces el culantro no lo consigue en todo lado, a ella la cocina el apasiona”, indicó Brenes.

“Vos podés entrar a su perfil de Instagram para enterarse de como ella celebra el baile guanacasteco en cada lugar donde va, siempre le gusta cocinar Gallo Pinto con los ingredientes que hayan, al punto que una vez en Fiyi tuvo que cocinar Gallo Pinto con coliflor en lugar de arroz, eso es un tema de ella, ella es casi chef profesional”, afirmó.

Asimismo, practica el veganismo desde hace más de un año debido a que tiene un estilo de vida que va en armonía con la naturaleza y la ecología.

Inspiración

Ver lo que hizo Brisa Hennessy en Tokio 2020 no pasará desapercibido en el mundo, según Brenes, muchos surfistas de otros países pondrán a Costa Rica en sus planes para venir a conocer las olas, incluso más de lo que ya lo hacen y también incentivará este deporte en esta misma nación donde muchos niños, adolescentes y hasta adultos le darán una oportunidad al surf, gracias a la inspiración que les generó ver a esta destacada deportista competir al más alto nivel.

“Hay que entender que Brisa se está convirtiendo en una embajadora de Costa Rica, es la embajadora de las olas, Costa Rica recibe casi 400 mil personas cada año con motivo del surf y con Brisa se refuerza la imagen de un país surfeador con buenas olas”, finalizó.

Brisa Hennessy hizo todo lo posible por meterse entre las cuatro mejores del mundo en los Juegos Olímpicos, lo cual por motivos que se salieron de sus manos no fue posible pero en su país ya todos la ven como una campeona.